8 cosas que siempre debes llevar al gimnasio

Apuntarte al gimnasio requiere disciplina, compromiso y motivación. Para lograrlo debes utilizar las herramientas adecuadas, algo que también pasa por conocer las cosas que debes llevar.

Estar en forma se ha convertido en la prioridad de millones de personas en todo el mundo. El entrenamiento por motivos estéticos o de salud ocupa una parte importante en la vida actual, de manera que no puedes empezar tu rutina sin antes conocer las cosas que debes llevar al gimnasio.

Tengas o no trayectoria al momento de esculpir tu cuerpo, es común que se cometan errores básicos durante la primera vista al gym. Para que no caigas en lugares comunes, evites incomodar a los demás asistentes y puedas obtener un buen rendimiento durante la jornada, no puedes dejar de leer las recomendaciones que te traemos.

Cosas que siempre debes llevar al gimnasio

El momento ha llegado. Por fin has decidido pagar una suscripción a un gimnasio, reorganizaste tu horario para sacar tiempo y empezaste a leer algunos ejercicios con los que iniciar la sesión.

Si es tu primera vez, entonces debes prestar atención a las siguientes cosas que debes llevar al gym.

1. Una bolsa de gimnasio

Es un poco obvio, pero las cosas del gimnasio se deben llevar en una bolsa de gimnasio. El problema es que muchas personas creen que es mejor llevarlas en la mano o usar una mochila común y corriente. Grave error.

Existen varios criterios al momento de hacerse con una; el primero y más importante es su tamaño. No quieres, después de todo, tener que apretujar cosas a falta de espacio ni tampoco cargar con una demasiado grande con gran parte de su interior vacío.

Este debe ser tu punto de partida: elegir una mochila cuyo tamaño se ajuste a lo que llevarás. Procura, al mismo tiempo, que cuente con una correa ajustable, varios compartimentos, que sea impermeable y que puedas identificar como tuya. Algunos modelos te permiten añadir parches distintivos.

Lee también: Cuál es la mejor alimentación para ir al gimnasio

2. Ropa deportiva

Lo segundo que debes llevar sí o sí es ropa deportiva. Unos pantalones cortos y una camiseta sin mangas de tu armario en ningún contexto se pueden considerar ropa deportiva.

Debes llevar prendas diseñadas especialmente para transpirar el sudor y permitir movimientos libres. Algunos gimnasios, incluso, solo permiten el uso de los equipos a quienes estén vestidos de forma apropiada.

Si no tienes nada similar en casa, entonces considera comprar algunas prendas para la ocasión. Aunque varía de acuerdo con la disciplina que practiques, puedes equiparte del siguiente conjunto:

  • Calcetines deportivos.
  • Ropa interior que facilite la transpiración (las mujeres deben llevar sujetador deportivo).
  • Cintas para la cabeza y muñecas para absorber el sudor.
  • Camiseta y pantalón corto que no sean de algodón. Lo mejor en estos casos son las prendas con fibras sintéticas. Por fortuna, en el mercado existen muchas alternativas: lycra, dryan, tactel, gorotel, windstopper y demás.
Gimnasio.
La asistencia a los gimnasios implica un equipamiento especial que facilita las actividades y la realización de los ejercicios.

3. Zapatillas deportivas

Aunque así lo creas, no todas las zapatillas deportivas son apropiadas para el gym. Algunas pueden limitar el tipo de activad que realizas. Por ejemplo, si practicas spinning necesitas un calzado ligero y cómodo.

Lo mismo sucede con otro tipo de calzado, como el que se usa para escalar o para running. Es cierto que en ambos casos son zapatillas deportivas, pero están diseñadas para acoplarse a una actividad específica. Si te gusta levantar peso muerto, unas zapatillas para levantar pesas son tu mejor opción.

Si no tienes presupuesto para comprar un modelo para cada actividad, entonces puedes hacerte con un calzado cross training. Bajo este término se agrupan aquellos modelos que puedes usar en 2 o más disciplinas.

4. Una toalla absorbente

Muchos gimnasios proporcionan sus propias toallas para evitar el típico descuido de los usuarios, pero dado que ya llevarás un bolso y seguro deseas una personal, la toalla absorbente es la siguiente en la lista de cosas que debes llevar al gimnasio.

Esta te será útil para limpiar el exceso de sudor en tu rostro, brazos y piernas, además de dejar la maquinaria en perfecto estado. Pocas cosas son tan desagradables como usar un equipo impregnado de sudor.

Puedes utilizar toallas de algodón o microfibra; ambas son perfectas para absorber cada gota de líquido. Si lo prefieres, puedes llevar también aerosoles o equipo antibacterial para limpiar antes y después de que hagas tu rutina.

5. Una botella de agua

La hidratación es algo que no debes olvidar al momento de ejercitarte. Al igual que en el caso anterior, todos los gimnasios cuentan con bebederos desde donde acceder a este líquido, aunque nada se compara a que lleves el tuyo para evitar filas.

Varios son los criterios que debes tener el cuenta antes de elegir tu botella ideal. Evita las fabricados con compuestos tóxicos y trata, en lo posible, de que sea un material reutilizable. Lo mejor es que cuente con propiedades para mantener la temperatura.

La ventaja de llevar tu botella es que puedes tomar bebidas deportivas durante o después de realizar tu rutina. El consumo habitual de estas puede condicionar los resultados que obtienes, de manera que asegúrate de incluirlas en tu bolsa de gimnasio.

Te puede interesar: Los mejores trucos que te ayudarán a rendir más en el gimnasio 

6. Monitor de pulso cardíaco

Si deseas monitorizar cómo responde tu cuerpo a cada movimiento, entonces un dispositivo de pulso cardíaco es algo imprescindible. Por supuesto, se trata de una herramienta que no es necesaria para desarrollar la rutina, aunque los fanáticos de los ejercicios anaeróbicos o de intervalos la encuentran muy útil.

Lo monitores miden la frecuencia de tus latidos en un minuto, de modo que puedes conocer cómo responde tu corazón, teniendo en cuenta la frecuencia cardíaca máxima (FCM). Tu corazón debe latir entre el el 60 % y el 80 % de la FCM, según la intensidad del ejercicio que realices.

Existen distintos modelos; desde aquellos con forma de reloj hasta los que se acoplan a la altura del tríceps. Elige aquel que te permita hacer la actividad con mayor rango de libertad.

7. Artículos de higiene personal

Decidas o no tomar una ducha en el gimnasio, debes llevar algunos artículos para higiene corporal. Aunque no lo percibas, seas muy cuidadoso con la limpieza o solo desarrolles ejercicios con intensidad baja, inevitablemente tu cuerpo sudará.

Es por esta razón que equiparte con artículos nunca está de más, en especial si debes ir luego a cumplir una cita en el trabajo o quedarás con alguien. Considera incluir en tu bolsa los siguientes:

  • Desodorante antitranspirante.
  • Crema hidratante.
  • Ropa interior extra.
  • Productos antimicóticos (para evitar el pie de atleta).
  • Perfume.
  • Productos de higiene femenina.
  • Cepillo para el cabello.
  • Maquillaje.
  • Champús.

8. Barras de energía

Lo que comes antes y después de cada entrenamiento te permite alcanzar los objetivos planteados. Nunca debes descuidar la dieta al momento de entrenar, así que las barras energéticas son tu mejor aliado al momento de reponer combustible.

Las jornadas laborales, muchas veces impiden que puedas planificar tus horas exactas para ir al gimnasio. Para remediar esto puedes tener siempre a la mano unas barras extras, útiles tanto antes como después de cada rutina. Puedes usar una alta en hidratos de carbono o proteínas según tus metas.

5 cosas que nunca debes llevar al gimnasio

Ya sabes qué cosas debes llevar siempre al gimnasio, así que ahora es momento de que conozcas aquellas que es mejor evitar. En esta ocasión hemos elegido 5 que ayudarán a mejorar tus rutinas o tu convivencia con los demás.

1. Accesorios de vestir

Como collares, pulseras, aretes y demás. Estos accesorios no solo son incómodos al momento de hacer movimiento bruscos o repetitivos, sino que también se pueden enganchar a tu ropa o a los equipos e impedir que desarrolles el ejercicio con fluidez.

En todo caso, recuerda que vas al gimnasio a ejercitarte. Evita, a su vez, ir con demasiado perfume. Aun cuando haya suficiente ventilación, puede ser incómodo para los demás.

2. Botellas de vidrio

Este tipo de botellas son muy estéticas y pulcras, pero no son nada funcionales. Pueden llegar a partirse en tu bolsa o sobre el piso del gym luego de un movimiento brusco. Lo mejor es que optes por las de plástico, ya sean desechables o reutilizables.

Es un buen momento para recordar que debes cambiar tus botellas reutilizables cada cierto tiempo. En función de con qué hayan sido fabricadas, lo ideal es que lo hagas cada 6 meses o 1 año.

Botella para el gimnasio.
Elegir la botella adecuada para tu asistencia al gimnasio es un paso que debes tomar, prefiriendo el plástico reutilizable sobre el vidrio.

3. Goma de mascar

Muchas personas utilizan gomas de mascar para aliviar el estrés. Aunque diversas investigaciones avalan esto, no se trata de un hábito muy seguro al momento de realizar ejercicios. La goma de mascar puede entorpecer tu respiración o inclusión ocasionar episodios de ahogo.

Por otro lado, también está el añadido de qué hacer con la goma después. Algunas personas tienen el hábito de pegarla debajo de los equipos de entrenamiento. Aunque no sea tu caso, los demás lo pueden asociar inmediatamente contigo.

4. Ropa deportiva sucia

Una cosa es sudar mientras estás en plena jornada de ejercicios y otra muy diferente es que llegues con las prendas sucias. Esto, por supuesto, no condiciona tu rendimiento, aunque no es un aliciente para mejorar la convivencia con los demás.

Para evitar esto, ten al menos 3 prendas de ropa deportiva, así tienes a qué acudir si por razones de tiempo no has podido lavar las de la sesión anterior. Por razones estéticas, evita las de color blanco, que suelen ser las que reflejan más rápido las manchas.

5. Dispositivos móviles

Hoy en día es casi imposible que decidamos no llevar el móvil en el bolsillo. Por supuesto que no queremos decir que te dejes el smartphone en casa, pero sí que evites usarlo mientras estás en pleno entrenamiento.

Revisar constantemente tu equipo puede entorpecer los tiempos de cada serie, de manera que no estarás dedicando el 100 % de tu concentración y disciplina. Salvo que quieras sincronizar tu reloj inteligente con alguna aplicación, mejor guarda los dispositivos hasta que finalices la jornada.

Las cosas que debes llevar al gimnasio son las que sean útiles

Si tienes en cuenta qué debes llevar y qué no podrás mejorar la experiencia que tienes en el gimnasio, en especial si es la primera vez que asistes a él. Recuerda hacer un plan de entrenamiento para cada día, así sabrás qué ejercicio hacer y evitarás la improvisación.

Si no sabes muy bien qué te conviene, siempre puedes recibir ayuda del entrenador. Este te guiará en todo momento, en función de los resultados que esperas alcanzar.

  • Cardone, P. The gym as intercultural meeting point? Binding effects and boundaries in gym interaction. European Journal for Sport and Society. 2019; 16(2): 111-127.
  • Condliffe, S., Işgın, E., & Fitzgerald, B. Get thee to the gym! A field experiment on improving exercise habits. Journal of behavioral and experimental economics. 2017; 70: 23-32.
  • Marins, J. C. B., Marins, N. M. O., & Fernández, M. D. Aplicaciones de la frecuencia cardiaca máxima en la evaluación y prescripción de ejercicio. Apunts. Medicina de l'Esport. 2010; 45(168): 251-258.