¿Cuáles son las causas del estrés?

Identificar algunas de las causas del estrés nos permite tomar las medidas necesarias para cuidar de nuestra salud.
¿Cuáles son las causas del estrés?
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira el 24 abril, 2021.

Escrito por Ekhiñe Graell, 18 abril, 2014

Última actualización: 24 abril, 2021

El teléfono suena sin parar. Vas con retraso y tu jefe llama a la puerta para ver cómo va tu propuesta. Estás estresado. Pero, ¿por qué te sientes así? ¿Cuáles son las causas del estrés?

En pequeños episodios como el anterior, el estrés llega a ser un estímulo positivo, ya que en realidad puede servirte para ser más efectivo y cumplir, por ejemplo, con una fecha límite. En este caso, la reacción del organismo ante una demanda del entorno se circunscribe a la jornada de trabajo.

Sin embargo, si tu vida es así cada día, hablamos de estrés crónico. Una respuesta de tensión sostenida en el tiempo que puede afectar seriamente a la salud, como señala una reciente revisión del profesor George M. Slavich.

Este investigador de la Universidad de California destaca también que para mejorar tanto la sensación de bienestar como la calidad de vida es necesario aprender a identificar las causas del estrés.

Entre ellas, figuran acontecimientos puntuales -como perder a un ser querido o sufrir un accidente de tráfico-, más extensos -una enfermedad grave o una situación de desempleo- o hasta cotidianos -tales como discusiones diarias o largas jornadas laborales-.

Características de las causas del estrés

Según una de las últimas publicaciones del Dr. Sheldon Cohen y colaboradores, los acontecimientos vitales estresantes cumplen, en líneas generales, cuatro criterios básicos:

  • Requieren una adaptación sustancial al cambio que provoca un suceso concreto, lo que implica que incluso eventos positivos (por ejemplo, el matrimonio o las vacaciones) puedan llegar a ser estresantes si exigen una gran adaptación.
  • Son percibidos como potencialmente dañinos o amenazantes. En este sentido, la magnitud del perjuicio se estimará en función de variables como su inminencia, intensidad, duración o la sensación de pérdida de control que se experimenta.
  • Suponen demandas que exceden los recursos de la persona, por lo que esta se siente desbordada tras la evaluación subjetiva que hace de una situación determinada.
  • Interfieren o interrumpen las metas personales, incluidos los objetivos referidos a la integridad física y el bienestar psicológico.

Algunas de las causas del estrés más comunes

La tradicional clasificación de Keneth Heller (1979) divide las causas del estrés en acontecimientos vitales que dependen del ambiente físico, la estructura social o derivados de aspectos personales e interpersonales.

Causas del estrés dependientes del ambiente físico

Se trata de las condiciones perjudiciales del entorno físico a las que el ser humano se ve expuesto. Este tipo de sucesos hacen referencia a los desastres naturales, el hacinamiento, la precariedad en la vivienda, la contaminación, la sequía, el ruido ambiental, etc.

Causas dependientes de la estructura social

En esta categoría se encuentran los cambios en las circunstancias económicas y laborales. Respecto a esto, una fuente común de preocupación son los problemas financieros, tales como las deudas o no poder hacer frente a todos los gastos que tenemos.

Por otra parte, tanto el desempleo como la presión en el trabajo (acumulación de tareas, horarios, elevadas responsabilidades…) son también motivos de malestar y angustia para muchas personas.

En esta línea, estudios como el desarrollado por investigadores de la Universidad de Korea han encontrado que niveles más altos de estrés laboral se asocian a una mayor presencia de síntomas depresivos en los empleados.

Causas derivadas de aspectos personales e interpersonales

Se trata de las dificultades o los cambios que experimenta la persona. Por ejemplo, el envejecimiento, el diagnóstico y las complicaciones de una enfermedad, el duelo por la muerte de un ser querido o los problemas emocionales.

Paralelamente, en el ámbito de las relaciones interpersonales los percances se manifiestan en conflictos como el divorcio o la separación, las discusiones, riñas o agresiones, etc.

Cabe decir que la habilidad para comunicarnos con los demás, ya sea con miembros de nuestra familia o con personas menos cercanas, adquiere un papel fundamental al manejar estos estresores. Así, lo apuntan Hannah Pickard y su equipo en uno de sus artículos.

Como vemos, entender qué particularidades definen a las causas del estrés, así como conocer cuáles son algunas de las mismas puede ampliar nuestra perspectiva a la hora de afrontar ciertas vivencias en mejores condiciones.

Existen tanto determinantes físicos como económicos, laborales, personales e interpersonales que se relacionan con situaciones ante las que nuestra salud puede verse comprometida.

Aprendamos a identificar las causas del estrés y a tratar de buscar los medios y apoyos pertinentes para abordarlas.

Te podría interesar...
Los 6 mejores ejercicios para combatir el estrés cada día
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Los 6 mejores ejercicios para combatir el estrés cada día

El ejercicio es una de las mejores terapias para combatir los síntomas del estrés. Te enseñamos 6 muy sencillos para que los pongas en práctica.



  • Cohen, S., Murphy, M. L. M., & Prather, A. A. (2019). Ten Surprising Facts About Stressful Life Events and Disease Risk. Annual Review of Psychology, 70(1), 577–597. https://doi.org/10.1146/annurev-psych-010418-102857
  • Koffer, R. E., Ram, N., Conroy, D. E., Pincus, A. L., & Almeida, D. M. (2016). Stressor diversity: Introduction and empirical integration into the daily stress model. Psychology and Aging, 31(4), 301–320. https://doi.org/10.1037/pag0000095
  • Heller, K., & Monahan, J. (1977). Psychology and community change. Homewood III: Dorsey Press.
  • Horiuchi, S., Tsuda, A., Aoki, S., Yoneda, K., & Sawaguchi, Y. (2018). Coping as a mediator of the relationship between stress mindset and psychological stress response: a pilot study. Psychology Research and Behavior Management, 11, 47–54. https://doi.org/10.2147/prbm.s150400
  • Jung, J., Jeong, I., Lee, K.-J., Won, G., & Park, J. B. (2018). Effects of changes in occupational stress on the depressive symptoms of Korean workers in a large company: a longitudinal survey. Annals of Occupational and Environmental Medicine, 30, 39. https://doi.org/10.1186/s40557-018-0249-5
  • Pickard, H., Rijsdijk, F., Happé, F., & Mandy, W. (2017). Are Social and Communication Difficulties a Risk Factor for the Development of Social Anxiety? Journal of the American Academy of Child & Adolescent Psychiatry, 56(4), 344–351.e3. https://doi.org/10.1016/j.jaac.2017.01.007
  • Slavich, G. M. (2016). Life Stress and Health. Teaching of Psychology, 43(4), 346–355. https://doi.org/10.1177/0098628316662768