¿Cuanto más se transpira más se adelgaza?

Hay quien todavía cree que cuanto más se transpira más se adelgaza. Sin embargo, la cantidad de sudor no está relacionada con las calorías que se queman. Sigue leyendo y te explicamos por qué.
¿Cuanto más se transpira más se adelgaza?
Elisa Morales Lupayante

Revisado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante.

Escrito por Yamila Papa Pintor

Última actualización: 26 marzo, 2022

Se cree que cuanto más se transpira, más se adelgaza. Sin embargo, esto no es así. En realidad, las calorías que se queman están poco relacionadas con la transpiración. Si así fuera, quienes no sudan no bajarían ni un gramo.

Analicemos por un instante lo que ocurre en un gimnasio. Cuando finaliza la clase o la rutina hay algunas personas que generan mucho sudor, hasta tal punto que deben utilizar una toalla o cambiarse de ropa.

Otras, por el contrario, están secas, como si no hubieran movido ni un dedo. ¿El primero adelgazará más que el segundo? Esa es la creencia popular, pero no siempre lo que todo el mundo piensa es verdadero.

Para poder responder esta inquietud, vamos a analizar un poco lo que sucede en el cuerpo al hacer ejercicio. En el presente artículo te explicamos algunos puntos al respecto, para demostrar que es un mito esa idea según la cual “cuanto más se transpira más se adelgaza”.

Ejercicio y transpiración

Para poder refrescarse cuando la temperatura se eleva demasiado, el organismo tiene un mecanismo llamado sudor o transpiración. Al transpirar, se excreta agua por las glándulas sudoríparas ubicadas en la piel, y con este líquido el organismo reduce unos grados. Así lo evidencia un estudio publicado en Journal of Dermatological Science.

Ahora bien, la cantidad de dichas glándulas está determinada por la genética; el promedio es entre 2 y 4 millones en todo el cuerpo. Los estudios han revelado que cuanto más glándulas sudoríparas, más sudor. Aunque no en todos los seres humanos funciona de la misma manera.

Importancia de la hidratación en el deporte
Durante el ejercicio, el cuerpo pierde líquidos y electrolitos a través del sudor. Por eso, es primordial rehidratarlo.

¿Quién transpira más?

Las mujeres suelen tener más glándulas que los hombres, pero las masculinas son hasta un 50 % más activas. Asimismo, la composición corporal es distinta: ellos tienen más agua en el cuerpo y, además, la transpiración es más ácida. Pero, si hablamos de diferencias hormonales, ellas son las que ganan la partida.

Las deportistas femeninas, por ejemplo, empiezan a sudar a una temperatura mayor y desde tejidos más profundos. A misma carga y calor los hombres, transpirarán más. Las mujeres, en cambio, cuentan con diferentes mecanismos que ayudan a disipar el calor (sobre todo circulatorios).

Por ello, en un gimnasio es más probable ver a hombres transpirando y mujeres con piel enrojecida (sobre todo el rostro). Esto sucede porque los capilares sanguíneos de las dermis se vasodilatan y expulsan el calor a los alrededores.

La cantidad de transpiración también se puede ver afectada por otros factores. Hay muchos, pero se pueden destacar los siguientes:

  • El consumo de tabaco.
  • El consumo de alcohol o café.
  • La intensidad del ejercicio.
  • El peso o cantidad de grasa acumulada.
  • El clima húmedo y caliente causa mayor sudor.
  • Lo que se ha comido (alimentos picantes y especias aumentan la temperatura corporal).

Cabe destacar que existe evidencia según la cual algunos individuos pueden desarrollar alergia al sudor, ya que el sistema inmune identifica como nocivos a algunos de sus compuestos. Son pocos los casos, pero condicionan los hábitos de vida.

Entonces, si sudo, ¿adelgazo?

Está comprobado que las personas con sobrepeso transpiran más que las delgadas. El exceso de grasa corporal aumenta la temperatura basal, porque sirve como “abrigo”. Ante una situación de esfuerzo o movimiento, el organismo suda para perder el calor.

Es cierto que al sudar se pierde peso, pero esos gramos están compuestos por agua y minerales. Es decir, al transpirar no se queman calorías ni se elimina grasa por las glándulas sudoríparas. Adelgazar se relaciona más con otros factores, como aumento de masa muscular y reducción de grasa acumulada.

Todo lo que perdamos en peso al terminar el ejercicio lo recuperaremos cuando bebamos agua o esas bebidas con sales minerales que venden en los mercados. Pero no por ello debemos dejar de hidratarnos, antes, durante y después del ejercicio.

El riesgo de sudar en exceso para adelgazar

A pesar de lo que hemos dicho, persiste la idea de que cuanto más se transpira más se adelgaza. Y por ello mismo, algunas personas realizan acciones o toman medidas para sudar en exceso, creyendo que con ello bajarán de peso o perderán grasa.

Por ejemplo, se visten con ropas que son completamente cerradas o de tejidos sintéticos, para sudar a chorros. Otras se colocan fajas o se envuelven el abdomen en plásticos.

Lo único que esto puede traer consigo es deshidratación. En los casos menos graves, se tendrá mucha sed, así como fatiga. Pero, cuando la deshidratación es intensa, los efectos pueden ir desde mareos, dolor de cabeza y  sensación de que se nubla la vista, hasta desmayos o desvanecimientos.

Ejercicio y pérdida de peso

Personas corriendo

Sudar no provoca un aumento del gasto calórico. Por ello, aunque hayas transpirado mucho en la sesión de ejercicio, quizás adelgaces menos que aquel que no ha excretado ni una gota a través de sus glándulas.

Entonces, ¿por qué al hacer ejercicio se adelgaza? El entrenamiento o rutina aeróbica tiene la capacidad de hacernos rebajar, pero no por la cantidad de transpiración. La pérdida de peso se atribuye a la intensidad del deporte que se esté realizando.

Por ejemplo, correr durante 30 minutos ayuda a quemar 300 calorías, independientemente de la cantidad de sudor que haya en la camiseta. No hay que olvidar que sudar es la forma que tiene el cuerpo para mantener la temperatura corporal estable. Esa es la función, y no la de ayudarnos a bajar de peso.

Si fuese tan simple adelgazar al transpirar, solo tendríamos que sentarnos frente a una estufa, ir a la sauna o tumbarnos al sol al mediodía. O vestirnos con una chaqueta de lana en pleno verano. Y eso no es así.

¿Con qué ejercicios se puede perder grasa?

Ya hemos desmitificado la idea de que cuanto más se transpira más se adelgaza. También hemos dicho que para bajar de peso necesitamos elegir ejercicios de alta o moderada intensidad. ¡Seguro que quieres saber cuáles son! Presta atención:

  • Trotar.
  • Nadar.
  • Bailar.
  • Boxear.
  • Esquiar.
  • Andar en bicicleta.
  • Andar a paso ligero.
  • Ejercicios aeróbicos.
  • Practicar artes marciales.

Durante la práctica de estos ejercicios los músculos obtienen energía a partir de las reservas de grasa, por lo tanto ayudan a reducirlas. Y junto con una dieta adecuada, se pueden obtener los resultados que estás buscando… Pero recuerda que no importa cuánto se transpira, sino cuánto se trabaja.

Te podría interesar...
Conoce los ejercicios más divertidos y efectivos para realizar al aire libre
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Conoce los ejercicios más divertidos y efectivos para realizar al aire libre

¿Quieres practicar algún deporte al aire libre? Hoy conocerás los ejercicios más divertidos y efectivos que puedes hacer.



  • Hendricks AJ., Vaughn AR., Clark AK., Yosipovitch G., et al., Sweat mechanisms and dysfunctions in atopic dermatitis. J Dermatol Sci, 2018. 89 (2): 105-111.
  • Hodge BD., Sanvictores T., Brodell RT., Anatomy, skin sweat glands. StatPearls, 2020.
  • Takahagi S., Tanaka A., Hide M., Sweat allergy. Allergol Int, 2018. 67 (4): 435-441.