Cómo cultivar zarzamoras y cuáles son sus beneficios

Disfrutar las ventajas nutricionales de este fruto es posible con algunas técnicas de cuidado simples. Cultivar zarzamoras requiere especial atención al riego y a la poda.
Cómo cultivar zarzamoras y cuáles son sus beneficios

Escrito por Jonatan Menguez

Última actualización: 31 octubre, 2022

Las zarzamoras son frutos de pigmentación oscura, dulces y con una cuota de acidez que le aporta sabor a numerosas recetas y batidos. Además, poseen múltiples beneficios nutricionales, destacando su carácter antioxidante y antiinflamatorio. Aprender cómo cultivar zarzamoras es muy sencillo; basta con identificar algunas características que afectan su crecimiento y técnicas básicas de cuidado.

En principio, se trata de una planta con numerosas variantes. La mayoría con resistencia a los climas templados y húmedos.

Su crecimiento es abundante, por lo que hay prestar atención a la poda, al riego y al estado nutritivo del suelo. Sin embargo, disfrutar los beneficios de las zarzamoras es posible en un lapso mucho menor, en comparación con otras plantas.

¿Qué son las zarzamoras?

La zarzamora proviene de la especie Rubus ulmifolius, una planta en forma de arbusto, con un crecimiento abundante desde las raíces hasta las ramas. Pertenece a la familia de las rosáceas y posee una larga lista de variantes, entre las que se destacan algunas espinosas y otras sin espinas. Es originaria de amplios sectores geográficos, entre los que se encuentran el norte de África, Asia y Europa.

Al momento de aprender a cultivar zarzamoras, se debe tener en cuenta que el género Rubus se compone de variaciones. Las más utilizadas son las conocidas como Ashton Cross, Dewberry, Thornless, Evergreen, Himalaya y Bailey.

Todas estas variantes conviven mejor con climas templados y condiciones húmedas. No son tan aptas para espacios geográficos áridos.

La mediterránea especial

En contraposición con otras especies de zarzamoras, la variante Rubus ulmifolius L., mejor conocida como zarzamora mediterránea, es favorable a los climas secos. Se trata de un aspecto a tener en cuenta si se reside en una zona con clima caluroso.

Esta planta soporta mejor las altas temperaturas y la aridez.
Jardín desértico.
Los sitios muy calurosos no serán aptos para la zarzamora.

Consejos para cultivar zarzamoras

Cultivar zarzamoras, mantenerlas y disfrutar de sus beneficios es una tarea sencilla, la cual incluye cuidados básicos, junto con algunos detalles. Los mismos se relacionan con la frecuencia de riego, la poda y la atención en los periodos climáticos calurosos del año.



Cómo cultivar zarzamoras

La plantación no requiere de mayores complicaciones. Es una planta que comienza a crecer apenas se inserta en la tierra.

Para eso, se debe cavar un agujero no muy grande e introducirla en el mismo. Es recomendable tener en cuenta el espacio del jardín, ya que las zarzamoras suelen tener un desarrollo amplio.

La expansión debe controlarse mediante la poda, para que no resulte invasiva con respecto a otras especies ya instaladas. Como alternativa, es posible construir bancales o andenes que delimiten el espacio de la planta.

Suelo

Aunque las condiciones del suelo están sujetas a la variante plantada, en general, las zarzamoras soportan mejor los espacios con pH neutro o un poco ácido. Es posible potenciar su desarrollo mediante la incorporación de humus o compost a la tierra.

El nivel de pH óptimo oscila entre 5,5 y 6,5.

Humedad

Es muy importante que las zarzamoras cuenten con espacios en los que exista un buen drenaje de agua. Además, se desarrollan mejor en suelos húmedos, por lo que se recomienda mantenerlos en estas condiciones, sin llegar a los encharcamientos.

Temperatura

La zarzamora requiere periodos de calor y de frío. Sin embargo, la mayoría de las variantes son poco resistentes a los climas cálidos y secos.

Por lo tanto, aunque deben atravesar los meses de verano para potenciar su crecimiento, es importante mantener la humedad de los suelos cuando las temperaturas son elevadas.

Poda

Una de las tareas fundamentales en el mantenimiento de esta planta es la poda. Esto se debe a que, en condiciones naturales, las raíces de la zarzamora se generan desde los tallos, provocando una enredadera de ramas.

Durante los meses de verano, una vez que hayan salido los frutos, se deben cortar todas las ramas secas. Como complemento, es recomendable realizar también una poda invernal, ya que esta favorece el nacimiento de nuevos brotes.

Luz solar

En cuantos a los rayos solares, es preferible que esta planta los reciba de forma directa, al menos durante algunas horas al día. Sin embargo, si las condiciones climáticas de la zona tienden al calor, pueden soportar mejor la sombra.

Riego frecuente

La clave para humectar las zarzamoras con eficacia es practicar riegos frecuentes, pero poco abundantes. Esto se debe a que la absorción se mantiene en niveles poco profundos.

Por lo tanto, llegar a los encharcamientos puede ser muy perjudicial para la planta. Hay que intensificar el proceso durante la etapa de floración. La técnica ideal, en este caso, es el riego por goteo.

Frutos y multiplicación

Con los cuidados adecuados y la atención necesaria, es posible disfrutar de las zarzamoras en el segundo año de plantación. Pero estos ejemplares aparecen una sola vez al año, a diferencia de otros frutos similares.

Para establecer la diferenciación, hay que tener en cuenta que las zarzamoras son un tipo de moras, las cuales pueden provenir de distintas variantes vegetales.

La recolección se realiza durante los meses de verano y cuando inicia la maduración. Es decir, en el momento en que adquieren un tono muy oscuro.

Hay que refrigerarlas apenas se realiza la cosecha. Por otro lado, si se pretende multiplicar la planta, basta con cortar algunos tallos de la misma y colocarlos en otro sector de la tierra. Con riegos frecuentes y un suelo acorde, el crecimiento de un nuevo ejemplar se dará con rapidez.

Mujer come zarzamoras.
El consumo de las moras y de casi todas sus variantes no solo es delicioso, sino que aporta antioxidantes para el cuerpo.


Beneficios de las zarzamoras

Para disfrutar las ventajas nutricionales y gastronómicas que ofrecen los frutos, se debe realizar la cosecha con las indicaciones ya mencionadas. Además, hay que tener en cuenta si el ejemplar tiene espinas, en cuyo caso conviene incorporar el equipamiento de protección adecuado.

Uno de los componentes principales del fruto son las antocianinas. Se trata del pigmento responsable del color morado.

Está presente en varias frutas y verduras. Diversos estudios demuestran sus capacidades antioxidantes. Además, las zarzamoras son fuente de fibras y de vitaminas A, C y K.

Es posible incorporarlas a la dieta en diversas formas, desde ensaladas veraniegas hasta zumos y batidos. También en yogures, pasteles o como simple bocadillo.

Más allá de los nutrientes que aportan las zarzamoras, no hay que olvidar su contenido de fructosa. Por lo tanto, no es recomendable excederse en su consumo, ya que puede favorecer el sobrepeso y la resistencia a la insulina.

Te podría interesar...
Beneficios de las moras para la salud
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Beneficios de las moras para la salud

¿Conoces los beneficios de las moras para la salud? Estos frutos silvestres son apreciados en el mundo de la gastronomía y la estética.



  • de León Fierro Lidia Guillermina, Rodriguez-Villalobos Judith Margarita, Candia-Luján Ramón, Carrasco-Legleu Claudia Esther, Enriquez del Castillo Liliana Aracely. Efectividad de los suplementos antioxidantes en la mejoría del desempeño físico atlético. Artículo de revisión. Rev haban cienc méd  [Internet]. 2019  Abr [citado  2022  Oct  13] ;  18( 2 ): 194-216. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1729-519X2019000200194&lng=es
  • González-Martínez, Blanca Edelia , Rodríguez-Bies, Elisabet , Gutiérrez-Soto, Guadalupe , Estrada-Díaz, Sylvia Adriana , Rangel-Colmenero, Blanca Roció , García-Dávila, Myriam ,  Protección antioxidante de zarzamora para disminuir daño muscular en atletas de elite. Revista de Psicología del Deporte [Internet]. 2017;26(2):157-163. Recuperado de: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=235152045022
  • Carvallo Pamela, Carvallo Eugenia, Barbosa-da-Silva Sandra, Mandarim-de-Lacerda Carlos Alberto, Hernández Alfonso, del-Sol Mariano. Efectos Metabólicos del Consumo Excesivo de Fructosa Añadida. Int. J. Morphol.  [Internet]. 2019  Sep [citado  2022  Oct  13] ;  37( 3 ): 1058-1066. Disponible en: http://dx.doi.org/10.4067/S0717-95022019000301058
  • Romo Figueroa, María Gabriela, Meza Moller, Amparo del Carmen, Navarro Aguilar, Ramón , Duarte Ochoa, Víctor René,  LA ZARZAMORA (RUBUS SP.), CULTIVO ALTERNATIVO PARA EL ESTADO DE SONORA. Revista Mexicana de Agronegocios [Internet]. 2013;33( ):600-607. Recuperado de: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=14127709019

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.