Demócrito: vida, aportes y frases del filósofo risueño de Grecia

Demócrito de Abdera fue un filósofo y polímata de la antigua Grecia que realizó importantes aportes a la ciencia moderna. A continuación, mostramos sus reflexiones más valiosas.
Demócrito: vida, aportes y frases del filósofo risueño de Grecia
Maria Alejandra Morgado Cusati

Escrito y verificado por la filósofa y psicóloga Maria Alejandra Morgado Cusati.

Última actualización: 15 agosto, 2022

Demócrito de Abdera (460 a. C. – 370 a. C.) fue también conocido como “el filósofo risueño” por su tendencia a reírse de la ignorancia del mundo y considerar la alegría como el objetivo de la vida.

Entre sus aportes más importantes destaca su concepción atomista del universo, la cual defiende que todo lo que existe está compuesto por átomos y vacío. Por esta razón, se le ha considerado el “padre de la física” o “padre de la ciencia moderna”.

Pese a ser contemporáneo de Sócrates, su línea de pensamiento se adscribe dentro de la filosofía natural presocrática. Sus reflexiones filosóficas se asemejan más a las de estos pensadores.

A continuación profundizamos en los aportes y la línea de pensamiento de este gran filósofo. No te pierdas los detalles.

Breve biografía de Demócrito

No se sabe con exactitud cuál fue la fecha de nacimiento de Demócrito. Sin embargo, muchos autores coinciden que el filósofo vivió entre los años 460 a. C. y 370 a. C. Fue originario de la ciudad de Abdera, capital de una polis griega situada en la actual costa norte de Grecia.

Perteneció a una familia noble, por lo que al morir su padre heredó una cantidad generosa de dinero, el cual destinó a numerosos viajes a países lejanos para satisfacer sus ansias de conocimiento. Se dice que viajó por Egipto, Etiopía, Mesopotamia, Babilonia, Caldea, Persia e India.

Durante sus viajes tuvo la oportunidad de estudiar con magos persas, sacerdotes egipcios y eruditos caldeos. Asimismo, viajó por toda Grecia para adquirir un mayor conocimiento de sus culturas. De hecho, en muchos de sus escritos menciona a varios filósofos griegos, como Leucipo (quien fue su maestro), Anaxágoras e Hipócrates.

Al regresar de sus viajes se había consumido toda su herencia, por lo que vivió mantenido por su hermano Damasco. Entre sus discípulos destacan Protágoras y Neusífanes, quien a su vez fue maestro de Epicuro.

También se desconoce la fecha exacta en la que fallece Demócrito. Sin embargo, muchos autores de la antigüedad coinciden que vivió unos 100 años. Según Hiparco de Nicea, el filósofo risueño murió en Grecia, de forma indolora, a los 109 años de edad.

Demócrito viajó por Grecia.
Los viajes de Demócrito lo pusieron en contacto con otras culturas y otras formas de entender el mundo, incluso en su propia Grecia natal.


Aportes a la filosofía y a la ciencia

A Demócrito se le conoce por haber sido un pensador de intereses amplios, pues realizó reflexiones importantes sobre ética, física, matemática, epistemología, geometría y música. Según Diógenes Laercio, los escritos de Demócrito superan las 70 obras, por lo que es considerado un autor enciclopédico.

Sin embargo, solo se conservan algunos fragmentos menores. En especial, porque son referenciados en los textos de Aristóteles y Teofrasto.

Dicho esto, a continuación mostramos cuáles fueron sus aportes más significativos para la filosofía y la ciencia.

Atomismo

Una de las contribuciones más relevantes de Demócrito fue su visión atomista del universo. Según el filósofo risueño, los cuerpos materiales están compuestos por átomos, que son entidades infinitamente pequeñas, indivisibles e imperceptibles a los sentidos, los cuales se mueven en el vacío repeliéndose.

De esta forma, cuando chocan entre sí, forman conglomerados que dan origen a otros materiales más complejos. Por lo tanto, toda la materia que nos rodea y de la que estamos compuestos es, en realidad, cúmulos de pequeños átomos.

Esta concepción del universo fue rechazada por muchos filósofos de su época. Sin embargo, influyó en el desarrollo de teorías atómicas modernas, como la de Dalton.

La concepción de vacío

Para Demócrito, el vacío estaba asociado al no ser, mientras que los átomos referían a lo que es. De esta forma, el vacío es el escenario en donde las partículas libres se mueven.

Con esta concepción del vacío reafirma que la unión de átomos al formar un cuerpo es más bien una combinación de los mismos, en lugar de una fusión entre ellos. Pues estas partículas siempre son diferentes entre sí.

En este sentido, Demócrito también estableció que el vacío estaba presente en la materia, ya que sería lo que contribuiría a la diferenciación de cada átomo y lo que permitiría que estén en constante movimiento.

La noción de movimiento

Hasta su época, el movimiento era considerado como un fenómeno que se generaba de forma puntual, como consecuencia de una acción determinada. En cambio, Demócrito y su maestro Leucipo establecieron por primera vez que el movimiento es una entidad que existe en sí misma. De esta forma, fue uno de los primeros en definir lo que hoy conocemos como fuerza de inercia.

La ética de Demócrito

Para este pensador, el mayor bien que puede alcanzar el hombre es el equilibrio interno, que se refiere a la tranquilidad del alma (ataraxia). Dicho equilibrio se encuentra controlando las pasiones de forma racional y siendo prudente.

Asimismo, distinguió entre dos tipos de placeres: los útiles y los dañinos. La correcta discriminación de los mismos y la evitación de los últimos son la vía para alcanzar la felicidad.

El primer filósofo ateo

Su concepción atomista del universo lo llevó a negar la existencia de un Dios creador de todo lo que existe. Por esta razón, es considerado el primer ateo de la historia y el primer pensador materialista.

Según Demócrito, la materia es creada por sí misma y los cambios que experimentan los cuerpos no se deben a causas sobrenaturales, sino a cuestiones físicas. En otras palabras, todos los fenómenos son generados por átomos; incluso los seres humanos y sus acciones.

Teoría del conocimiento

Demócrito diferenció dos tipos de conocimientos:

  • Bastardo: es insuficiente y se obtiene a través de los sentidos. Según el filósofo, hay diferentes percepciones de la realidad, por lo que la verdad puede depender de lo que perciba el individuo.
  • Legítimo: es aquel que se obtiene a través del intelecto, cuando se analizan y razonan los datos obtenidos a través de los sentidos.


Estudios en geometría

Aunque su teoría atomista es la que mayor impacto tuvo en la ciencia, no debemos dejar de lado sus reflexiones en geometría, que fue una de las disciplinas que más enseñó a sus discípulos.

Durante aquella época, la geometría y la aritmética eran utilizadas para explicar muchos hechos o situaciones de la realidad. En este caso, Demócrito llegó a otorgar características de figuras geométricas a elementos abstractos, como el olor o el sabor.

Por ejemplo, los elementos redondos y lisos se caracterizaban por tener un sabor amargo; las sustancias circulares por tener un sabor dulce; mientras que las estructuras puntiagudas se asociaban a sabores ácidos y agrios.

El volumen de las formas

Sus estudios en geometría y aritmética le permitieron encontrar una fórmula para expresar el volumen de una pirámide. Además, descubrió que dicha fórmula también podía ser aplicada en caso de querer conocer el volumen de un cono.

En este sentido, a Demócrito se le atribuye la creación de los siguientes teoremas:

  • El volumen de un cono es igual a un tercio del volumen de un cilindro de igual base y altura.
  • El volumen de una pirámide es un tercio del volumen del prisma de igual base y altura.
Geometría de la pirámide por Demócrito.
Sus análisis en geometría le permitieron elaborar teoremas para calcular medidas piramidales.

Frases célebres de Demócrito

Para concluir, dejamos algunas de las frases más célebres de Demócrito, las cuales reflejan su pensamiento filosófico:

  • “Todo está perdido cuando los malos sirven de ejemplo y los buenos de mofa”.
  • “Quien procede injustamente es más desgraciado que la víctima de su injusticia”.
  • “El hombre valiente es aquel que vence no solo a sus enemigos, sino a sus placeres”.
  • “Nada existe, excepto átomos y espacio vacío; todo lo demás son opiniones”.
  • “La naturaleza se basta a sí misma; por esto vence, con lo menos y con lo seguro, las demasías de la esperanza”.
  • “Aunque estés solo, no debes decir ni hacer nada malo. Aprende a avergonzarte más ante ti que ante los demás”.
Te podría interesar...
9 libros de filosofía que deberías leer
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
9 libros de filosofía que deberías leer

¿Quieres leer textos filosóficos? Aquí te presentamos una lista de libros de filosofía imprescindibles para todos los gustos.