Depiladora eléctrica: ventajas, modo de uso y limpieza

Un dispositivo cada vez más utilizado en el tratamiento de la depilación es el eléctrico. Descubre todos los pros y las contras de este método.
Depiladora eléctrica: ventajas, modo de uso y limpieza
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto.

Escrito por Jonatan Menguez

Última actualización: 11 octubre, 2022

Existen muchas formas de quitar el vello de la piel. Depilación con cera, con láser o máquinas con cuchillas comunes. Sin embargo, la depiladora eléctrica es un objeto que reúne ventajas de todos los métodos anteriores y las combina con una gran facilidad de uso, un bajo costo y una extensa durabilidad.

De esta forma, es posible conseguir un producto eficiente que represente una inversión única y se prolongue por años. Para que la depiladora eléctrica se convierta en el método prioritario de depilación, se debe conocer la mejor forma de utilizarla.

Además, hay que ejecutar una limpieza frecuente que favorezca su mantenimiento. Por supuesto, también posee algunas desventajas que hay que tener en cuenta con respecto a otros métodos.

¿Qué es una depiladora eléctrica?

Se trata de un aparato diseñado para eliminar el vello de casi cualquier parte del cuerpo y desde la raíz. Posee un efecto más duradero con respecto a otros métodos de depilación, por lo que su uso se extendió mucho.

Aunque puede resultar un tratamiento doloroso, hay personas que las siguen eligiendo. Casi todas las formas de depilación conllevan una cuota de sufrimiento.

Sin embargo, la depiladora eléctrica tiene la ventaja de la rapidez. Gracias al funcionamiento de las pinzas que rotan con velocidad en su cabezal, es posible quitar el vello de las partes más extensas del cuerpo. Todo esto en un tiempo mucho más reducido que la depilación con cera o láser.

De todas formas, este dispositivo tiende a irritar la piel y a la formación de pelos encarnados. Para reducir sus contras y aprovechar sus beneficios, conviene conocer todas las ventajas, las desventajas y el mantenimiento correcto.

Depilación con cera.
La depilación con cera es un método de los más antiguos. Las nuevas tecnologías la van desplazando de las opciones.


Ventajas de la depiladora eléctrica

Los métodos para depilarse son numerosos, variados y todos conllevan una serie de pros y contras. Pero el dispositivo de depilación eléctrica es un elemento que reúne una gran cantidad de ventajas relacionadas con su versatilidad, su durabilidad y su rapidez.

Versatilidad

El aparato abarca con creces el concepto de versatilidad. Esto se debe a que tiene la misma efectividad con casi cualquier tipo de cabello.

Funciona con colores variados, tamaños y longitudes indistintas. Además, abarca desde los vellos más gruesos hasta los más finos y casi imperceptibles.

Costo

La inversión en este tipo de depilación es muy económica. Basta con adquirir el aparato y realizar un mantenimiento óptimo para su durabilidad.

Aunque pueda representar un costo relativamente alto al principio, se trata de una inversión por única vez. Además, existen opciones accesibles en el mercado. Todas estas condiciones la vuelven mucho más barata que depilaciones con tratamientos de láser, de luz pulsada o con cera.

Rapidez de la depiladora eléctrica

Una de las mayores ventajas del dispositivo es su velocidad. Con un tratamiento mucho menos extenso que otras formas de depilación, es posible conseguir la misma efectividad.

Por otro lado, se puede pasar la depiladora eléctrica por casi cualquier parte del cuerpo. Siempre y cuando se soporte el dolor.

Periodo de efectividad

El aparato consigue una depilación de duración considerable, parecida al método con cera. Esto significa que con una sesión mucho más veloz, es posible eliminar el vello de raíz y que no vuelva a aparecer por 1 semana. Luego, posee una efectividad de entre 2 semanas y hasta 1 mes hasta que el vello alcanza de nuevo su longitud.

Facilidad

Usar este dispositivo no solo es muy sencillo, sino que puede realizarse el tratamiento en cualquier sector del hogar. De esta forma, gracias a la batería que algunos ejemplares traen incorporada, se puede utilizar en el lugar que más comodidad genere y en cualquier posición.

Incluso en la ducha, momento en que los poros de la piel están más abiertos, lo que vuelve más sencilla la tarea. Sin embargo, no todos los modelos están preparados para el agua.

Accesorios

Así como algunos modelos son adaptables al uso en la ducha, otros incorporan cabezales de distinto tamaño. Se trata de una función útil para regular el vello antes de la depilación final. Un corte previo para ajustar y dejar preparado el sector del cuerpo, pensando en la última pasada, aumenta la efectividad del tratamiento.

Desventajas de la depiladora eléctrica

La depiladora eléctrica posee muchas ventajas, pero también existen una serie de inconvenientes que se deben tener en cuenta al momento de adquirir el producto. Estas contras rondan, en especial, en el dolor que produce y en la irritación de la piel.

  • Puntos rojos. Son unas pequeñas marcas que aparecen en la zona luego de la depilación. No se pueden evitar. Se trata de puntos inofensivos, los cuales desaparecen con rapidez y sin la necesidad de ningún producto.
  • Pelos encarnados. Una infección provocada por los vellos que crecen debajo de la piel y no pueden perforar la misma. Aunque es inevitable que suceda, se puede reducir el efecto exfoliando la zona unos días antes de la depilación o alternando el uso del aparato con el de máquinas de afeitar comunes.
  • Zonas difíciles. La depiladora eléctrica puede ser un poco agresiva en zonas sensibles, como el pubis o las axilas. Sin embargo, existen accesorios con cabezales especiales para utilizar en esas partes del cuerpo.
  • Dolor. Otro aspecto inevitable es el dolor que produce. La intensidad depende de cada experiencia, ya que para algunas personas es más dolorosa que para otras. Para aliviar la sensación, es posible aplicar algunas cremas hidratantes.
Depiladoras variadas.
Para algunas personas, el método eléctrico será más doloroso que otros. Esto depende de la sensibilidad particular.

¿Cómo usar la depiladora eléctrica?

El uso de este aparato es muy sencillo. Basta con conectarlo a la extensión eléctrica y realizar el tratamiento.

Se debe tener en cuenta que los vellos caerán al suelo, por lo que se recomienda colocar un recipiente o una toalla debajo.

No requiere preparaciones previas, como la cera, ni acciones posteriores. Aunque se puede aplicar una crema hidratante al finalizar, con el fin de suavizar la piel.



Limpieza y mantenimiento de la depiladora eléctrica

Para extender la eficiencia y la durabilidad de este dispositivo es importante higienizarlo después de cada uso. En general, el mismo producto incluye pequeños cepillos para remover vellos y limpiar los cabezales.

De lo contrario, hay que utilizar un peine diminuto. Al finalizar, es recomendable pasarle un hisopo remojado en alcohol, con el fin de desinfectar el aparato.

Te podría interesar...
Depilación facial: todo lo que debes saber
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Depilación facial: todo lo que debes saber

La depilación facial es un tema que genera inquietudes en muchas mujeres, ya que los métodos más utilizados no siempre ofrecen los mejores resultad...




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.