5 deportes para probar en el próximo verano

¿Qué planes tienes para el próximo verano? ¿Has considerado intentar un deporte nuevo? Aquí te presentamos algunas ideas más que interesantes.
5 deportes para probar en el próximo verano
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto.

Escrito por Fernando Clementin

Última actualización: 29 abril, 2022

A medida que se acerca el verano suele apetecernos la idea de probar algunos deportes típicos de la época, que quizá no hayamos intentado antes. Es una buena idea salir de lo convencional y considerar nuevas alternativas para aprovechar el calor al aire libre.

Como cada estación, el verano tiene algunas actividades que prácticamente vienen de la mano. Hay deportes que ya conocemos de sobra y seguro habremos practicado al menos una vez, como la natación o los playeros, como el fútbol y el vóleibol.

Sin embargo, los meses estivales también ofrecen la posibilidad de intentar cosas nuevas. A continuación vamos a comentar sobre algunos deportes menos convencionales que podríamos intentar durante el verano.

Ideas de deportes para probar en verano

Es importante recordar que el deporte en verano demanda ciertas precauciones, tales como usar protector solar para estar al aire libre, hidratarnos bien y evitar las horas de mayor temperatura. Teniendo todo esto en cuenta, podremos considerar las siguientes opciones.



1. Aquabiking

¿Sabías que el ciclismo de interiores también se puede practicar… en la piscina? Bueno, eso es lo que propone el aquabiking.

Esta disciplina se realiza con bicicletas especiales que quedan parcialmente sumergidas en el agua y permiten así combinar los beneficios del ciclismo con los del ejercicio acuático.

Como describe un estudio publicado en la revista Scandinavian Journal of Medicine & Sports, el ciclismo es una actividad sumamente recomendable para mantener un buen estado de salud, sobre todo en el plano cardiovascular.

El aquabiking es una linda experiencia para probar en el verano.
La combinación del desarrollo cardiovascular de la natación y del ciclismo se unen en esta actividad poco convencional.

2. Paddle surf o surf de remo

Pasamos de la piscina a las aguas abiertas para hablar del paddle surf, también conocido como surf de remo, surf de pala o SUP (stand up paddle). Se trata de un deporte muy parecido al surf clásico, pero con la diferencia de que se practica de pie.

Contrario a lo que parece, quienes lo han experimentado aseguran que la posición erguida hace más fácil mantenerse sobre la tabla. Eso sí, no es posible meterse a surfear las olas grandes, ya que las tablas son más pequeñas y anchas para permitir mayor estabilidad.

Sin embargo, existen muchas modalidades que consisten en travesías de diversa duración, recorridos río abajo, carreras y hasta yoga. Hay algunas tablas hinchables que puedes transportar en la mochila sin problemas.


Conoce más sobre el Paddle surf


3. Patinar

Cuando baja un poco el sol, es posible aprovechar cualquier espacio de la ciudad para salir a patinar un poco. Esta disciplina ofrece una mezcla perfecta entre el ejercicio cardiovascular, la exigencia de piernas y la brisa fresca del anochecer en la cara.

Además de ser una excelente manera de fortalecer las piernas, el patinaje tiene la ventaja de que cada persona puede regular la intensidad a su gusto. Podemos aprovechar para invitar a alguien a un paseo y liberar todo el estrés de la jornada con un divertido rato sobre ruedas.

4. Bodyboard

Nuevamente pasamos al mar, río o cualquier canal de agua que tengamos cerca para describir el bodyboard. Este es otro deporte de tabla, como el paddle surf, pero con la gran diferencia de que se practica acostado sobre la misma.

Para hacer bodyboard no se necesita más que una tabla (son más anchas y cortas que las del surf convencional) y unas aletas para los pies. Básicamente, la disciplina consiste en montarse e impulsarse usando los brazos y las piernas. Si queremos, podemos hacer recorridos en aguas llanas, aunque también remontar olas sin problemas.

El bodyboard es un deporte original que puedes probar el próximo verano.
Con una tabla de este tamaño es posible remontar algunas olas mientras disfrutas del clima de la playa.

5. Tenis de mesa

Si no nos gusta el sol ni las temperaturas elevadas, esta es una opción un poco más tradicional que se puede practicar en interiores, ¡incluso con el aire acondicionado encendido!

El tenis de mesa presenta la ventaja de que no precisamos salir de casa. Así que no será necesario someternos al calor por transportarnos a un determinado lugar.

Si tenemos una mesa en casa y el equipamiento necesario, que incluye nada más que una red, dos paletas y pelotas, ya estamos casi listos. Porque en caso de que no consigamos un compañero para jugar, podemos dejar la mitad de la mesa levantada —preferiblemente respaldada contra una pared— y pelotear solos. ¡Un gran plan para moverse un poco!

Probar deportes en verano beneficia la salud

Cualquiera sea la disciplina por la que nos inclinemos, debemos saber que probar un nuevo deporte este verano será muy positivo para la salud. Como se detalla en un artículo publicado en los Manuales Merck, el ejercicio físico presenta los siguientes beneficios:

  • Mejora la salud cardiovascular.
  • Protege los huesos.
  • Regula el peso corporal.
  • Incrementa el bienestar mental.

Desde luego que en esta lista no incluimos todos los deportes disponibles; quizás se te ocurra alguno que te apetezca más. Si es el caso, no lo dudes e intenta practicarlo con regularidad. Es probable que descubras un nuevo pasatiempo y el cuerpo te lo agradecerá.




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.