Día Mundial de la Tuberculosis: "el reloj no se detiene"

La tuberculosis es una enfermedad de enorme gravedad que se lleva numerosas vidas cada año. De ahí la importancia de su día mundial, conocer las causas, tratamientos y la mejor forma de ayudar.
Día Mundial de la Tuberculosis: "el reloj no se detiene"
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 14 mayo, 2021.

Escrito por Daniel Osuna Sisco, 23 marzo, 2021

Última actualización: 14 mayo, 2021

El Día Mundial Contra la Tuberculosis está marcado en el calendario el 24 de marzo, lo que sirve como recordatorio sobre las devastadoras consecuencias del padecimiento. ¿Qué es la tuberculosis? Es una enfermedad bacteriana e infecciosa producida de manera directa por Mycobacterium tuberculosis.

En los escenarios en los que tienen lugar síntomas, las complicaciones resultan variadas y el tratamiento requerido es extenso. La importancia clínica está en que la patología afecta cada año a un aproximado de 10 000 000 de personas. Por otro lado, las muertes anuales se establecen cerca de 1 400 000.

Sin embargo, la buena noticia está en que las iniciativas internacionales para llevar información, facilitar tratamientos y denotar la prevención adecuada han conseguido salvar una cifra superior a las 60 000 000 de vidas. Así pues, los esfuerzos son imprescindibles, ya que la Organización Mundial de la Salud (OMS) indica una estimación de un cuarto de la población afectada.

Celebración del Día Mundial de la Tuberculosis

La razón de ser de la celebración del Día Mundial de la Tuberculosis está en la creación de conciencia y en unir voluntades para reducir las consecuencias a su mínima expresión.

En cuanto a su historia, la selección del 24 de marzo como el día predilecto se debe al Dr. Robert Koch. Este notable médico y microbiólogo nacido en Alemania, para ser más precisos en Clausthal-Zellerfeld, se dio a la tarea de descubrir el bacilo o bacteria de forma tubular de la tuberculosis en 1882. De esta manera, el avance para contrarrestar la enfermedad fue exponencial.

Objetivos

Los objetivos que se buscan acelerar desde el Día Mundial de la Tuberculosis son a corto y a largo plazo. Aunado a esto, cada una de las metas tiene micro-metas en el camino para que el trabajo vaya en función de posibilidades reales.

En efecto, dentro de los propósitos genéricos están los siguientes:

  • Aumentar el espectro de las personas que reciben información oportuna sobre la tuberculosis y su tratamiento.
  • Incrementar los recursos financieros destinados a la lucha contra la tuberculosis.
  • Alcanzar los 30 000 000 de personas de mayor riesgo con acceso a tratamientos preventivos (objetivo marcado para el 2022).
  • Acrecentar el número de diagnósticos a 40 000 000 (objetivo establecido para el 2022).
  • Incentivar una mayor inversión en herramientas de investigación (2 000 000 000 anuales) para evolucionar en cuanto a tratamientos efectivos.
  • Crear conciencia sobre el costo de vidas que ocasiona descuidar los casos de tuberculosis a nivel mundial.
Tuberculosis pulmonar.
La tuberculosis tiene una forma pulmonar predominante que se expresa con síntomas respiratorios graves.

Actividades

Las actividades de campañas se constituyen desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) para poner a disposición de la población materiales útiles para dar visibilidad y concientizar.

En ese sentido, algunas de las actividades de mayor notoriedad son las siguientes:

  • Publicar mosaicos, infografías o carteles en las redes sociales con información valiosa sobre la lucha contra la tuberculosis.
  • Utilizar la etiqueta #EndTB para contar alguna experiencia propia o cercana con la tuberculosis y relatar sus riesgos.
  • Abrir un canal de preguntas y respuestas sobre cómo actúa la tuberculosis, así como la mejor forma de hacerle frente.
  • Hacer campañas en diferentes países del mundo para que la onda expansiva de información alcance nuevos espacios.
  • Crear concursos para darle reconocimiento al Día Mundial Contra la Tuberculosis.
  • Planificar programas de radio con motivo de la tuberculosis.

Temas del Día Mundial Contra la Tuberculosis

El lema del Día Mundial Contra la Tuberculosis para el 2021 es “El reloj está corriendo”. Una frase que nos indica que el tiempo pasa, las vidas se siguen perdiendo y es momento de dar el paso definitivo para vencer la enfermedad.

Por tanto, una vía para visibilizar los avances que se han producido es por medio de los temas aplicados con anterioridad:

  1. “Terminemos con la tuberculosis en nuestra generación”. Hacer notar el desarrollo que se ha tenido para expresar que la erradicación es posible en menos tiempo del proyectado.
  2. “Atender a los 3 millones”. Intentar atender a todas las personas que padecen tuberculosis, puesto que la insuficiencia sanitaria en distintos sectores produjo que 3 millones de afectados al año se quedaran sin tratamiento.
  3. “Cambiemos de marcha para acabar con la tuberculosis”. Aumentar los esfuerzos que se venían realizando para acelerar el cambio definitivo.
  4. “Unidos para poner fin a la tuberculosis”. La importancia de que las organizaciones de salud y los gobiernos trabajen de la mano para ofrecer soluciones en menor tiempo.
  5. “Unidos para poner fin a la tuberculosis: no dejar a nadie atrás”. Lucha para erradicar la discriminación y las dificultades en la recepción de un tratamiento.
  6. “Se buscan líderes para un mundo libre de tuberculosis”. Un llamado a la participación de los líderes de distintos niveles en la sociedad, con el objetivo de dejar a un lado las diferencias en favor de eliminar la tuberculosis.
  7. “Es hora de actuar”. Fomentar la preponderancia del ahora en los tratamientos y la asistencia igualitaria.
  8. “Es hora de actuar. Pon fin a la tuberculosis”. Segundo llamado para hacer énfasis en que no hay tiempo que perder en la disputa contra la enfermedad.

Síntomas de la tuberculosis

La tuberculosis se presenta de dos formas: latente y activa. La latente no se manifiesta con síntomas y tampoco es contagiosa, a pesar de que la bacteria está en el organismo. Sin embargo, el riesgo es que su estado varíe y se active.

Por su parte, la forma activa tiene una respuesta notoria del cuerpo y es contagiosa. Los síntomas en este caso son cuantiosos, de los que podemos mencionar los siguientes:

  • Cansancio sostenido.
  • Dolor en el pecho.
  • Tos con sangrado.
  • Dificultades respiratorias.
  • Escalofríos y sudoración exagerada.
  • Reducción de peso en poco tiempo.

Causas y tratamientos para la tuberculosis

La tuberculosis es producida por una bacteria y, por ende, el contagio se produce de un cuerpo a otro. En ese orden de ideas, las causas se encuentran en la transmisión a través del aire por medio de gotas que expulsa el infectado y que llegan a la persona que está libre de la patología.

Uno de los mayores factores de riesgo está en el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), ya que quienes lo padecen tienen defensas debilitadas y son propensos a padecer tuberculosis.

Tratamientos

Los tratamientos tienen una duración prolongada (entre 7 y 11 meses) y consisten en antibióticos, dependiendo del cuadro de cada paciente. Los medicamentos están dentro de las recomendaciones de la OMS en sus directrices del Programa Mundial contra la Tuberculosis.

Por tanto, las medicinas son las siguientes:

  • Isoniacida (agente antimicobacteriano).
  • Rifampicina (agente antimicobacteriano).
  • Isoniacida/Rifampicina en combinación.
  • Pirazinamida (agente antimicobacteriano).
  • Estreptomicina (antibiótico aminoglucosídico).
  • Etambutol (agente antimicobacteriano).
  • Tioacetazona/Isoniacida.
  • Etambutol/Isoniacida.
  • Rifampicina/Isoniacida/Pirazinamida.
Medicamentos contra la tuberculosis.
La combinación de fármacos es la vía más efectiva para reducir las mutaciones y resistencias de la bacteria causante de la enfermedad.

Te puede interesar: Tratamiento de la tuberculosis

¿Cómo puedo aportar en el Día Mundial de la Tuberculosis?

El aporte en el Día Mundial de la Tuberculosis puede estar marcado por las muestras de apoyo en las redes y desde las donaciones. Como acción conjunta se puede ejecutar lo siguiente:

  • Inscripción en organizaciones que prestan servicio a los afectados.
  • Exhibir los caminos de prevención más efectivos.
  • Participar en jornadas de servicios gratuitos si se pertenece al gremio de la salud.
  • Ser voluntario para la recolección de medicamentos en las áreas más perjudicadas.

La mayor recomendación final para superar la tuberculosis es completar el largo tratamiento recomendado por el especialista, evitando suspenderlo al sentir una mejoría notoria.

También, para los que estén pasando por un cuadro de tuberculosis activa, lo ideal es no salir del hogar, mantener una buena ventilación en el cuarto de reposo, taparse la boca cuando haya alguna acción con riesgo de expulsar fluidos y utilizar mascarilla si es inevitable interactuar con otros.

Te podría interesar...
Tuberculosis en niños: síntomas y cómo prevenir la enfermedad
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Tuberculosis en niños: síntomas y cómo prevenir la enfermedad

La tuberculosis en niños es, en muchos casos, asintomática. Pero aún así requiere de un tratamiento preventivo para evitar su expansión.



  • Báguena M. La tuberculosis en la historia. Reial Acadèmia de Medicina de la Comunitat Valenciana. 2011. Disponible en: http://hdl.handle.net/10550/33156
  • Fanlo P y Tiberio G. Tuberculosis extrapulmonar. 2007. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1137-66272007000400011
  • Bermejo M, Clavera I, Michel de la Rosa F y Marín B. Epidemiología de la tuberculosis. 2007. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=S1137-66272007000400002&script=sci_arttext&tlng=pt
  • Stead W y Bates J. Epidemiología y prevención de la tuberculosis. Fishman AP. Tratado de Neumología. Ediciones Doyma. 1991.
  • Zignol M, Hosseini M, Wright A, Weezenbeek C, Nunn P y Watt C. Incidencia mundial de tuberculosis multirresistente. 2006.