¿Dificultades en tu nuevo empleo? 5 consejos para adaptarte

Las dificultades de adaptación ante un nuevo trabajo son normales, aunque hay consejos que pueden ayudarte. Descubre cómo afrontar la inseguridad, el miedo y qué puedes explotar para que esa adaptación sea más rápida de lo esperado.
¿Dificultades en tu nuevo empleo? 5 consejos para adaptarte
Elena Sanz

Revisado y aprobado por la psicóloga Elena Sanz.

Última actualización: 13 septiembre, 2022

¿Tienes un nuevo empleo? Enhorabuena, pues esto siempre es motivo de alegría. Sin embargo, todo tiene sus luces y sus sombras, y esto no iba a ser diferente. Las dificultades en tu nuevo empleo pueden aparecer cuando te sientes inseguro sobre si conseguirás adaptarte a las expectativas de la empresa, conocer las herramientas de forma rápida e involucrarte bien en el equipo de trabajo.

Todas estas dudas son normales, pues acabas de salir de tu zona de confort y debes transitar ese periodo de adaptación que todos hemos experimentado al tener un nuevo empleo. Como decía Mario Alonso Puig en su Twitter, médico y autor de varios libros, «cuando salgas de tu zona de confort, te sentirás peor, pero paradójicamente estarás mejor» y esto es algo que debes recordar siempre.

¿Cuáles son las dificultades en tu nuevo empleo?

Existen varias dificultades en tu nuevo empleo que pueden aparecer, pero para cada persona serán distintas. Por este motivo, te recomendamos que cojas papel y bolígrafo para hacer una lista de todo lo que te está atormentando o preocupando. Puede ser el hecho de no conectar con los compañeros de trabajo, de ser demasiado lento o de no conseguir aprender el puesto a desempeñar.



El miedo a lo desconocido y a lo nuevo es algo que nos acompaña siempre. Además, en el caso de que hayas deseado mucho tiempo estar en ese trabajo o, sencillamente, haber conseguido que esa entrevista haya terminado en un contrato laboral, te pone en una tesitura de responsabilidad máxima para que tus superiores no se decepcionen de la decisión tomada. Tranquilo, esto hay que relativizarlo.

Estrés laboral por no saber decir "no".
No dejes que las dificultades en tu nuevo empleo empañen tu felicidad por haber conseguido el puesto.

Las dificultades en tu nuevo empleo son normales al principio y debes asumir, desde el primer instante, que cometerás errores. Quienes están a tu alrededor, esos profesionales a los que admiras, también han estado en tu mismo lugar y no pasa nada. Ten todos tus sentidos alerta, aprende de todas las equivocaciones que cometas y pregunta las dudas que tengas. Estás adaptándote, no lo olvides.

Consejos para adaptarte a tu nuevo empleo

Es fácil recomendarte todo lo anterior, pero es más complicado llevarlo a la práctica. A pesar de esto, vamos a ofrecerte algunos consejos que te permitirán superar esas dificultades en tu nuevo empleo para que te adaptes de una mejor forma. Todos hemos pasado por ello, por lo que hablamos desde la propia experiencia. Esperamos que estas recomendaciones te sean tan útiles como a nosotros.

1. Obtén toda la información posible de la empresa

Esto es algo que deberías haber hecho antes de la entrevista para conocer la website de la empresa, su filosofía y valores, cómo les gusta trabajar, cuáles son los objetivos que pretenden alcanzar, etc. Pero no te preocupes, si no lo has hecho; ahora es el momento. Indaga para saber qué se espera que puedas aportar, las competencias que debes poner sobre la mesa, entre otras posibilidades.



2. No temas preguntar

Otro consejo que te ayudará a adaptarte mejor a tu puesto de trabajo es preguntar tanto a tus superiores como a tus compañeros. A veces, puede darte reparo, vergüenza o, incluso, sentir que eres muy pesado por hacer demasiadas preguntas. Sin embargo, esto es positivo. Los demás te verán como alguien que busca aprender, hacer las cosas mejor y tener una actitud proactiva para adaptarse al puesto.

3. Solicita retroalimentación, si no te lo dan

Mujer con contrato psicológico en el trabajo.
Inicia una conversación con tus superiores y compañeros.

En algunas empresas, puede que no te den feedback sobre cómo están viendo tu evolución o cómo te has integrado los primeros días en tu nuevo puesto de trabajo. Si es así, no está de más que preguntes a los demás cómo te ven y que destaquen aquellos aspectos en los que podrías mejorar. Esto te dará algunas nociones de en qué deberías enfocarte para que todo continúe yendo solo a mejor.

4. Relaciónate con tus compañeros

¿Te han invitado a una fiesta de cumpleaños? ¿Todos salen a tomar algo después de trabajar? No te aísles, aunque veas que ya hay grupos formados y personas que se llevan demasiado bien. Eres el nuevo, pero seguro que te han propuesto ir a comer juntos, salir en el momento del descanso a dar un paseo, entre otras posibilidades. No desaproveches la oportunidad e intégrate. Hay gente maravillosa.

5. No te quedes callado

En las reuniones, haz propuestas… Quedarte callado no es una opción y esto se extrapola a ese punto en el que te aconsejábamos que hicieses preguntas. La empresa ha confiado en ti por algún motivo, para que puedas serles útil y, para ello, debes ser proactivo. Además, los demás sabrán cómo piensas y esto puede hacer que hagas migas con algún compañero.

Las dificultades en tu nuevo empleo siempre estarán ahí, pero tú puedes sortearlas de la mejor forma posible, empezando con muy buen pie gracias a las recomendaciones anteriores. Esperamos que te hayan ayudado y que puedas disfrutar de ese periodo de adaptación a tu puesto de trabajo en el que seguro que aprenderás muchísimo y tendrás experiencias muy interesantes.

Te podría interesar...
¿Cómo afrontar el miedo a cambiar de trabajo?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo afrontar el miedo a cambiar de trabajo?

El miedo a cambiar de trabajo puede provocar estados de ansiedad que afectan la calidad de vida de las personas. Es necesario afrontarlo.



  • Havriluk, L. O. (2010). El Teletrabajo: Una opción en la era digital. Observatorio laboral revista venezolana3(5), 93-109.
  • Nusshold, P. (2019). Pensar la acción: Acerca de cómo cambiar el trabajo. El trabajo: entre el placer y el sufrimiento, Lanús, Ediciones de la UNLa, 223-251.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.