Dismnesias: cuando nuestra memoria nos falla

En muchas ocasiones, la memoria nos puede jugar malas pasadas y llegar a hacernos creer que determinadas situaciones irreales son ciertas. No obstante, es algo normal y no debe preocuparnos.
Dismnesias: cuando nuestra memoria nos falla

Escrito por Raquel Lemos Rodríguez, 08 marzo, 2016

Última actualización: 10 abril, 2021

Creer que la memoria nunca os va a fallar es un grave error. Cuando menos os lo esperamos, esta puede presentar algún tipo de alteración o trastorno. Os invitamos a conocer más sobre las dismnesias.

Aunque no lo parezca, las dismnesias son mucho más habituales de lo que se suele pensar; el problema es que a menudo no se las conoce. Esto va a cambiar en cuanto os revelemos algunas de las dismnesias más frecuentes que afectan a la memoria. ¿Os sentiréis identificado con alguna?

¿Qué pasa cuando la memoria traiciona?

Nadie quiere admitir que su memoria lo ha traicionado alguna que otra vez, aunque se trate de un evento relativamente normal. Es preciso ser conscientes de que en la cabeza existe una especie de “almacén” donde se alberga demasiada información. ¡Es lógico que en determinado momento se produzca un cortocircuito!

Sin embargo, en la memoria no solo se acumula información, sino que también se la transforma. Es aquí cuando aparecen las dismnesias y cuando la memoria puede traicionaros. ¿Qué dismnesias se pueden padecer? ¿Es posible ser conscientes de todas ellas?

¿Cuáles son los tipos de dimnesias?

Si bien algunas de las siguientes dimnesias poseen evidencia científica que explica sus razones, en otras todavía no están claros sus desencadenantes. En todo caso, aquí os ayudamos a conocer un poco más sobre todas ellas.

Alomnesia

Pareja sentada en el suelo pensando.

Se produce cuando alteramos un recuerdo del pasado. Por ejemplo, traemos a la mente una situación en la que nos estamos comunicando con alguien, pero alteramos lo que nos han dicho.

Paramnesia

Se producen distorsiones o errores de la memoria por la inclusión de emociones o relaciones espacio-temporales erróneas. Suele ser muy común en los delirium tremens, es decir, la fase más aguda de la abstinencia del alcohol.

Al igual que con otros de estos fenómenos de la mente, la paramnesia se encuentra bajo estudio por parte de la comunidad científica especializada. Por ejemplo, en 2016 un estudio publicado en Archives of Clinical Neuropsychology la analizó junto con otros síndromes similares para comprender mejor el funcionamiento del cerebro.

Confabulación

Como detalla una revisión publicada en Actas Españolas de Psiquiatría, una confabulación ocurre cuando las lagunas que la memoria pueda presentar son rellenadas por acontecimientos irreales. La persona no tiene la intención de mentir, sino que es algo que se produce inconscientemente.

Mentira patológica

Dismnesias: cuando la memoria traiciona

No estamos hablando de una mentira intencionada, sino de una mentira cuya autor se llega a creer. Eso sí, a menudo el mitómano tiene el carácter manipulador de intentar ganarse a los demás.

Pseudología

También conocida como parafrenia fantástica, consiste en relatar incontroladamente historias inventadas, pese a que la persona que las cuenta las considera reales. Se puede encontrar más información con respecto a esta patología en un estudio (en inglés) de Hoyer, publicado en el Psychiatric Quarterly (1959).

Criptomnesias

También conocidas como déjà vu o jamais vu, son aquellas en las que la persona cree haber visto u oído una situación concreta, o todo lo contrario. Puede agravarse en las crisis de angustia o cuando la persona sufre despersonalización.

Se trata de un tema que ha sido estudiado por muchos años. Sin embargo, recientemente parece haberse aclarado un poco; por ejemplo, un estudio publicado en 2018 en Psychological Science afirma que se trata de un sentimiento premonitorio de la memoria.

Delirio amnésico

También conocido como recuerdos alucinatorios, se refiere a revivir un recuerdo del pasado como si fuera una experiencia real.

Concepto de amnesia.
Las amnesias pueden ser anterógradas o retrógradas según se pierdan recuerdos hacia delante o hacia atrás en el tiempo.

¿Puedo fiarme de mi memoria?

Si os sentís identificados con algunas de las dismnesias que hemos mencionado, ¡no os preocupéis! No siempre se trata de un trastorno o de una patología; en ocasiones, son errores que la mente comete de forma inconsciente, ¡pero es algo normal!

Quizás os estéis preguntando a todo esto si realmente es posible fiaros de vuestra memoria; la respuesta es que sí. Las dismnesias son algo normal, pero también puntual, aunque algunas requieran tratamiento porque se han convertido en trastornos.

Realmente, ¿quién no ha sufrido un déjà vu alguna vez? O quizás en alguna ocasión os hayáis creído vuestras propias mentiras. Y qué decir de intentar rellenar esas lagunas con cosas que realmente no han pasado y que proceden tan solo de la imaginación. A menos que se vuelva patológico, no deberíais temer que la memoria os falle.

¿Cómo evolucionan las dimnesias?

La mayoría de las dismnesias se producen de forma inconsciente. No obstante, es cierto que la mentira patológica puede derivar en un trastorno cuando el individuo miente de forma continua. Al final, puede acabar convirtiéndose en un verdadero problema.

A pesar de ello, no es lo habitual. Eso sí, es conveniente estar abiertos para ser conscientes de un error cuando alguien mencione que lo que estáis recordando no sucedió tal y como lo relatáis. No os preocupéis si os has identificado con alguna dismnesia, pues ¡hasta la memoria puede cometer errores!

Te podría interesar...
5 mejores ejercicios para mejorar nuestra memoria
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
5 mejores ejercicios para mejorar nuestra memoria

No solo hay ejercicios para trabajar el físico, sino que también hay ejercicios para mejorar nuestra memoria. ¿Quieres descubrirlos?