Dolor en el sacro ilíaco: cuando estar sentados se vuelve insoportable

Valeria Sabater·
23 Junio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli al
22 Noviembre, 2018
Puesto que el dolor en el sacro ilíaco puede responder a diferentes causas, es importante acudir al médico antes de tomar cualquier fármaco o someternos a una terapia alternativa.

En la espalda, justo donde la columna lumbar y la pelvis se conectan, existe un punto muy delicado. Se trata de una articulación fuerte que se encarga de soportar el peso de la mitad superior del cuerpo humano. Si se inflama, se experimenta un dolor intenso y punzante en este lugar que se denomina: sacro ilíaco.

Dicha inflamación se denomina como “sacroilitis” y se nota, sobre todo, al sentarse y levantarse, así como al ejecutar otros movimientos. Puede empeorar poco a poco, hasta hacer que el hecho de estar sentado se vuelva casi insoportable para la persona.

Hay quien considera que este tipo de afección articular es consecuencia directa del sedentarismo.Sin embargo, esto no es del todo cierto. De hecho, el dolor en el sacro ilíaco se puede asociar con diversas cuestiones, tales como:

  • Artritis.
  • Embarazo.
  • Traumatismos.
  • Procesos infecciosos.

¿El dolor del sacro ilíaco podría aparecer por una hernia de disco?

¿Los remedios caseros son efectivos para las hernias?

Fiebre, un dolor punzante en la parte baja de la espalda que baja por la cadera y se extiende más allá de los glúteos y los muslos…. ¿Y si se trata de una hernia de disco? 

Por lo general, un paciente con sacroilitis siente una molestia cada vez más intensa cuando se levanta por las mañanas de la cama y después de que ha permanecido unas horas sentado. Por ello, no es recomendable esperar a que empeore más y hacer cita con el médico cuanto antes.

Algo que conviene tener en cuenta desde el principio es que, este tipo de inflamación localizada en una o en las dos articulaciones sacroilíacas no es fácil de diagnosticar.

Como comentábamos antes, es común que el dolor se asocie a otros problemas de salud, como a una hernia de disco o incluso al clásico dolor lumbar.

Tipos de dolor en el sacro ilíaco

  • Uno de ellos tiene que ver con una simple inflamación localizada en esas articulaciones que conforman el sacro.
  • El otro se relaciona con un mal movimiento o con movimientos incorrectos llevados a cabo durante mucho tiempo.

Por ejemplo, si padeces un problema en el tobillo por una lesión o una torcedura y caminas mal durante un tiempo, la región del sacro ilíaco se resiente y entonces aparece el dolor (sin inflamación).

Otras molestias relacionadas

  • Fiebre.
  • Rigidez en la espalda.
  • Dolor en la zona de la espalda baja que se irradia hacia las extremidades inferiores.
  • Molestia intensa al subir escaleras, sentarse, dar vueltas en la cama y dar zancadas más largas de lo normal.

¿Cuáles serían sus posibles causas?

Las causas de la sacroilitis pueden ser muy diversas, por ello el médico debe hacer un chequeo completo al paciente para detectar cuál podría ser la que está causando el problema.

Algunas de las posibles causas son:

  • Lupus
  • Psoriasis.
  • Artritis o artrosis.
  • Infecciones como la osteomielitis.
  • Infecciones en las vías urinarias.
  • Enfermedad de Crohn (debido a sus procesos inflamatorios)
  • Traumatismos en esta zona. Una mala caída de espaldas, por ejemplo, suele ser una de las causas más comunes.
  • Embarazo y, sobre todo, el peso del bebé ejercido sobre esta zona suele traer como consecuencia un dolor intenso en el sacro.

¿Cuál es el tratamiento de la sacroilitis?

Paciente en fisioterapia
La fisioterapia y los ejercicios pueden ser suficientes para algunos pacientes con radiculopatía. No obstante, hay quienes requieren medicamentos y otras intervenciones.

Antes de recurrir a cualquier tratamiento, aunque sea casero o natural, es necesario que hacerse un chequeo médico, realizarse radiografías, una resonancia magnética, analíticas y pasar por un examen físico para que el médico pueda hacer un diagnóstico.

Los enfoques terapéuticos más comunes –y generales para reducir el dolor y la inflamación incluyen lo siguiente:

  • Natación.
  • Fisioterapia.
  • Ejercicios suaves y estiramientos.
  • Fármacos antiinflamatorios, relajantes musculares o infiltraciones de cortisona.
  • Denervación por radiofrecuencia. Esta opción la valorará un especialista y se basa en destruir el tejido nervioso que ocasiona dolor en la articulación.
  • Implantación de un estimulador eléctrico en la zona problemática es otra opción que debe evaluar el especialista.

¿El dolor en el sacro ilíaco persiste? ¡Consulta con tu médico

Como has podido ver, el dolor en el sacro ilíaco puede tener diversos orígenes y por ello mismo es muy importante que acudas al médico para poder determinarlo. En función de ello, podrás obtener un diagnóstico y tratamiento adecuado para empezar a mejorar.

Recuerda que a la par del tratamiento que te paute el profesional, será indispensable que mantengas buenos hábitos de vida para que puedas sumar bienestar a tu vida y no más molestias.