¿Qué son las drogas de diseño?

La mejor manera de evitar las adicciones es previniendo su aparición. Esto aplica para las drogas de diseño, que también generan dependencia.
¿Qué son las drogas de diseño?
Franciele Rohor de Souza

Revisado y aprobado por la farmacéutica Franciele Rohor de Souza el 16 octubre, 2021.

Escrito por Edith Sánchez, 16 octubre, 2021

Última actualización: 16 octubre, 2021

Las drogas de diseño son sustancias psicoestimulantes que se producen en laboratorios. Sería más exacto decir que se trata de drogas sintéticas o elaboradas industrialmente, pero se les conoce como drogas de diseñador.

La mayoría de estas drogas de diseño son derivados de las anfetaminas. Tienen la apariencia de comprimidos de colores, por lo que son muy fáciles de adquirir y de transportar. Por lo general, son consumidas por adolescentes.

Las drogas de diseño tienen una apariencia atractiva y son fáciles de consumir. Alrededor de ellas se han generado diversos mitos, como que son inocuas o que no provocan adicción. Además, se han convertido en un factor de identidad y en facilitadoras de la socialización.

¿Qué son las drogas de diseño?

Las drogas de diseño son sustancias que, al introducirse al organismo, provocan una alteración del sistema nervioso. Su principal característica es que se preparan en un laboratorio, a partir de sustancias químicas que no se encuentran en estado natural.

Las drogas de diseño tienen potencial para producir dependencia o adicción. Comenzaron a producirse luego de que en los años 1960 se impusiese la prohibición al consumo de ciertos psicoactivos en Estados Unidos.

Esto llevó a que se crearan una serie de laboratorios clandestinos que realizaban variaciones sobre las drogas prohibidas. En tanto eran nuevos productos que no figuraban en la lista de los proscritos, lograban evadir la ley.

En la actualidad, las drogas de diseño son utilizadas sobre todo por personas entre 16 y 24 años. Son de bajo costo y por eso se encuentran al alcance de muchos, por lo que se han popularizado.



¿Cómo se obtienen?

Las drogas de diseño son preparaciones derivadas o análogas de fármacos ya existentes. Lo que hacen los diseñadores es modificar la estructura química de tales fármacos, o bien obtener las nuevas drogas a través de precursores que pueden ser medicamentos.

Este tipo de drogas entrañan un grave peligro, ya que se fabrican en condiciones que carecen de control. Por eso es muy difícil saber cuál es el porcentaje de principio activo que contiene cada píldora.

Tampoco hay regulación sobre la toxicidad de los precursores o reactivos que se emplean en su fabricación o sobre los productos intermediarios. Así mismo, no es posible conocer el tipo de reacciones químicas que involucran cuando se combinan con alcohol.

Drogas de diseño.
Los laboratorios clandestinos elaboran una gran variedad de derivados que se consideran de diseño.

Efectos y consecuencias de las drogas de diseño

Aunque todos los psicoactivos entrañan grandes riesgos, las drogas de diseño tienen un peligro mayor por las múltiples variaciones que puede tener cada píldora. Para ilustrar el tema, veamos la clasificación de este tipo de drogas, según su efecto.



Feniletilaminas

Estas corresponden a anfetaminas alucinógenas, derivadas de las metoxianfetaminas. Dentro de este grupo, la más conocida es el éxtasis, que veremos aparte. Sin embargo, también forman parte algunas drogas de diseño populares como las siguientes:

  • MDA o droga del amor.
  • MDEA o Eva.
  • MMDA.
  • Metanfetamina cristal, meth o speed.

En general, provocan un estado de mayor alerta, que a veces es prolongado. También suscitan euforia o alegría en la socialización, reducen la sensación de agotamiento, de sueño y de hambre. Incrementan la empatía y a veces provocan alteraciones de la percepción y alucinaciones.

MDMA o éxtasis

Esta es la más conocida de las drogas de diseño. Forma parte del grupo de las feniletilaminas.

Como otras sustancias de este tipo, incrementa la euforia y la empatía. También eleva la libido y puede producir alteraciones en la percepción y alucinaciones.

Aril-Ciclo-Alquil-Aminas

Dentro de esta clasificación se ubican las drogas de diseño conocidas como disociativas. Reciben ese nombre porque generan sensaciones de aislamiento y separación del entorno; incluso de uno mismo. También pueden provocar delirio, alucinaciones, agitación y conducta violenta.

Dentro de este grupo hay drogas muy conocidas, como el clorhidrato de ketamina y el análogo de la fenciclidina, más conocida como PCP o polvo de ángel. Son muy peligrosas, ya que potencian el efecto de otras sustancias, como el alcohol y las benzodiacepinas.

GHB – Ácido gamma hidroxi butírico – Oxibato sódico

Estas sustancias, al igual que las anteriores, son agentes anestésicos. Dentro de este grupo, la más destacada es una droga que se conoce como éxtasis líquido. En realidad, su forma original es en polvo, pero se mezcla con agua y se vende en botellas.

Esta es otra de las drogas de diseño que genera euforia, aunque también sensación de embriaguez, relajación y somnolencia. A la vez, ayuda a prolongar el estado de vigilia. Si se consume con alcohol, sedantes y opioides puede provocar sobredosis y llevar a la muerte.

Poppers

Los poppers son también muy populares. Se comercializan en botellas pequeñas, con apariencia similar a la de las bebidas energéticas. Las etiquetas, con frecuencia, traen nombres como incienso líquido, ambientador, limpiador de cuero.

Tienen un olor fuerte y se administran por inhalación. Se consumen para aumentar el placer sexual. Provocan una ráfaga de sensaciones agradables. Si se traga o inhala el líquido, los efectos pueden ser muy graves.

Joven adicto a drogas de diseño.
La adicción por drogas de diseño es grave. Algunas personas mueren por el consumo de las mismas.

Peligros y prevención con las drogas de diseño

Todas las drogas de diseño son peligrosas por diversas razones. Provocan una elevada estimulación del sistema nervioso y locomotor, de modo que esto se traduce en una elevación significativa de la temperatura corporal. A su vez, esto puede conducir a un golpe de calor, un fallo multiorgánico y la muerte.

Así mismo, generan adicción física y psicológica. Esta es muy potente y a largo plazo. Es posible que se desarrolle ansiedad crónica, depresión profunda y otros trastornos mentales.

Además de la acción de las autoridades, la mejor manera de prevenir el consumo de las drogas de diseño es mediante una acción educativa combinada entre familia y escuela. Ambos ámbitos deben promover la educación emocional para fortalecer la autonomía y desarrollar habilidades psicosociales.

Con frecuencia, los jóvenes acceden a las drogas de diseño con el fin de incrementar de forma engañosa sus habilidades sociales. También debido a la presión del grupo.

Estas drogas de diseño están al alcance de los jóvenes y esto es muy difícil de evitar. Por lo tanto, las acciones para evitar su consumo se deben centrar en fortalecer la información al respecto y educar en valores.

Te podría interesar...
¿Cuáles son las drogas más peligrosas del mundo?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cuáles son las drogas más peligrosas del mundo?

Los tabúes y la desinformación y no son una excusa en la actualidad. Descubre cuáles son las drogas más peligrosas del mundo.



  • Volkow, N. (2003). Alucinógenos y drogas disociativas. National Institute on Drug Abuse (NIDA), 1-22.
  • Royo-Isaach, J., Magrané, M., Vilá, R., & Capdevila, M. E. (2004). El «éxtasis líquido» (GHB): ¿una droga de uso recreativo? Clínica biopsicosocial del consumidor y algunas propuestas terapéuticas. Atención Primaria, 33(9), 516.
  • Chiossoni, M. F. (2019). Nuevas sustancias psicoactivas y drogas de diseño: ¿qué régimen de contralor? Revista de derecho penal, 27(27), 148-151.