5 efectivos enjuagues caseros para las encías sangrantes

Las encías sangrantes son un problema común. Sin embargo, para paliarlo, podemos emplear varios enjuagues caseros, con bicarbonato, sal, sábila o mente. Sigue leyendo y conoce más.
5 efectivos enjuagues caseros para las encías sangrantes
Valeria Sabater

Escrito y verificado por psicóloga Valeria Sabater.

Última actualización: 09 abril, 2022

¿Sueles padecer gingivitis? Las encías sangrantes son la realidad más común entre la población. Hoy, en nuestro espacio, te ofrecemos sencillos enjuagues que podrás preparar en casa, y que te ayudarán en tu día a día. ¡Descúbrelos!

Encías sangrantes: principales causas

Ocurre muchas veces: acabamos de cepillarnos los dientes y vemos cómo nos sangran las encías. Y más aún, hay épocas en que las sentimos inflamadas. Incluso percibimos cierta movilidad en los dientes.

Pero, ¿por qué ocurre esto?, ¿cuál es la causa de las encías sangrantes? Hay varios motivos. Una de las principales razones es una enfermedad periodontal, posiblemente producto de la acumulación de placa.

Esto puede derivar en una gingivitis (encías inflamadas). A su vez, si no se elimina, la placa puede endurecerse con el tiempo, convirtiéndose en sarro y agravando la enfermedad periodontal y el sangrado, en un proceso que se conoce como periodontitis.

Además de esta, hay otras causas para las encías sangrantes:

  • Problemas en la dentadura, en especial si tenemos un diente un poco montado sobre otro.
  • Déficit de vitaminas, como la B3, la K o la vitamina C.
  • Sistema inmunitario débil.
  • Desajustes hormonales: durante la menopausia o embarazos puede presentarse el problema de encías sangrantes.
  • Lesiones al cepillarnos los dientes de modo muy fuerte o por uso inapropiado del hilo dental.
  • Prótesis y otros aparatos dentales muy ajustados.
  • La diabetes también puede ocasionar la aparición, en ocasiones, de encías sangrantes.
  • Reacción por el uso de anticoagulantes
  • Trastornos hemorrágicos.
  • Infecciones en los dientes o encías.
  • Leucemia.

5 enjuagues efectivos para las encías sangrantes

Para ayudar con el problema de las encías sangrantes, podemos recurrir a distintos remedios, incluyendo algunos enjuagues bucales caseros, como los que veremos a continuación.

1. Enjuague de agua tibia con sal

Este es el remedio más común y más fácil de preparar, para comenzar a tratar las encías sangrantes. Como se sabe, el cloruro de sodio tiene un efecto protector para evitar infecciones en las heridas superficiales.

Es muy sencillo: se añade media cucharadita de sal en un vaso con agua tibia, se enjuaga, haciendo énfasis en la parte más afectada, y se bota. No debe tragarse. Se puede repetir tres veces al día.

Ahora bien, no obstante su aparente sencillez, se deben tener algunas precauciones. Por ejemplo, la temperatura del agua no debe ser muy alta. De lo contrario, nos quemaremos; sobre todo teniendo en cuenta que el tejido en la zona está muy sensible.

2. Enjuague de bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio nos puede ayudar a paliar las encías sangrantes.

Muy efectivo. El secreto del bicarbonato reside básicamente en estas propiedades maravillosas:

  • Disminuye inflamaciones.
  • Reduce la placa dental y el sarro.
  • Elimina bacterias.
  • Alivia molestias como el dolor por la inflamación.

Para elaborar este sencillo enjuague solo necesitamos medio vaso de agua. Disuelve en él una cuchara pequeña de bicarbonato de sodio. Ponlo en tu refrigerador unos minutos para que esté fresco.

Al estar fresco resuelve mejor la inflamación, es ideal. Recuerda también también que, puesto que el bicarbonato siempre es algo difícil de disolver, volveremos a remover el enjuague con una cuchara.

Haremos un enjuague con este remedio, es decir, no lo bebas. Intenta que llegue a todas tus encías, a un lado y otro del interior de la boca. Es ideal también que lo repitas 3 veces al día después de tus comidas.  ¡Es muy efectivo!

3. Enjuague de jengibre

El enjuague de jengibre tiene beneficios muy notables. Es sencillo de preparar pero efectivo para reducir inflamaciones, curar y eliminar bacterias adheridas en nuestros dientes.

El modo en que debemos elaborarlo para tratar las encías sangrantes, es el siguiente:

  • Haremos una infusión de medio vaso de agua con un poco de jengibre rallado (el equivalente a una cucharada).
  • Una vez que el agua haya llegado a ebullición, añade una cucharada de sal.
  • Permite que repose y, después, llévalo al refrigerador.
  • Una vez más, haremos el enjuague con el líquido fresco. Esto alivia, trata y reduce la inflamación.
  • Haz el enjuague y retén unos minutos en tu boca.
  • No la bebas, simplemente enjuaga y arrójala. Luego vuelve a tomar otro sorbito.
  • Perfecto para hacer 3 veces al día.

4. Enjuague con menta

La menta fresca es un remedio natural ideal para las encías sangrantes.

Sencillamente perfecto. ¿Has probado alguna vez un enjuague de menta para tratar las encías sangrantes? En ocasiones nos gastamos dinero en tratamientos que nosotros fácilmente podemos hacer en casa. Y te recomendamos sin duda que hagas este que te aconsejamos ahora.

La menta es ideal para tratar infecciones e inflamaciones, así como refrescante; toma nota de los pasos:

  • 5 hojas de menta fresca.
  • Primeramente, las pondremos en medio vaso de agua hirviendo, para obtener su jugo natural durante al menos 15 minutos.
  • Una vez haya reposado un poco, llévalo al refrigerador por 5 minutos.
  • Haz un enjuague profundo, que llegue a todas las encías, manteniendo allí el agua con menta unos minutos.
  • Recuerda repetir este remedio 3 veces al día, como siempre después de las comidas.

5. Enjuague con aloe vera

El aloe vera es una planta con propiedades calmantes muy beneficiosas en caso de padecer de encías sangrantes.

Según nos dicen los expertos, el aloe vera puede ser el mejor remedio para tratar la gingivitis o encías sangrantes. La sábila o aloe vera es maravillosa para curar, cicatrizar, reducir inflamaciones e infecciones.

Conoce los pasos que debemos seguir para conseguirlo:

  • Corta una ramita de la planta de aloe vera.
  • A continuación, retira el gel del interior, que es traslúcido y muy viscoso.
  • Lo que haremos es masajear con este gel nuestras encías. Así de fácil.
  • Con cuidado haremos este masaje sobre las encías, con suavidad pero permitiendo que se absorba bien.
  • Finalmente, nos cepillaremos los dientes con normalidad. ¡Muy sencillo!

Otras recomendaciones para cuidar las encías sangrantes

De los enjuagues caseros aquí presentados, elige aquel que más te guste, el que te resulte más sencillo o el que te ofrezca más confianza. Todos son muy efectivos y útiles, pero el principal secreto está en ser constantes.

También lo ideal es que sigas unos hábitos correctos de higiene bucal, tales como los siguientes:

  • Cepíllate todos los días, al menos tres veces, pero hazlo con cuidado;
  • Utiliza un cepillo de cerdas suaves;
  • Usa hilo dental para eliminar los restos de comida y prevenir la acumulación de placa;
  • Evita los enjuagues bucales que contengan alcohol;
  • Disminuye el consumo de dulces;
  • Come a las horas, evitando los bocadillos entre comidas;
  • No consumas productos de tabaco.

Estos enjuagues caseros son un remedio sencillo, económico y efectivo para tratar tus problemas de encías sangrantes. Puedes aplicarlos tras las principales comidas del día. Después, no tienes más que lavarte los dientes con normalidad.

Sin embargo, en caso de que continúe el problema, se haga recurrente o se agrave, te recomendamos acudir al dentista para que evalúe la magnitud del mismo y recomiende un tratamiento.

Asimismo, si usas prótesis dental u otros aparatos, puedes ir a consulta para que los ajusten, si te causan dolor o roces en las encías. También debes procurar que, al menos cada 6 meses, se haga limpieza para remover la placa, así como un examen periodontal.

Te podría interesar...
Tips para evitar problemas de salud bucal
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Tips para evitar problemas de salud bucal

Si presentas problemas de salud bucal es probable que presentes otros relacionados a tu autoestima, dificultades para encontrar empleo, entre otros...



  • Grzanna, R., Lindmark, L., & Frondoza, C. G. (2005). Ginger—An Herbal Medicinal Product with Broad Anti-Inflammatory Actions. Journal of Medicinal Food. https://doi.org/10.1089/jmf.2005.8.125
  • Myneni, S. R. (2017). Effect of baking soda in dentifrices on plaque removal. Journal of the American Dental Association. https://doi.org/10.1016/j.adaj.2017.09.004
  • Rajeswari, R., , M. Umadevi, C. S. R., & , S. Selvavenkadesh, K. P. Sampath Kumar, D. B. (2012). Aloe vera: The Miracle Plant Its Medicinal and Traditional Uses in India. Journal of Pharmacognosy and Phytochemistry.
  • Taheri, J. B., Azimi, S., Rafieian, N., & Akhavan Zanjani, H. (2011). Herbs in dentistry. International Dental Journal. https://doi.org/10.1111/j.1875-595X.2011.00064.x