¿Qué es el efecto Dunning-Kruger y por qué ocurre?

¿La incompetencia de algunas personas hace que sean incapaces de darse cuenta de sus fallas? Más allá de la inteligencia, veamos cómo los que tienen más seguridad suelen ser los menos capacitados.
¿Qué es el efecto Dunning-Kruger y por qué ocurre?
Andrés Carrillo

Escrito y verificado por el psicólogo Andrés Carrillo el 11 marzo, 2021.

Última actualización: 11 marzo, 2021

¿Crees que las personas con menor preparación académica son capaces de valorar adecuadamente sus propias capacidades? La respuesta es que no. El efecto Dunning-Kruger puede probar la incapacidad de hacer una evaluación objetiva de las propias habilidades, tomando en cuenta el grado de formación.

Por ejemplo, cuando una persona se automedica sin tener conocimientos en medicina estamos ante un sesgo. Lo que ocurre es que se asume de manera irracional que se tiene la verdad absoluta sobre el efecto positivo que tendrá la automedicación. Por otra parte, las mejor capacitadas tienden a infravalorarse.

¿Qué es el efecto Dunning-Kruger?

Cuando una persona no tiene amplio dominio de alguna materia, el efecto Dunning-Kruger propone que se encuentra propensa a sobrevalorar sus capacidades en dicha área en específico. Por otro lado, afirma que aquellos que sí se encuentran capacitados respecto de alguna temática tienden a no confiar en sí mismos.

¿Cómo surge esta teoría? En la década de 1990, David Dunning y Justin Kruger promovieron una investigación con la idea de probar que las personas incompetentes eran incapaces de saber que lo eran, debido precisamente a su propia incompetencia.

Sin embargo, se suele incurrir en un error cuando se pretende emplear esta teoría. Y es que no se trata sobre la incompetencia de los demás, sino sobre la propia. Debo preguntarme si soy consciente de mi propia incompetencia en aquellas cosas para las que no soy bueno.

Es cierto que podemos observar cuando alguien no es capaz de darse cuenta de su propia incompetencia e intenta dar una impresión de dominio exacerbada. Pero no hay manera de establecer que la persona, en realidad, no es consciente de su falta de habilidad.

Mujer piensa que es incompetente según el efecto Dunning-Kruger.
Las personas con competencias adecuadas para una tarea pueden infravalorarse, pensando que no serán capaces de realizarla.

¿Qué causa esta conducta?

Este efecto es lo que se conoce como un sesgo cognitivo, que evita que las personas puedan evaluarse objetivamente a sí mismas. Según los autores, Dunning y Kruger, este fenómeno sucede a causa de un problema de metacognición (la capacidad de analizar el propio desempeño).

La premisa es la siguiente: aquellas personas con conocimientos limitados sobre alguna temática presentan una carga dual. No solo generan conclusiones equivocadas e incurren en errores constantes, sino que su propia incompetencia los priva de la habilidad para darse cuenta.

La autoestima es un factor importante para que pueda ocurrir un sesgo de confianza, como es el caso del efecto Dunning-Kruger. Todo complejo de superioridad, en realidad esconde un complejo de inferioridad y problemas en la autoestima.

De esta manera, las personas suelen escoger la alternativa de hacerse pasar por capaces antes que aceptar la realidad sobre desconocer acerca de un tema. Incluso, puede haber gente con un nivel de inteligencia elevado que presenten un sesgo cognitivo respecto a sus capacidades.

¿Cómo encontramos el efecto Dunning-Kruger en el día a día?

Ahora veremos algunos ejemplos cotidianos del efecto Dunning-Kruger. Como hemos mencionado, cualquier persona puede presentar este tipo de comportamiento, sin importar su nivel de inteligencia.

1. Conversaciones sobre política

La política es uno de los temas en los que las personas sienten de manera irracional que tienen respuestas exactas y verídicas. Es común escuchar opiniones simplistas sobre temas políticos complejos por parte de personas que no cuentan con una preparación en la materia.

2. Medicina y salud

Las ciencias médicas son otro de los tópicos que las personas suelen simplificar, a tal punto de indicar con seguridad la efectividad de algunos medicamentos sin tomar en cuenta la opinión de los profesionales.

De esta manera, hay quienes creen que su experiencia personal les otorga el conocimiento para ayudar a otros.

3. Relaciones de pareja

Cuando hablamos de problemas de pareja con algunos amigos de confianza, es frecuente que recibamos opiniones sobre lo que debemos hacer para mejorar las condiciones.

Estas opiniones no están basadas más que en sucesos anecdóticos. Sin embargo, nuestros amigos podrían asegurar que son soluciones eficientes.

¿Cómo puedo evitar caer en este efecto?

Si quieres evitar este sesgo cognitivo, lo que debemos hacer es crear el hábito de cuestionar de forma natural todas aquellas opiniones que damos por ciertas de forma tajante. Es decir, comenzar a hacernos preguntas que desmonten nuestras creencias con la finalidad de alcanzar una opinión más objetiva.

Otra buena manera de mantener la sensatez respecto a las propias capacidades es buscar información actualizada cada cierto tiempo. Aquellas personas que se quedan con lo que aprendieron y no se preocupan por seguir buscando nuevos datos, muy probablemente terminarán por exagerar lo que saben.

Relaciones sociales alteradas por el efecto Dunning-Kruger.
Las relaciones sociales abundan en este efecto, ya que cada vez que se da una opinión o un consejo se puede incurrir en él.

¿Qué dicen los estudios al respecto?

La información comprobada respecto al efecto Dunning-Kruger concluye que no se puede entender como una forma simple de explicar porque las personas no se dan cuenta de sus errores. Existen artículos al respecto, pero se trata de un efecto difícil de medir.

Ciertas investigaciones establecieron que, cuando una persona presenta dificultades para mejorar en algún aspecto, lo puede notar rápidamente. Sin embargo, los defensores del estudio original de Dunning y Kruger afirman que es válido pensar que las personas más confiadas en sus capacidades suelen omitir las falencias.

Esto último sería porque su nivel de confianza les impide tener una buena capacidad de autocrítica y aceptación de los errores. En lugar de eso, racionalizan su realidad a conveniencia.

¿Cómo tratar a personas que presentan el efecto Dunning-Kruger?

Es natural sentir impotencia cuando estamos en presencia de personas que opinan de forma simplista sobre temas que desconocen. Lo ideal será mantener la calma y recordar que tú no eres el del problema. Cuando permitimos que los comentarios de terceras personas modifiquen nuestro ánimo les estamos dando poder.

En la medida que seamos capaces de aceptar las opiniones de los otros, por más descabelladas que sean, estaremos más cerca de alcanzar un buen nivel de madurez emocional. Recordemos que nadie está obligado a compartir las mismas opiniones que nosotros, incluso aunque sean ciertas.

Te podría interesar...
Qué es el efecto Mozart
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Qué es el efecto Mozart

A partir de 1990 comenzó el boom comercial sobre este efecto Mozart. Pero, ¿Sabías que no hay suficientes referencias científicas?



  • Zhou, Xingchen, and Rob Jenkins. “Dunning–Kruger Effects in Face Perception.” Cognition 203 (2020): n. pag. Cognition. Web.
  • Aqueveque, Claudio. “Ignorant Experts and Erudite Novices: Exploring the Dunning-Kruger Effect in Wine Consumers.” Food Quality and Preference 65 (2018): 181–184. Food Quality and Preference. Web.
  • Plohl, Nejc, and Bojan Musil. “Do i Know as Much as i Think i Do? The Dunning-Kruger Effect, Overclaiming, and the Illusion of Knowledge.” Psiholoska Obzorja 27 (2018): 20–30. Psiholoska Obzorja. Web.
  • Muller, Alana, Lindsey A. Sirianni, and Richard J. Addante. “Neural Correlates of the Dunning–Kruger Effect.” European Journal of Neuroscience 53.2 (2021): 460–484. European Journal of Neuroscience. Web.
  • Schlösser, Thomas et al. “How Unaware Are the Unskilled? Empirical Tests of the ‘Signal Extraction’ Counterexplanation for the Dunning-Kruger Effect in Self-Evaluation of Performance.” Journal of Economic Psychology 39 (2013): 85–100. Journal of Economic Psychology. Web.