¿Es posible eliminar el dolor de forma inmediata?

Según diversas corrientes de medicina alternativa, sería posible eliminar el dolor de forma inmediata con control mental. ¿Qué hay de cierto en ello?
¿Es posible eliminar el dolor de forma inmediata?
Nelton Abdon Ramos Rojas

Escrito y verificado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas.

Última actualización: 24 octubre, 2022

En algunas corrientes de la medicina alternativa se considera que es posible eliminar el dolor de forma inmediata, incluso sin el uso de medicamentos. En tal sentido, se asume que este síntoma es una consecuencia derivada de lo que tenemos en la mente. Por lo tanto, su bloqueo se lograría con el pensamiento más que con acciones externas.

Tratándose de algo que estaría más allá de lo físico, el dolor se entiende en estas teorías como un fallo en el flujo de la energía. Esta energía es interna (la conexión entre las neuronas, por ejemplo) o es un influjo vinculado a aspectos externos, como la presencia de estresores o de situaciones difíciles de atravesar.

Por ende, para eliminar el dolor de forma inmediata se tendría que trabajar aspectos psicológicos, como el manejo de las emociones negativas o la superación de las fobias. También la inteligencia emocional jugaría un rol preponderante.

El papel de la mente en la percepción del dolor, según algunas medicinas alternativas

El equilibrio entre la mente, el cuerpo y el espíritu es un aspecto fundamental que destacan ciertas corrientes de medicina alternativa. Sin embargo, escudriñar el plano energético y pretender tratar o sanar a un paciente solo con estos elementos de conocimiento es insuficiente. La evidencia científica ha logrado demostrar algunos beneficios, pero no todos ellos están certificados.

Según algunas corrientes de pensamiento, el organismo cuenta con sistemas de energía que, a su vez, tienen circuitos y conexiones. Estos serían coordinados por un bioordenador central.

Las enfermedades (físicas y mentales) serían, entonces, resultado de un desequilibrio energético. Para recuperar la salud plena se podría acceder a una corrección del equilibrio mediante técnicas de reprogramación mental.

En sí, la reprogramación mental es una técnica para indicar al cerebro qué pensar. Es decir, se busca el reemplazo de creencias limitantes por otras que sean beneficiosas. En la percepción del dolor, lo que pretenderíamos es que el dolor no existe, para lo que aplicaríamos técnicas que engañen al cerebro.

La programación neurolingüística (PNL), por ejemplo, que tiene validación científica, es un abordaje experimental para el dolor que se está estudiando. El plan es que las palabras y las frases orientadas a cambiar el cerebro, intercepten las señales de dolor.

Mente controla el dolor.
La mente se interrelaciona con el dolor físico de maneras que todavía no logramos descifrar.

Conoce las diferencias entre Dolor crónico y dolor agudo


¿Se puede eliminar el dolor de forma inmediata con control mental?

Desde hace tiempo sabemos que hay muchas estrategias para afrontar el dolor, sobre todo el crónico. Pero lo que mejor sabemos es que se trata de un afrontamiento y no de una curación.

Esto quiere decir que nos basamos en técnicas mentales que funcionan para algunos pacientes, pero no para otros. O sea, hay quienes se distraen del dolor haciendo algo que les gusta y dejan de percibirlo, mientras otros padecen molestias que no logran bloquear de ningún modo.

El mindfulness, la meditación, el yoga, la resolución de sudokus… Todas ellas son técnicas estudiadas, pero no se puede decir que funcionen para la mayoría.

La interrelación entre los pensamientos, el dolor físico, la percepción de las molestias y hasta la hipocondría existe. Pero no hay elementos suficientes para hacer afirmaciones generales.

La ayuda psicológica en pacientes con dolor, la reducción del estrés y el acompañamiento social para sobrellevar estados de algias permanentes son efectivas. No obstante, el abordaje es personalizado.

Ante la pregunta de si se puede controlar el dolor con la mente, la respuesta está velada. Es más prudente hablar de intervenciones de psicoeducación. Alguien podrá decir que pudo eliminar el dolor de forma inmediata solo con pensarlo, pero otro a su lado, con el mismo padecimiento, quizás no lo logre.

Lo que aporta la ciencia médica, hasta el momento, es el acompañamiento con educación psicológica. Los pacientes con dolor tienen que tener a disposición diferentes estrategias que los ayuden. Y los profesionales de la salud están encargados de acercar estas estrategias.



El método cuántico: ¿qué es?

Una de las terapias alternativas con más influencia en la idea de poder eliminar el dolor de forma inmediata con la mente es la del método cuántico. Según afirman sus seguidores, no buscaría paliar los síntomas o ayudar a gestionar la enfermedad, sino que trataría de identificar los factores clave y encontrar la raíz de aquello que está causando dolor.

Una vez identificado el origen, se podría trabajar en ello para eliminar la molestia. Al corregir la raíz del problema se haría posible también la eliminación de síntomas físicos y emocionales, como miedos y fobias.

La técnica consiste en pensar/dejar de pensar/sentir/percibir si algo es fuerte o débil. Posteriormente, se borraría su efecto acumulativo, corrigiendo el problema o la dolencia desde el núcleo. Para poder llegar a este punto sería necesario alcanzar un estado mental neutral.

Según se expone en el libro La educación cuántica, “la auténtica sanación se halla en el interior de las personas, pues solo con el conocimiento de sí mismo se puede lograr la sabiduría que sana todo sufrimiento”. Es evidente que ello no tienen ningún fundamento científico por lo pronto.

Mente para controlar el dolor.
El método cuántico asume que la autosanación es posible a partir de un proceso de autoconocimiento.

Para tratar el dolor hay que seguir las indicaciones médicas

Eliminar el dolor de forma inmediata no es posible todavía. Al menos no para la mayoría de los pacientes que lo sufren.

Algunos tendrán la suficiente fuerza de voluntad y el control mental adecuado para reducir las molestias o distraer al cerebro. Otros no.

El abordaje del dolor es una cuestión delicada que no puede tomarse a la ligera. Está bien buscar alternativas cuando nada parece funcionar, pero al mismo tiempo se deben sostener los tratamientos que están probados y validados.

La psicología cuenta en la actualidad con múltiples técnicas que parecen ayudar a las personas con dolor crónico. Es bueno dialogar con profesionales especializados en estas áreas, sin esperar milagros, sino caminando hacia alternativas que den una mano y una luz de esperanza.

Es muy probable que el dolor no desaparezca de inmediato. Pero quizás la psicoeducación nos abra senderos de mayor confort y aumento de la calidad de vida.

Te podría interesar...
Uso de marihuana medicinal para el dolor crónico: ¿es seguro?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Uso de marihuana medicinal para el dolor crónico: ¿es seguro?

La marihuana medicinal ha ganado fama como un analgésico potente. A menudo, se usa para padecimientos que cursan con dolor crónico.



  • Álvarez Y, Farré M. (2005). Farmacología de los opioides Adicciones; 17(2): 21-40.
  • Arias-Carrión, Ó., Olivares-Bañuelos, T., & Drucker-Colín, R. (2007). Neurogénesis en el cerebro adulto. Revista de Neurologia. https://doi.org/10.1103/PhysRevLett.108.203001
  • Rodríguez Franco, L., Cano García, F. J., & Blanco Picabia, I. (2004). Evaluación de las estrategias de afrontamiento del dolor crónico. Actas Españolas de Psiquiatría, 32 (2), 82-91.
  • Loaiza Espinel, A. L. (2016). Manejo del dolor crónico con programación neurolingüística.
  • Nogales-Gaete, Jorge. "Medicina alternativa y complementaria." Revista chilena de neuro-psiquiatría 42.4 (2004): 243-250.
  • Belmonte, C. (2007). Emociones y cerebro. Real Revista de Ciencias Exactas, Fisicas y Naturales.
  • Bohr, Niel: (1934) “Teoría Atómica y Descripción de la Naturaleza” (“Atomic Theory and Description of Nature”).
  • Martos, A. (2015). La educación cuántica. Málaga: Corona Borealis.
  • Torre-Mollinedo F, Azkue J, Callejo-Orcasitas A, et al (2007). Analgésicos coadyuvantes en el tratamiento del dolor. Gaceta Médica de Bilbao; 104(4): 156-164.
  • Muñoz-Sanjosé, A., Tarrero, Á. P., Zarcero, M. T., Del Río, M. D. R. M., & Vega, B. R. (2019). Intervenciones basadas en Mindfulness y compasión en dolor crónico. Revista de Investigación y Educación en Ciencias de la Salud (RIECS)4(S1), 112-122.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.