Fobia al sexo: ¿cómo superar la erotofobia?

¿Siempre pones excusas para no mantener relaciones sexuales? ¿Pensar en sexo te produce miedo? Tal vez sufras lo que se conoce como "erotofobia".
Fobia al sexo: ¿cómo superar la erotofobia?
Elena Sanz

Revisado y aprobado por la psicóloga Elena Sanz.

Última actualización: 01 enero, 2022

Sentir miedo por las arañas o por los espacios cerrados es algo que asumimos como normal. Sin embargo, en el momento en el que mencionamos la fobia al sexo, en la mayoría de las ocasiones se producen miradas de extrañeza. ¿Es posible tener pavor a mantener relaciones con una pareja? Aunque parezca inverosímil, la respuesta es que sí.

La erotofobia aparece progresivamente, pues son los miedos, las inseguridades y las expectativas las que van, poco a poco, dándole forma a esa fobia al sexo. Esta se manifestará en algún momento, cuando menos se espere.

¿Cómo se manifiesta la erotofobia?

La fobia al sexo tiene más que ver con la intimidad que con el propio acto en sí. De hecho, las personas que han sido diagnosticadas con erotofobia pueden masturbarse y tener deseo sexual. Sin embargo, el problema aparece cuando van a mantener relaciones con su pareja.

Los síntomas más habituales que deben interpretarse como una señal de alarma son el aburrimiento ante la posibilidad de mantener sexo, los sentimientos de repulsión y de incomodidad, poner excusas para no tener contacto físico. En algunos casos, las personas con fobia al sexo evitan tener pareja.



Consejos para superar la fobia al sexo

Desde Statista informan que entre los años 2011 y 2017 el número de fobias registradas fue de casi 200 000 casos solo en España. No se trata de una cifra elevada, aunque todavía debemos esperar a conocer la información más reciente para sacar conclusiones.

Aunque parezca imposible, y de hecho las personas con fobia al sexo lo ven así, hay vías para superar cualquier miedo que se tenga. Pero debe quedar claro que esto no sucederá de la noche a la mañana. Habrá que poner mucho esfuerzo, ganas y tener paciencia.

Miedo al sexo en una mujer.
La erotofobia es más un temor a la intimidad que al acto en sí, por lo que se intenta evitar el momento de cercanía.

Cuestionarse las creencias sobre el sexo

Las expectativas sobre el sexo pueden provocar erotofobia. Una persona que todavía no haya tenido un encuentro sexual con nadie puede tener miedo a que le duela o a que le hagan daño. Para evitar que esto termine en frustración y límites para el deseo, es fundamental contrastar la información.

Existen sexólogos que pueden responder a todas las dudas que una persona puede tener. Considerar como verdades absolutas las experiencias de amigos, por ejemplo, no es algo razonable.

Superar los traumas

Muchas personas tienen algún tipo de trauma y la fobia al sexo puede estar relacionada con una experiencia dolorosa, debido a un problema de vaginismo en el pasado, por ejemplo, o una primera relación sexual extremadamente dolorosa. Para resolverlo hay que acudir a un profesional.

Existen psicólogos expertos en traumas de este tipo que pueden contribuir a mejorar significativamente las relaciones sexuales. La terapia cognitivo-conductual es una de las más recomendadas, aunque hay tantas posibilidades, que lo importante es que cada uno elija el tipo de terapia que mejor le pueda funcionar.



Aprender a relajarse en el sexo

Un consejo sabio es aprender a relajarse en el sexo. Para ello puede ser de gran ayuda el sexo tántrico. Es una forma lenta de mantener relaciones en la que se presta atención a los olores, al tacto, a las sensaciones del cuerpo.

Las prisas del día a día, el estrés o la ansiedad pueden hacer que mantener sexo sea algo mecánico, repleto de miedos y que no lo saboreemos. Por eso, mantener relaciones de forma pausada y tranquila es una opción. El fin de semana es un buen momento para ello.

Falta de placer en el sexo.
Si no hay relajación es difícil alcanzar el placer y el disfrute en las relaciones. Se trata de algo que hay que implementar a consciencia y poco a poco.

¿Cuándo buscar ayuda profesional si tengo fobia al sexo?

No es extraño encontrar problemas en las consultas de los psicólogos y los sexólogos que estén relacionadas con las frustraciones e inseguridades que aparecen durante el sexo. Creer que el acto sexual es algo sucio, haber tenido alguna experiencia dolorosa o considerar ciertas creencias que deberían desterrarse pueden hacer mucho daño.

Las relaciones sexuales pueden ser satisfactorias, placenteras y llegar a unir más a dos personas en una relación de pareja. Pero para eso hay que aprender a superar la fobia al sexo, que no siempre es fácil de admitir.

Observar de frente los propios miedos resulta aterrador. Sin embargo, esto no significa que no haya que hacer este pequeño esfuerzo para empezar a disfrutar a partir de hoy mismo del sexo y de la pareja.

Te podría interesar...
Para qué sirven los sexólogos
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Para qué sirven los sexólogos

Acudimos al médico general sin inconveniente, pero cuando se trata de sexólogos la expectativa cambia. Venzamos el miedo.



  • Favero, M., & Costa, S. (2019). Erotofilia e erotofobia.
  • Ramírez Barajas, M. F. (2019). Sexo, tipología de género, erotofilia-erotofobia y asertividad sexual en estudiantes universitarios (Doctoral dissertation, Universidad Autónoma de Nuevo León).

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.