Formas de mejorar el metabolismo

El ejercicio físico es una de las mejores formas de acelerar el metabolismo. Basta con practicar 30 minutos al día para que se mantenga activo durante horas.
Formas de mejorar el metabolismo
Carlos Fabián Avila

Revisado y aprobado por el médico Carlos Fabián Avila el 23 mayo, 2021.

Escrito por Francisco María García, 16 diciembre, 2016

Última actualización: 23 mayo, 2021

El metabolismo sirve para transformar los alimentos y bebidas que tomamos en energía. Pero, ¿cuál es el secreto para perder peso con un menor esfuerzo? Entre los métodos que nos recomiendan está mejorar el metabolismo del organismo.

Algunos indicadores, como la tasa metabólica basal, nos indican el porcentaje de calorías que el cuerpo necesita. Todo ello según la actividad diaria que realizamos. ¿Te interesa saber más al respecto? Entonces no dejes de leer todo lo que vamos a comentarte.

Determinados cambios en la dieta y en el estilo de vida nos pueden ayudar a mejorar el metabolismo.

1. Hacer ejercicios aeróbicos

Pantorrillas trabajadas con escalón.
Los escalones para ejercicio nos pueden ser de ayuda si queremos trabajar las pantorrillas en plan de cadena cinética cerrada.

Si practicamos al día un mínimo de 30-40 minutos de ejercicio vamos a mejorar el metabolismo.

El ejercicio puede consistir en caminar a paso ligero, correr, nadar, o hacer cualquier otro ejercicio o deporte. Con ello vamos a quemar calorías y prevenir un aumento de peso. Sin embargo, cuando realizamos siempre el mismo tipo de ejercicio aeróbico, el cuerpo se adapta al esfuerzo. Por lo que se recomienda variar el tipo de actividad.

Si siempre se hace lo mismo, el cuerpo se adapta al esfuerzo, y el metabolismo no incrementará.

2. Hacer actividades dinámicas

Tener aficiones que conlleven movimiento físico va a ayudar a mejorar el metabolismo, pero no hace falta pensar exclusivamente en el mundo fitness.

Algunas actividades, como la jardinería, utilizar las escaleras en lugar del ascensor, ponernos de pie cuando hablamos por teléfono y aparcar el coche lejos del lugar del destino, son ejemplos claros de actividades dinámicas que nos ayudan a evitar el sedentarismo y mantenernos activos.

Cada día son muchas las pequeñas cosas que podemos hacer para mejorar el metabolismo. ¿Cuáles son las que pones en práctica y cuáles aún no?

3. Trabajar la resistencia física

Un entrenamiento con pesas u otra maquinaria de resistencia de gimnasio, durante dos, tres o cuatro veces a la semana, será idóneo para aumentar la masa muscular, mantenernos activos y, en cierta medida, mejorar el metabolismo.

Como indica un estudio reciente, conviene tener claro que “el desarrollo de la fuerza se optimiza mediante pocas repeticiones y una alta resistencia, normalmente es el objetivo de personas entrenadas; mientras que la resistencia muscular se optimiza mediante una baja resistencia y un alto número de repeticiones”.

4. Tomar un buen desayuno

Desayunar siempre es una buena forma de mejorar el metabolismo
Se suele considerar al desayuno como la comida más importante del día.

Un desayuno completo activa el metabolismo al inicio de cada nuevo día. La tasa metabólica disminuye durante la noche, después de no haber ingerido ningún alimento durante varias horas.

Las células del organismo necesitan ser reemplazadas por los alimentos o se adaptarán a sobrevivir con menos almacenamiento de grasa previniendo futuras privaciones.

5. Hacer varias comidas al día

Aunque es el más imprescindible, el desayuno no es la única comida importante para tener el metabolismo en estado saludable.

El metabolismo funciona mucho mejor si tomamos varias comidas pequeñas al día.

Hay que comer porciones pequeñas, dejando entre dos a cuatro horas entre cada comida durante el día para ayudar a regular la sangre y estimular el metabolismo para trabajar a un ritmo mayor.

Cuando saltamos alguna comida, el termostato metabólico deja de funcionar con el propósito de conservar la energía restante.

6. Consumir de forma regular alimentos saludables

Hay que tomar una dieta nutritiva que incluya abundantes cantidades de fibra, y poca azúcar para mejorar tu metabolismo.

Una buena alimentación incluye:

  • Tomates.
  • Pescado.
  • Arándanos.
  • Granos enteros.
  • Verduras de hoja verde.

Al tomar azúcar, ponemos en marcha un interruptor metabólico como modo de almacenar grasa.

Los altos niveles de azúcar en la sangre, además de aumentar la insulina, envían al cuerpo la orden de almacenar la energía que no usamos en forma de grasa. Algunos alimentos picantes, como es el caso del chile, pueden ir aumentando la tasa metabólica.

7. Priorizar el consumo de agua

Consumir agua para mejorar el metabolismo
El agua puede consumirse de forma natural o saborizada.

Entre dos litros y dos litros y medio. Esta sería la medida de líquido que debemos ingerir cada día, dentro de un estilo de vida activo. Eso puede contribuir a elevar el metabolismo.

Aunque esto aún está en debate en el ámbito científico, se dice que el agua fría es mucho mejor, porque hace que el cuerpo queme más calorías al tener que trabajar para adaptarla a la temperatura del cuerpo.

8. Dormir lo suficiente cada noche

Cuando no se duerme lo suficiente, se puede sentir hambre incluso si se está lleno.

La falta de sueño puede conducir a comer en exceso, lo que compromete la capacidad del cuerpo para metabolizar los hidratos de carbono de forma suficiente. La consecuencia puede ser un aumento de peso, y dificultades para perderlo.

Según estudios realizados, la mayoría de los adultos necesitan entre siete y ocho horas de sueño cada noche.

9. Darle una oportunidad al aceite de coco

Los beneficios del aceite de coco son cada vez más conocidos. Por ello mismo, hay quienes consideran que, si de vez en cuando sustituimos el aceite de cocina habitual por aceite de coco vamos a ayudar al cuerpo a quemar grasa más rápidamente.

Lo mejor es que estas grasas se digieren fácilmente y consiguen estimular al metabolismo para que queme hasta tres veces más calorías que otros aceites durante seis horas desde la última comida.

7. Aumentar el consumo de proteínas

Proteínas de origen vegetal para mejorar el metabolismo
Las fuentes vegetales de proteínas son deficitarias, por lo que deben combinarse con otros alimentos.

Al aumentar ligeramente la cantidad de proteínas que tomamos en una dieta equilibrada, el cuerpo va a estar mejor preparado para favorecer la creación de músculo. Esta, junto a un estilo de vida saludable en la que realicemos ejercicios aeróbicos, nos ayudará a conseguir la figura que deseamos.

Al hablar de proteínas de calidad nos referimos a aquellas que responden a las necesidades del cuerpo. Así, las que tengan unos elevados niveles de aminoácidos, como las carnes o el pescado, son una buena opción en cualquier dieta.

Por ello, las carnes magras y, sobre todo, los huevos, suponen una importante fuente de proteínas para aumentar la masa muscular.

¿Listo para empezar a cuidarte mejor? Por otro lado, recuerda que siempre puedes resolver todas tus dudas con el médico o tu nutricionista de confianza.



  • López-Otín, C., Galluzzi, L., Freije, J. M. P., Madeo, F., & Kroemer, G. (2016, August 11). Metabolic Control of Longevity. Cell. Cell Press. https://doi.org/10.1016/j.cell.2016.07.031
  • Chaput, J. P., McNeil, J., Després, J. P., Bouchard, C., & Tremblay, A. (2013). Seven to eight hours of sleep a night is associated with a lower prevalence of the metabolic syndrome and reduced overall cardiometabolic risk in adults. PloS one8(9), e72832. doi:10.1371/journal.pone.0072832
  • Ranallo, R. F., & Rhodes, E. C. (1998). Lipid metabolism during exercise. Sports Medicine. https://doi.org/10.2165/00007256-199826010-00003
  • Leproult, R., & Van Cauter, E. (2009). Role of sleep and sleep loss in hormonal release and metabolism. In Pediatric Neuroendocrinology (Vol. 17, pp. 11–21). S. Karger AG. https://doi.org/10.1159/000262524