¿Qué es el fracking y cómo puede afectar la salud?

El fracking permite acceder a fuentes de hidrocarburo almacenadas en piedras de baja permeabilidad. ¿Es esto seguro para los seres humanos?
¿Qué es el fracking y cómo puede afectar la salud?
Mariel Mendoza

Escrito y verificado por la médica Mariel Mendoza.

Última actualización: 27 febrero, 2022

Fracking es el nombre en inglés de la fracturación hidráulica o hidrofracturación. Es una técnica para extraer gas, petróleo y otros recursos minerales del subsuelo.

Se la considera una técnica no convencional porque busca hidrocarburos de reservorios que no son los habituales. Es decir, las rocas tratadas con el fracking son de baja permeabilidad. Por ello se emplea la fractura con agua.

¿Cómo es el procedimiento?

En el fracking se perfora un pozo vertical, a más o menos 2500 metros de profundidad. Se generan múltiples canales a su alrededor de forma horizontal que permiten inyectar fluidos (agua) a una presión tan alta que supere la resistencia de la roca.

Así se generan fracturas en la piedra. Con ello aparecen poros que permiten la extracción del hidrocarburo al favorecer su salida hacia la superficie.

Para la fracturación hidráulica, el agua a presión es mezclada con productos químicos, arena y apuntalantes que se encargan de generar nuevas fracturas y ampliar las que ya existen en las rocas. Estos químicos pueden incluir detergentes, sales, ácidos, lubricantes y desinfectantes.

Luego que hay permeabilidad en la roca, los hidrocarburos fluyen a través del pozo hacia la superficie. Se permite, por lo tanto, su separación y almacenamiento.

La ventaja principal del fracking es que permite la extracción de los hidrocarburos que se almacenan en rocas de baja permeabilidad. O sea, son aquellos productos que no podrían obtenerse con técnicas convencionales.

Petróleo para la gasolina.
Los hidrocarburos son una fuente de energía no renovable que siempre genera controversias en temas medioambientales.

¿Qué consecuencias puede tener el fracking?

Según el Instituto Nacional de Ciencias de Salud Ambiental de los Estados Unidos, no hay ninguna evidencia concluyente respecto a los riesgos para la salud en las personas que viven en las comunidades donde se permite el fracking. Sin embargo, diversos planteamientos de organizaciones ligadas a la protección del medio ambiente no están de acuerdo con ello.

En el medio ambiente

Durante la fracturación hidráulica, la perforación vertical pasa por distintas capas de roca, por lo que pueden encontrarse con agua dulce de uso privado o público. Las fuentes hídricas pueden contaminarse. Es por ello que el pozo debe ser encapsulado en acero y cemento para evitar filtraciones.

Las fugas de gas metano constituyen la principal fuente de contaminación del agua en el fracking. Además, participan en el calentamiento del planeta.

Por otro lado, hay altos índices de utilización de agua con la técnica, debido a que requiere de líquido para el proceso de fracturación. La tasa de retorno energético es menor, pues la extracción demanda mucha más energía en comparación con la que se captura.

Además de la contaminación de acuíferos, hay contaminación del suelo por la volatilidad de algunos compuestos. Y contaminación sónica debido al ruido generado por la maquinaria pesada.

La necesidad de disponer de varios pozos para hacer la extracción rentable puede hacer que el terreno se torne inestable. Esto, debido a las perforaciones y a la inyección de agua a alta presión, que puede producir terremotos de baja intensidad.


Aprende sobre la Intoxicación por metanol


En la salud

El fracking puede generar contaminación del agua dulce que va a ser consumida o utilizada por la población. Los acuíferos pueden ser contaminados por gas metano o con el fluido que se extrae junto con los gases en el momento de la extracción.

Este fluido contiene una serie de contaminantes:

Estos fluidos pueden ser cancerígenos o generar mutaciones en los fetos de las embarazadas. Se corre riesgo de afectación de la piel, los ojos, el sistema nervioso central y el sistema respiratorio.

Pulmones afectados por el fracking.
Los pulmones se pueden ver afectados por los metales pesados que se acumulan en el tejido respiratorio.

Algunos consejos para Reducir la huella de carbono


En la economía

A diferencia de los efectos en el medio ambiente y en la salud, en la economía podría haber efectos positivos para las comunidades que aceptan el fracking. Se asume que se generan más empleos y mayores ingresos para la población.

Por otro lado, desde el punto de vista de la macroeconomía, se genera un mayor acceso a las reservas de gas y petróleo, lo que reduciría los impuestos. Pues una menor demanda (y por ende menor precio) hace decrecer la dependencia de minerales extranjeros.

Sin embargo, también hay voces críticas sobre el efecto en la economía. Organizaciones sociales denuncian con frecuencia que el fracking establece puestos de trabajo momentáneos que desaparecen tras unos años, dejando a pueblos enteros sin acceso al agua y con la población desempleada.

La controversia del fracking

El fracking puede ser riesgoso. Hasta el momento, hay bases y evidencias que sustentan su seguridad, así como otras que ponen en tela de juicio el método y su inocuidad.

Es fundamental que la decisión gubernamental de aprobar la fractura por parte de empresas en un determinado territorio se acompañe de estudios de impacto ecológico bien diseñados. Ante la duda, resulta primordial proteger la salud comunitaria.

Te podría interesar...
6 acciones cotidianas que contaminan el medio ambiente
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
6 acciones cotidianas que contaminan el medio ambiente

Hay diversas acciones que contaminan el medio ambiente y ocasionan calentamiento global. Por ello, es importante tener consciencia ambiental.




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.