Germinado de trigo: nutrición, propiedades y cómo prepararlo

El germinado de trigo puede ser una excelente opción en tu dieta. Mira la manera de incluirlo en los platos para sacarle el máximo provecho.
Germinado de trigo: nutrición, propiedades y cómo prepararlo
Maria Patricia Pinero Corredor

Escrito y verificado por la nutricionista Maria Patricia Pinero Corredor el 05 octubre, 2021.

Última actualización: 05 octubre, 2021

El germinado de trigo son los brotes de la semilla de trigo, cuando ya nace. No es igual al germen de trigo, que es la parte interna de la semilla y resulta una parte que se remueve durante el proceso de refinación.

El germinado de trigo es comestible. De hecho, es rico en minerales y nutrientes. Te contamos cómo prepararlo para que lo aproveches en la cocina.

Valor nutricional del germinado de trigo

100 gramos de germinado de trigo contienen 49 gramos de carbohidratos y 12 gramos de fibra. También tiene 31 gramos de proteínas y 366 kilocalorías.

Es una buena fuente de minerales. Aporta 200 miligramos de fósforo, 1097 miligramos de potasio, 50 miligramos de calcio, 16 miligramos de sodio y 42,5 microgramos de selenio.

Además, tiene un gran contenido de ácido linoleico. Este es el que le da mayor aporte calórico al germinado de trigo, ya que es un ácido graso poliinsaturado que no puede ser sintetizado por el cuerpo. Por lo tanto, debe incorporarse con la dieta.

Este ácido graso es esencial para la producción de otros ácidos grasos, ayuda al sistema inmunitario y contribuye al control de la presión arterial. También aporta a la regulación del colesterol y los triglicéridos.



Beneficios del germinado de trigo

Consumir germinado de trigo es beneficioso para la salud, por lo que ahora te decimos lo que obtienes al incluirlo en tu dieta.

1. Regula los niveles de colesterol

El ácido linoleico tiene la capacidad de regular los niveles de colesterol. Esta sustancia normaliza las grasas sanguíneas y reduce las lesiones arteriales.

En estudios con hámsteres se ha comprobado que los niveles de colesterol disminuyen cuando este ácido graso se incluye en la dieta. Aunque hacen falta más investigaciones en humanos.

Niveles de colesterol.
El agregado de ácido linoleico a la dieta diaria podría ser un factor protector cardiovascular, reduciendo el colesterol.

2. Refuerza al sistema inmunitario

Los altos niveles en ácidos grasos hacen que el germinado de trigo sea una gran opción para reforzar el sistema inmunitario. El ácido linoleico estimula la síntesis de inmunoglobulina A, que es la primera línea de defensa ante las infecciones. La inmunoglobulina G también aumenta su producción, así como la M, encargada de combatir infecciones bacterianas y virales.

3. Beneficia al sistema digestivo

Según la Clínica Mayo, a diario se recomienda comer entre 25 y 30 gramos de fibra. 100 gramos de germinado de trigo contienen 12 gramos de la sustancia, lo que resulta provechoso.

Un buen contenido de fibra en la dieta ayuda a la salud intestinal de varias maneras. Aunque el beneficio principal es que controla el peso y el tamaño de las heces. También las ablanda, por lo que contribuye con las evacuaciones y reduce el estreñimiento.



4. Desacelera el envejecimiento

El ácido linoleico es un potente antioxidante. Los antioxidantes son compuestos químicos capaces de neutralizar radicales libres.

Los radicales libres son moléculas producidas por el cuerpo en las reacciones biológicas, que causan la oxidación de las células y contribuyen al proceso del envejecimiento. Por lo que, mientras más antioxidantes se consuman, habrá una mayor desaceleración del envejecimiento natural.

5. Aporta electrolitos

Los electrolitos son minerales que, una vez disueltos en la sangre, llevan carga eléctrica. Al contener una gran cantidad de minerales, como potasio, fósforo, calcio y sodio, el germinado de trigo ayuda con esta función.

Los electrolitos son importantes porque equilibran la cantidad de agua en el organismo. También estabilizan los niveles de pH y participan en el transporte de los nutrientes a las células.

Cómo consumir germinado de trigo

El germinado de trigo debe consumirse licuado por su fuerte sabor. Para prepararlo necesitarás 100 gramos de germinado de trigo, 1 taza de zarzamoras y 1 pizca de jengibre. Se añade agua, se licúa y luego hay que pasar por un colador.

Germinados de distintas semillas.
Los germinados se han incorporado a las dietas de varias personas por sus propiedades nutricionales.

Para germinar trigo en casa

Para tener tus propios brotes en casa, solo debes seguir unos sencillos pasos.

1. Organiza

Antes de empezar a cultivar, pregúntate cuántos brotes deseas. ¿Cuánto tiempo puedes esperar? Luego, debes obtener lo que necesitas, que será agua, bolsas para germinar, semillas, una taza y una cuchara.

2. Remojar y germinar

Pon 15 gramos de semillas de trigo en la taza con agua por 6 a 8 horas. Puedes dejarlo toda la noche, pero nunca más de 72 horas.

3. Poner en la bolsa

Se pone en la bolsa el preparado y hay que dejar que el agua drene. Siempre lavando las semillas. Este proceso debe hacerse por una semana, hasta que estén listas para ingerirse.

El germinado de trigo también tiene gluten, así que está contraindicada su ingesta en personas celíacas.

Te podría interesar...
8 increíbles bondades del germen de trigo
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
8 increíbles bondades del germen de trigo

En el siguiente articulo te contaremos cuáles son las principales bondades del germen de trigo un cereal que no puede faltar en tu dieta.