7 hábitos que afectan tu salud dental

Hay costumbres y hábitos que afectan la salud dental. En este artículo te contamos cuáles son para que los evites y cuides tu sonrisa. ¡No te lo pierdas!
7 hábitos que afectan tu salud dental
Vanesa Evangelina Buffa

Escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa el 23 abril, 2021.

Última actualización: 23 abril, 2021

Tener la boca saludable es fundamental para que la persona pueda realizar y disfrutar todas las acciones que con ella se efectúan. Pero existen hábitos que afectan la salud dental y alteran la vida cotidiana.

Se puede considerar un buen estado de salud bucodental cuando no hay dolor orofacial ni cáncer, así como tampoco infecciones, llagas, enfermedad periodontal, caries, pérdida de piezas dentarias ni ningún trastorno que afecte la boca.

Pues la presencia de alguna de estas alteraciones interfiere con la capacidad de masticar, morder, alimentarse, hablar y sonreír. Además, se afecta el bienestar psicosocial y la calidad de vida de quien las padece.

Prestar atención a la higiene de la boca y visitar de manera periódica al odontólogo es vital para evitar problemas. Pero hay malas costumbres que se deben evitar. En este artículo te contamos algunos hábitos frecuentes que afectan la salud dental.

1. Morder objetos

Algunas personas tienen la costumbre de sostener cosas con la boca o mordisquear objetos cotidianos, a veces hasta de manera inconsciente. Morder lápices, bolígrafos, palitos o el marco de las gafas puede desgastar las piezas dentarias. Incluso se provocan pequeñas fisuras y fracturas que ocasionan sensibilidad dentaria.

El hielo también es un objeto duro a evitar masticar. Es que tanto el esmalte como el hielo son cristales, y la presión entre ambos rompe al más débil. En general, es el cubito el que se parte, pero en algunas ocasiones el diente se puede fracturar.

Morderse las uñas es otro de los hábitos que afectan la salud dental y el aspecto de las manos. La fuerza para cortar las uñas puede lesionar los dientes. Además, la posición que toma la boca al practicar esta costumbre, con el maxilar inferior adelantado, puede afectar a la mandíbula.

Asimismo, las uñas esconden bacterias que ingresan a la boca y provocan enfermedades. Sobre todo en personas que trabajan en contacto con microorganismos.

Morderse las uñas.
Morder objetos duros afecta el esmalte de los dientes. Sucede con el hielo, con los bolígrafos y hasta con las propias uñas.

2. Usar los dientes como herramientas

Los dientes tienen la función de masticar alimentos y contribuir al habla, pero algunas personas eligen usarlos como tijeras o para sujetar objetos cuando tienen las manos ocupadas. Cortar hilos o cintas, abrir envoltorios o botellas, arrancar etiquetas de la ropa y desenroscar tapones son algunas de estas utilidades alternativas, pero nocivas.

Existen herramientas específicas para realizar estas actividades, por lo que es conveniente evitar hacerlas con la boca. Pues se corre el riesgo de fracturar y desgastar los dientes, lesionar la mandíbula o tragarse algo indeseado por accidente.

3. Consumir en exceso bebidas poco saludables

El consumo frecuente y excesivo de algunas bebidas puede afectar de manera negativa a la boca:

  • Bebidas carbonatadas con azúcar: ingerir de manera habitual refrescos y bebidas con alto contenido de azúcar y de ácidos (cítrico, carbónico, tartárico y fosfórico) erosiona el esmalte que protege a las piezas dentarias. A medida que se desgasta, queda más expuesto el tejido dentinario que se encuentra por debajo, aumentando la sensibilidad, el riesgo de caries y de infecciones.
  • Café, té o mate: consumir con frecuencia estas bebidas puede pigmentar y manchar las piezas dentarias. Es importante realizar una adecuada higiene oral después de tomarlas.
  • Alcohol: el alcohol reduce la secreción salival provocando deshidratación y boca seca. Esto aumenta el riesgo de caries y de infecciones. Además, esta sustancia está asociada a la aparición de cáncer bucal.

4. Una higiene dental defectuosa

No realizar la limpieza de la boca de manera correcta es un hábito que afecta la salud dental. A veces la gente cree que con limpiar los dientes es suficiente y todo estará bien. Pero hay algunas prácticas durante la higiene oral que pueden ocasionar daños:

  • Cepillarse demasiado fuerte: un cepillado enérgico, con demasiada fuerza, presión o velocidad puede dañar dientes y encías. Un cepillo con cerdas muy duras también provoca lesiones.
  • No cambiar el cepillo dental con frecuencia: si no se recambia el cepillo de dientes cada tres meses, el mismo se va desgastando, las cerdas se abren y ya no cumplen su función. Así, la efectividad para eliminar los restos de alimentos y la placa bacteriana es mucho menor.
  • Utilizar una pasta dental inadecuada: es vital prestar atención al producto que se elige para el cuidado de la boca. Las pastas dentales deben contener flúor en concentraciones adecuadas (1000 a 1250 ppm) para ejercer una acción protectora en la boca. Leer las etiquetas y buscar productos certificados y probados es muy importante a la hora de elegir el dentífrico a utilizar.
  • Utilizar palillos para limpiar los dientes: algunas personas tienen la costumbre de pasar palillos de madera entre los dientes para retirar restos de alimentos. Esta acción lesiona las encías, por lo que lo ideal es optar por el hilo dental.

5. Estrés

Las personas nerviosas y ansiosas suelen sufrir complicaciones en la boca. Los momentos de crisis y de mucho estrés se vivencian con un apretamiento involuntario de la mandíbula o con el rechinamiento de los dientes.

Esta alteración se denomina bruxismo y sus consecuencias son el daño y el desgaste de las piezas dentarias, las fracturas y las lesiones en la articulación temporomandibular. El dolor en la mandíbula, la cara, los oídos y la cabeza, la contractura muscular y las complicaciones para masticar bien o abrir la boca también están asociadas al trastorno.

El uso de férulas para proteger los dientes, terapia psicológica y ejercicios de relajación pueden ayudar a mejorar el problema.

6. La alimentación

El consumo de algunos alimentos es perjudicial para la salud bucodental. La ingesta frecuente de productos azucarados aumenta el riesgo de caries, por ejemplo.

Comidas con texturas pegajosas también afectan la boca. Es que permanecen más tiempo adheridas a las piezas dentarias. Esto favorece la proliferación de bacterias y la formación de los ácidos que provocan las caries. La higiene dental es fundamental para contrarrestar los efectos de este tipo de productos.

7. Fumar

El tabaco es perjudicial para la salud de la persona en general. En la boca en particular, daña las mucosas, predispone a la enfermedad periodontal, a las caries y a la aparición de cáncer bucal, mancha los dientes y produce halitosis.

Además, el sentido del gusto se ve alterado. Muchos tratamientos odontológicos fracasan en pacientes fumadores.

Te puede interesar: Consejos para dejar de fumar

Consejos para una buena salud dental

Ya conoces los hábitos que afectan tu salud dental. Pero con solo evitarlos no es suficiente. El cuidado de la boca es fundamental y por eso, a continuación, detallamos algunos consejos para llevar una sonrisa saludable.

Higiene oral

La limpieza de la boca es vital para eliminar las bacterias y restos de alimentos que, si se acumulan, generan muchas de las enfermedades orales más frecuentes. El cepillado dental se debe realizar tres veces al día con un cepillo de cerdas suaves y pasta dental con flúor. El mismo se debe recambiar cada 3 meses.

Es importante tomarse el tiempo necesario para realizar la limpieza de manera correcta. El cepillo se coloca en ángulo sobre la unión de la encía y el diente. Los movimientos son suaves, circulares y de barrido, prestando atención de limpiar todas las caras de todos los dientes. Se deben evitar movimientos bruscos, enérgicos y con demasiada presión.

Una vez al día se debe utilizar hilo dental para eliminar la placa bacteriana que se acumula entre dientes, sitio donde el cepillo detal no logra acceder. Se debe pasar con suavidad por todos los espacios interdentales de todas las piezas.

En algunos casos, complementar la higiene dental con enjuagues bucales puede ser necesario. El odontólogo es quien mejor podrá asesorar sobre el tipo de producto a usar.

Cuidar la alimentación

Consumir alimentos variados y nutritivos es lo más conveniente. Se deben evitar o, al menos, disminuir aquellos que contengan un alto contenido de azúcares.

Evitar comer productos muy duros, pegajosos, con demasiados colorantes también es buena idea. Y si se eligen este tipo de comestibles, una higiene dental posterior protegerá la dentadura.

Consultas odontológicas frecuentes

Visita la odontólogo.
Las visitas odontológicas no siempre tienen que ser con un padecimiento. Se pueden prevenir alteraciones mediante controles periódicos.

Acudir de manera periódica al odontólogo permite detectar cualquier problema que se presente a tiempo. Actuar de manera temprana evita complicaciones y los tratamientos son más simples y con mejores resultados.

Es así que la recomendación es visitar al odontólogo cada seis meses. Además, se debe consultar de inmediato si se presentan alguno de estos problemas:

  • Encías inflamadas, rojas, doloridas, hinchadas o que sangran con facilidad.
  • Sensibilidad al frío, al calor o al morder.
  • Encías que se alejan de los dientes.
  • Dolor en alguna pieza dentaria, en la mandíbula, al masticar o en los músculos de la cara.
  • Dientes flojos, rotos o que se quiebran.
  • Problemas para morder, dientes torcidos, falta de contacto de los dientes superiores con los inferiores.
  • Mal aliento o sabor extraño en la boca.
  • Úlceras, llagas o lesiones que no se curan.
  • Prótesis que dejan de adaptar y se mueven.
  • Dificultad para tragar.

Recuerda que detectar y tratar pronto los problemas de las encías, los dientes y la boca puede ayudar a garantizar una buena salud oral de por vida.

Ser responsables con la higiene de la boca

Una cavidad bucal sana le permite a la persona masticar, alimentarse y hablar de manera correcta. Además, con una boca bonita se sonríe con más confianza, ayudando a la autoestima y a las relaciones sociales.

Es así que evitar los hábitos que afectan la salud dental y prestar especial atención al cuidado de la boca es responsabilidad de cada uno. Aunque a veces suponga un esfuerzo extra, tener una sonrisa sana mejora la calidad de vida y por eso vale la pena ocuparse de ella.

Te podría interesar...
Conoce estas razones por las que no puedes esperar para ir al dentista
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Conoce estas razones por las que no puedes esperar para ir al dentista

Ir al dentista es algo que muchos quisieran evitar. No obstante, visitarlo al menos una vez al año podría ayudar a prevenir muchos problemas.



  • Ayala Saltos, Viviana Ivonne. La erosión dental asociada al consumo de bebidas carbonatadas en jóvenes de 19 a 25 años de la Facultad de Odontología de la Universidad Central del Ecuador período 2016-2017. BS thesis. Quito: UCE, 2017.
  • Contreras, C. P. "Efecto erosivo que causan las bebidas carbonatadas, alcohólicas y rehidratantes al esmalte dental." REVISTA MEXICANA DE MEDICINA FORENSE Y CIENCIAS DE LA SALUD 5.3 sup (2020).
  • Lecourtois-Amézquita, Mariana Gabriela, et al. "Efecto erosivo que causan las bebidas carbonatadas, alcohólicas y rehidratantes al esmalte dental." Revista Mexicana de Medicina Forense y Ciencias de la Salud 5.S3 (2021): 153-156.
  • Valencia Quiroz, Estrellita Simey. "Relación entre hábitos de alimentación y prevalencia de caries en escolares en etapa de dentición mixta de 6 a 7 años de edad en la IE N° 88005 Corazón de Jesús, Chimbote, 2017."
  • Ocumare, Ramírez, and Livis Coromoto. Relación de la prevalencia de caries con el consumo de alimentos cariogénicos y cepillado dental en niños preescolares. Diss. 2017.
  • Martín, Marco Hernández. "Relación entre el consumo de alcohol y el cáncer." Cuadernos del Tomás 10 (2018): 199-214.
  • Hernández, Dunia Sierra, et al. "La xerostomía y su relación con el consumo de medicamentos, cigarro y alcohol." Medimay 24.3 (2017): 255-267.
  • Campaña Mosquera, Laura, and Julieth Ximena Rodríguez Fonseca. "Efectos del cigarrillo en el periodonto de los estudiantes fumadores de la facultad de odontología de la universidad Santo Tomas."
  • Fernández Zambrano, Hugo. Efecto del cigarrillo sobre la mucosa oral. BS thesis. Universidad de Guayaquil. Facultad Piloto de Odontologìa, 2018.
  • Figueroa López, Anggie Briggitte. Efectos de la Onicofagia en el sector anterior. BS thesis. Universidad de Guayaquil. Facultad Piloto de Odontología, 2020.