Hiperhidrosis capilar: ¿qué puede ayudar a controlarlo?

La sudoración excesiva del cuero cabelludo es incómoda y le da al cabello un aspecto de suciedad. ¿Cómo reducir este problema? Te lo contamos.
Hiperhidrosis capilar: ¿qué puede ayudar a controlarlo?
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Última actualización: 28 junio, 2022

La hiperhidrosis capilar hace referencia a la sudoración excesiva del cuero cabelludo. Esta condición médica tiene diferentes raíces y, por lo general, se evidencia al realizar grandes esfuerzos físicos, en situaciones de estrés o al probar ciertos platillos.

De acuerdo con el proceso natural, 99 % del sudor es agua y lo que resta es una mezcla de sales, ácido úrico, ácido láctico y otras sustancias. La acumulación de estos elementos en el cuero cabelludo es contraproducente para los folículos pilosos, ya que los debilita, quita brillo a la melena y disminuye el grosor de las hebras.

Al producirse mucho sudor en esta zona, las gotas recorren la frente, las sienes y el cuello, lo que incide en la salud de la piel. Y si bien su tratamiento puede ser complejo, hay varias opciones para intentar controlarlo. Veamos.

¿Qué es la hiperhidrosis capilar?

La hiperhidrosis capilar es otro de los nombres que recibe la «hiperhidrosis craneal». Como lo expone la Clínica Universidad de Navarra, tiene que ver con la definición general de la enfermedad, relativa al aumento de la sudoración en áreas precisas del cuerpo, producto del incremento de la secreción de las glándulas sudoríparas.

En el caso particular del cabello, la sudoración aumenta con las altas temperaturas. Aunque el sudor en esta zona suele ser inodoro y estéril, no deja de desagradar e incomodar, en especial mientras trabajas o tienes un encuentro social.

Además, el pelo es una defensa del cuero cabelludo frente a las agresiones ambientales. Sin embargo, la misma acción de proteger dificulta la eliminación de lo que transpiras. En consecuencia, se eleva el riesgo de problemas como la dermatitis irritativa o la dermatitis seborreica.

En cuadros más graves la hiperhidrosis craneal influye en la caída del cabello.

¿Qué es la hiperhidrosis capilar?
La hiperhidrosis capilar se caracteriza por la sudoración excesiva del cuero cabelludo.

Motivos de la hiperhidrosis capilar

Las causas de la hiperhidrosis están vinculadas con la hiperactividad de las glándulas ecrinas y apocrinas. A su vez, esto se deriva de factores como el estrés, la tensión emocional, los efectos de algunos fármacos o razones térmicas.

Cuando se activan estos estimulantes, el área craneofacial se torna más sensible e intensifica el sudor con el fin de graduar y neutralizar la elevación de temperatura. Aparte, la Revista de Medicina Clínica especifica que existen 2 clases de hiperhidrosis.

  • Primaria: es la respuesta anormal del sistema nervioso al estrés emocional. Podría originarla un componente genético.
  • Secundaria: es la vinculada a patologías como la diabetes, la obesidad o las alteraciones hormonales.


¿Cómo controlar la hiperhidrosis capilar?

El dermatólogo es el especialista para tratar esta clase de diagnóstico. No obstante, existen algunos hábitos que ayudan a manejar la hiperhidrosis. Recuerda que si los síntomas no mejoran, es indispensable la visita al médico.

Toma agua fría

Debido a que el sudor regula la temperatura corporal, beber agua fría colabora en la reducción del calor. La ingesta de este líquido favorece la disminución de la temperatura y de las señales de transpiración. 

Por otro lado, como lo señala un artículo en Apunts Sports Medicine, la alta conductividad térmica del agua facilita el transporte del calor hacia la piel. De este modo, enfría rápido el cuerpo, evapora el sudor y elimina el vapor con el aire espirado.

Come saludable

Las comidas con cierto grado de picante están ligadas al sudor copioso. Lo denominan «sudoración gustativa». La sensación resulta del aumento de la temperatura en el cuerpo, por las comidas muy calientes o muy picantes.

En contraste, las frutas, las verduras, la leche baja en grasa y el pescado azul están entre los alimentos que conservan el equilibrio corporal para que no haya estímulos que provoquen sudoración excesiva.

Cuida la higiene

Sudar abundante en la cabeza demanda lavarse el cabello a diario. Este hábito es parte de la higiene para eliminar las bacterias. Es fundamental aplicar un champú con componentes neutros o para pelo sensible.

Al enjuagar, asegúrate de que no quedó nada del producto. Además, evita el agua caliente. Esto lo puedes alternar con tratamientos para fortalecer e hidratar la fibra capilar. Las mascarillas anticaída, revitalizantes y anticaspa son algunas de las más beneficiosas.

Procura áreas ventiladas

La temperatura del ambiente interviene mucho en la sudoración capilar. Ventila las estancias para que el calor no haga de las suyas en el pelo. En exteriores mantén la hidratación.



Prueba los tratamientos tópicos

Hay tratamientos tópicos que reducen la hiperhidrosis capilar. No obstante, su aplicación debe hacerse bajo vigilancia médica o dermatológica, ya que algunas sustancias pueden derivar efectos secundarios como la irritación.

Usa gorros y pañuelos

Al salir a la calle, aplícate protector solar para el cabello y no descartes los gorros y pañuelos. Este es un modo de prevenir las secuelas del sol.

La Fundación Piel Sana recomienda que, durante el verano, prepares el pelo con un peinado cómodo y lo cubras, como medida para prevenir daños de los rayos UV. Tales acciones también conllevan a regular la sudoración.

Recoge el cabello antes de ejercitarte

La actividad física es uno de los desencadenantes del problema. Cuando te ejercites al aire libre, en un salón o en el gimnasio, recoge el cabello con una cola. Ponte una cinta de tela que separe la cabellera de la frente y que absorba tanto sudor como sea posible. De esta manera mantienes seco el rostro.

Mujer haciendo ejercicio
Durante la práctica de ejercicio físico suele incrementar la sudoración. Por ello, conviene recoger el cabello.

Otras opciones para tratar la hiperhidrosis capilar

La Revista Chilena de Dermatología resalta que para tratar la hiperhidrosis están disponibles terapias como la toxina botulínica, la iontoforesis, los fármacos sistémicos y la cirugía.

Asimismo, existe medicación oral con anticolinérgicos. El consumo de este tipo de medicamentos y las otras alternativas contra la sudoración capilar excesiva requieren estricta supervisión médica.

De acuerdo con la evaluación de la condición, es el especialista quien decide el método que en definitiva eliminará el problema.

Te podría interesar...
Anhidrosis, la incapacidad de sudar de forma normal
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Anhidrosis, la incapacidad de sudar de forma normal

La anhidrosis es una falta anormal de sudor en respuesta al calor. En este artículo te explicamos en qué consiste, sus síntomas y sus causas.




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.