8 ideas para tener un baño sostenible

Referirse a los baños ecológicos abarca la optimización de recursos naturales que beneficien la salud del usuario y del medio ambiente. Te explicamos cómo adecuar una "ecoducha".
8 ideas para tener un baño sostenible

Última actualización: 11 septiembre, 2022

Si planeas remodelar la apariencia del tocador, dale una oportunidad a la ecología. A través de un baño sostenible restas daños ambientales al planeta. Además, disminuyes los efectos nocivos para la salud.

En la actualidad, encuentras infinidad de accesorios y elementos ahorradores que garantizan comodidad y funcionalidad de la ducha. El agua, la energía y los materiales que componen el baño influyen en el equilibrio del ecosistema. ¿Quieres saber más al respecto?

¿Por qué conviene tener un baño sostenible?

Cada vez son más los movimientos que defienden el medio ambiente. Y más personas adoptan un estilo de vida saludable. De ahí la pertinencia de crear espacios amigables y elegantes con un norte ecológico.

Con los baños convencionales despilfarras mayor cantidad de agua y hay mayor gasto de energía eléctrica, aparte de la descarga de residuos de cosméticos que acaban contaminando los océanos. La Fundación Aquae puntualiza que la descarga de un inodoro consume entre 7,5 y 26,5 litros de agua.

Cuando la ducha se prolonga más de 15 minutos, aumenta la media de consumo. La misma institución añade que siempre que limpias tus dientes con el grifo abierto, escurres otro litro de agua.

¿Cómo cambiar estas realidades? Modificando hábitos y acondicionando la sala de baño.



Los mejores consejos para tener un baño sostenible

La solución conveniente para transformar las duchas tradicionales en una sala ecológica, es proveerles de materiales sostenibles y aplicando los consejos que presentamos a continuación.

Reciclaje para un baño sostenible.
El movimiento medioambiental no solo trae beneficios para el planeta, sino también para tu salud y la de tu familia.

1. Sustituye el inodoro tradicional

Los inodoros viejos gastan más agua; resultan mejores los de doble descarga. Es decir, los que vacían todo el tanque para deshacerse de los sólidos y solo medio tanque en el caso de líquidos.

Si el inodoro convencional está en perfectas condiciones, no lo botes. Consulta con un maestro de obras la posibilidad de acoplarlo al sistema dual.

2. Nada de químicos

Si quieres un baño 100 % sostenible, tanto los productos que usas para tu higiene como los del aseo de la sala de baño tienen que ser naturales. Los ingredientes libres de químicos convienen a tu salud y no alteran el medio ambiente.

La organización Hogar Sin Tóxicos recomienda descartar los terpenos y las fragancias de limón o de pino, sobre todo en los días de alta contaminación por ozono o al usar purificadores o ionizadores del aire. Asimismo, sugieren comprar solo los artículos indispensables, para no crear un cóctel de químicos.

3. Ubica el calentador en un punto estratégico

Los calentadores de agua no deben estar tan alejados del baño. Si el agua caliente tarda en llegar a los grifos, la consecuencia es la multiplicación del consumo de energía eléctrica. Posiciónalo lo más cerca posible del sanitario.

4. Usa iluminación de bajo consumo

Llegado el turno de cambiar las bombillas, aprovecha para utilizar las de bajo consumo o LED. Esta clase de iluminación es ahorradora. Asimismo, obtienes los beneficios de la luz blanca que acrecienta la claridad.

De acuerdo con el Banco Bilbao Vizcaya de Argentaria (BBVA), disponer de luces LED aporta ventajas como las que ahora listamos:

  • Diseños variados.
  • Encendido instantáneo.
  • Mayor durabilidad en sitios sin calor excesivo.
  • Menos contaminación, ya que no contienen mercurio.

También la luz natural es favorecedora para los baños.

5. Instala grifería ahorradora

Los grifos con sensor, con temporizador o con monocomando son idóneos en los baños ecologistas. Debido a sus características, dichas llaves suelen cerrar de forma automática, mermando de manera considerable el gasto de agua.

6. Emplea materiales ecológicos

Procura que el mobiliario y otros elementos decorativos dentro de esta estancia realmente sean sostenibles. Tales materiales proporcionan originalidad, energía y elegancia a cualquier baño ecológico.

Son buenas alternativas las siguientes:

  • Yute.
  • Piedra.
  • Bambú.
  • Mármol.
  • Madera.
  • Plantas.
  • Objetos reciclados.

7. Prefiere la regadera antes que la bañera

Ducharte bajo la regadera, en lugar de la bañera, representa un ahorro significativo de agua. Sucede que en la última es necesaria más cantidad para el aseo personal completo. Aunque el tiempo que dures en la ducha tiene mucho que ver con la causa sostenible.



8. Decora con pintura natural

Colorea las paredes con pinturas preparadas sin disolventes ni aditivos tóxicos. Por el contrario, son amigables los pigmentos creados con sustancias minerales, como el aceite de ricino, la linaza y la soja.

Cubren tanto como cualquier otra pintura, protegen de la humedad y ofrecen gran variedad de paletas de colores para que selecciones los tonos de tu preferencia.

Descarga ecológica para inodoro.
La doble descarga de los inodoros modernos permite ahorrar algo de agua cuando se eliminan solo líquidos.

¿Una segunda opción de inodoro para los baños sostenibles?

Además del inodoro que posee sistema de doble descarga, una segunda alternativa sostenible se suma a la iniciativa ambientalista. Consiste en el baño compostero, ideal para zonas rurales sin redes de saneamiento.

Esta propuesta se basa en reutilizar los excrementos y la orina depositados, mezclándolos con aserrín y otros compuestos orgánicos que sirven para abonar los suelos. Conociendo toda esta información, ¿qué consejos implementarías para disfrutar de un baño sostenible?

Te podría interesar...
¿Cómo decorar el baño con pallets de madera?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo decorar el baño con pallets de madera?

No cabe duda que los pallets están de moda, descubre cómo usarlos para decorar una de las habitaciones más importantes del hogar: el baño.