¿Por qué es importante ducharse todos los días aunque no salgamos de casa?

07 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto
Ya sea por teletrabajo o por llevar un estilo de vida hogareño, muchas personas pasan varios días sin salir de casa. Vale preguntarse, entonces, si es necesario ducharse todos los días, aunque no hagamos actividades fuera. Veamos qué es lo mejor.

Hoy en día, son muchas las personas que trabajan desde casa gracias a internet. Esto tiene sus pros y sus contras, pues en ocasiones se permanece varios días sin salir de casa, si no se tiene un motivo que obligue a salir. Por ello, surge la pregunta de si es necesario ducharse todos los días, aunque no salgamos de la casa.

Cuando se comienza con el teletrabajo, las rutinas se ven alteradas, y ese cambio de hábitos ha trastocado lo que hacemos en una jornada normal. Porque el problema es ese: ya no tenemos jornadas normales, sino que somos nosotros los responsables de establecer el mejor horario laboral.

En estas condiciones, hay personas que pasan gran parte de su día dentro del hogar, y se cuestionan si es realmente importante ducharse a diario, aunque no salgamos al exterior. Para responder a ello tenemos que entender primero qué pasa en el cuerpo cuando no nos bañamos con frecuencia.

¿Qué pasa en el cuerpo si no nos duchamos a diario?

El cuerpo humano atraviesa una serie de cambios cuando no se somete al baño frecuente, los cuales tienden a ser perjudiciales. Aún si no hemos realizado actividad física ni hemos estado en contacto con el exterior, estos cambios se presentan.

Uno de ellos es el enlentecimiento del metabolismo. Los baños estimulan la generación de energía de las células, las cuales ponen en funcionamiento diversos mecanismos energéticos que, de otro modo, están apagados.

Con las duchas también eliminamos tejido muerto. La piel tiene un proceso de recambio continuo celular que consiste en la apoptosis –muerte celular programada- de células para que otras nuevas tomen su lugar. El lavado ayuda a despejar el camino para las células nuevas.

Finalmente tenemos el olor. Esto no sucede por la transpiración, como es de suponer. Lo que sucede es que, al no lavarnos frecuentemente, dejamos que las bacterias se asienten en la piel. Una vez que se acumulan demasiado, sus procesos metabólicos más el tejido muerto acumulado entran en putrefacción. El punto máximo de esta situación es la condición conocida como dermatosis neglecta.

ducharse todos los días
La ducha diaria nos ayudará a mantener la salud de la piel

Sigue leyendo: ¿Es bueno bañarse con agua fría?

La dermatosis neglecta

La dermatosis neglecta es una enfermedad descrita hace poco, en la década de 1980. Quienes la padecen presentan como síntoma principal la formación de placas pigmentadas en la piel.

Estas placas empiezan a acumular mal olor conforme pasan los días. El mecanismo del olor no es el sudor, sino la putrefacción de las bacterias y del tejido muerto acumulado que no eliminamos al ducharnos.

Aunque es raro que esta condición llegue a presentarse en personas sin trastornos psiquiátricos, sí se la ha descrito en grupos adolescentes que descuidan su higiene al extremo. Es bueno saber que la falta de higiene acarrea una patología.

¿Cuántas veces hay que ducharse?

ducharse a diario durante la cuarentena
El estado extremo de falta de baño diario es una condición conocida como dermatosis neglecta

Tampoco es bueno caer en la obsesión de ducharse varias veces al día por miedo a la acumulación de bacterias. La tentación puede existir si teletrabajamos, asumiendo que invertimos allí un determinado tiempo que nos acorta la jornada.

Pero los especialistas coinciden en que ducharse todos los días no es contraproducente, a menos que lo hagamos excesivamente. Si nos excedemos, quitamos la capa de grasa que emplea la epidermis para mantener la temperatura corporal y protegernos de los agentes externos.

Mantener la higiene es necesario en la medida en que nuestro cuerpo lo vaya requiriendo. Por eso la indicación sería, en principio, ducharse todos los días, aunque no salgamos de casa. De esta manera activaremos el metabolismo, mantendremos limpia la piel de tejidos muertos y evitaremos que las bacterias se acumulen.

Vale recordar que el lavado de manos es una cuestión completamente diferente. La higiene de las manos debe concretarse varias veces al día y con jabón.

Descubre más: Ducharse con agua muy caliente puede ser peligroso para la salud

Mantener rutinas, como ducharse todos los días, es importante

Cuando se trabaja desde casa, los horarios cambian, lo que tiende a alterarnos, física y mentalmente, pero el mantenimiento de rutinas es muy útil.

Si logramos establecer horarios y actividades con relativa repetición, podremos llegar al orden y sin efectos secundarios. Ducharse todos los días, aunque no salgamos de casa, puede ser una tarea más para nuestras jornadas.

  • Faílde, Rosa Meijide. "20. Afecciones dermatológicas y cosmética dermotermal." Técnicas y Tecnologías en Hidrología Médica e Hidroterapia (2006): 175.
  • Poskitt, L., et al. "‘Dermatitis neglecta’: unwashed dermatosis." British Journal of Dermatology 132.5 (1995): 827-829.
  • González-Consuegra, Renata Virginia, Diana Carolina Pérez-Valderrama, and Luisa Fernanda Valbuena-Flor. "Prevención de lesiones de piel: educación en el equipo de salud y familiares de personas hospitalizadas." Revista de la Facultad de Medicina 64.2 (2016): 229-238.
  • Fick, Sylvina Alvarado. "Implementación de estrategia multimodal en higiene de manos en un hospital pediátrico." Benessere. Revista de Enfermería 3.1 (2019).