¿Qué es una jerarquía de valores?

La jerarquía de valores es aquella estructura que nos permite determinar qué aspectos de la vida son más importantes para nosotros. ¿Tú ya tienes la tuya?
¿Qué es una jerarquía de valores?
Maria Alejandra Morgado Cusati

Escrito y verificado por la filósofa y psicóloga Maria Alejandra Morgado Cusati.

Última actualización: 01 febrero, 2022

Lo que es importante para ti no tiene por qué serlo para el resto de las personas. De hecho, es así. Todos poseemos una estructura mental en la que valoramos de forma distinta los aspectos de la vida, como el dinero, la religión, la familia, el trabajo, etc. En este sentido, desarrollamos una jerarquía de valores.

Cada quien interpreta la realidad en función de su sistema de creencias. Las mismas se constituyen a partir de la crianza, la educación, las experiencias personales, la personalidad, el contexto cultural, entre otros. Veámoslo en detalle.

¿Qué es una jerarquía de valores?

Antes de definir qué es una jerarquía de valores es pertinente saber qué entendemos por valor. En este sentido, los valores son aquellos principios y cualidades que nos permiten diferenciar entre lo bueno y lo malo, lo correcto e incorrecto, lo agradable y desagradable. Por lo tanto, orientan nuestros comportamientos individuales y sociales.

Ahora bien, la jerarquía de valores es una estructura mental en la que los ordenamos en función de su importancia, de tal forma que unos se vuelven más prioritarios que otros. Por ejemplo, para mí los valores con mayor importancia son la familia y el amor, mientras que para otros pueden ser el trabajo y los bienes materiales.

Es pertinente recalcar que el orden de la jerarquía variará en función de la persona y dependerá del contexto social, cultural y religioso. No obstante, los grupos sociales cohesionados (como la familia o las comunidades religiosas) suelen tener un orden jerárquico bastante similar.

Asimismo, la jerarquía de valores no es una entidad inmutable. Al contrario, cambia a medida que la persona vive nuevas experiencias y adopta otras perspectivas.



Características

Para establecer nuestra jerarquía de valores, primero debemos tener una idea clara sobre la misma. Para ello presentamos sus características más definitorias:

  • Los valores que la conforman tienen dos polos: uno positivo y otro negativo.
  • Se presenta en forma de rango, que va de peor a mejor.
  • El orden de la jerarquía dependerá de aspectos sociales, morales y éticos.
  • Son flexibles, por lo que pueden cambiar con el tiempo, en función de las experiencias y las necesidades.
Dinero como objetivo en una jerarquía de valores.
El dinero es un aspecto que juega un rol importante en varias jerarquías de valores. Para algunos no es significativo y para otros lo es todo.

Elementos

Por su parte, la jerarquía de valores está compuesta por los siguientes elementos:

  • La persona: quien determinará cuáles son los valores más importantes según sus necesidades, intereses, deseos, educación, contexto social y cultural.
  • Cualidades de valor: relacionadas con la preferencia personal de cada uno y la interpretación (positiva o negativa) desde una perspectiva social.
  • Situación de la persona: las circunstancias actuales. Se trata del elemento más inestable.

Tipos de valores

Para establecer una jerarquía de valores, también es importante saber identificar la variedad de valores que existen. Para ello presentamos una clasificación por tipos.

Universales

Son aquellos que tienen el mismo valor para la mayoría de las personas. Entre ellos se encuentran el respeto, la libertad, la bondad, la solidaridad, el amor, la honradez, la amistad, la paz y la valentía.

Religiosos

Representan los principios y conductas adoptadas por las personas según la religión o dogma que profesan. Estos valores suelen aparecer en los textos sagrados y han sido trasmitidos de una generación a otra.

Morales

Se adquieren con base en la experiencia. Por lo general, son heredados o trasmitidos por la sociedad a los ciudadanos. Tales como la lealtad, la tolerancia, la generosidad, la responsabilidad y el respeto.

Biológicos

Son aquellos que emergen de las necesidades básicas del hombre, como la alimentación, la salud, la vivienda, el cuidado personal, la higiene.

Económicos

Aquí se incluyen aquellos valores que perfeccionan al hombre, ayudándolo a tener mejores condiciones de vida. Algunos ejemplos son la productividad, el ahorro, el éxito, la riqueza.

Estéticos

Refieren a las sensaciones de agrado, admiración o desagrado que se generan cuando se está apreciando una obra, un deporte, una persona, un objeto, un animal, etc. Por ejemplo, la armonía, la perfección, la delicadeza, la obscenidad.

Pragmáticos

Son aquellos que te conectan con la realidad tangible o la parte material de la vida. Por ejemplo, la organización, la perseverancia o el dinero.

Espirituales

Se refiere a aquellos valores que son captados a través del espíritu, la psique o la mente. Es decir, no involucran lo corporal. Entre ellos están la armonía, la fe, la esperanza, el amor, la caridad y la gracia.

Socioculturales

Refiere a aquellos principios que rigen las acciones del individuo en la sociedad, como la honestidad, la responsabilidad, la cooperación, la confianza, el respeto, etc.



Jerarquía de valores de Max Scheler

Para comprender mejor en qué consiste esta estructura, presentaremos la jerarquía de valores propuesta por el filósofo alemán Max Scheler (1874 – 1928). En ella organiza los principios que guían las actitudes del ser humano en función de lo que él considera como importante.

Recordemos que se trata de una estructura subjetiva. Cada quien puede establecer la suya en función de sus prioridades.

Dicho esto, la jerarquía de valores de Max Scheler, empezando de menor a mayor nivel de importancia, es la siguiente:

  • Valores de lo agradable: también llamados valores hedonísticos, que corresponden a los estados afectivos que nos permiten experimentar placer y dolor.
  • Valores vitales: se refieren a la vida corporal. Es decir, aquellos que se relacionan con la salud, la enfermedad y el instinto.
  • Valores espirituales: son aquellos que podemos captar a través de nuestro espíritu y que no involucran lo corporal.
  • Valores religiosos: para Scheler son los de mayor grado de importancia. Están compuestos por lo sagrado y lo divino, es decir, lo santo y lo profano. También se relacionan con la fe y la incredulidad.
Persona reza.
La religión es capaz de determinar valores en las personas, ya que fija un contexto específico de lo que se considera bueno o malo.

Importancia de una jerarquía de valores

Tener clara nuestra jerarquía de valores es de suma importancia, pues resulta una herramienta útil para orientar y guiar nuestras acciones en función de los principios. Además, es una forma de conocernos, ya que los valores más importantes forman parte de nuestra identidad.

Por su parte, tiene una función beneficiosa para la sociedad. En la medida que cada individuo conforma una jerarquía de valores común (compuesta por valores socialmente deseables), habrá un mayor equilibrio y armonía en el grupo. Así que, ¿qué esperas para formar la tuya?

Te podría interesar...
6 valores de una familia feliz
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
6 valores de una familia feliz

Los valores no están pasados de moda. Hoy más que nunca el mundo necesita que las nuevas generaciones sean educadas con los valores de una familia ...