Labiales: 9 tipos y cómo usarlos

Los labiales son productos fijos en la rutina de belleza femenina. Existen desde hace décadas, pero ¿realmente sabemos usarlos?
Labiales: 9 tipos y cómo usarlos

Escrito por Andrea de los Angeles Salas Suarez, 19 noviembre, 2021

Última actualización: 19 noviembre, 2021

Si hay una rutina que caracteriza a las mujeres es el maquillaje. Sea sencillo o extravagante, no hay dudas de que es capaz de marcar un antes y un después increíble. En este sentido, los labiales son productos que no pueden faltar en el kit de belleza.

Todos piensan que aplicar este cosmético es muy simple. Sin embargo, tiene su técnica. Si fallas, tus dientes podrían quedar manchados de lápiz o, tal vez, su duración sea muy corta.

Por estas razones, lo ideal es que conozcas la manera correcta de utilizarlos, así como la variedad disponible en el mercado. Este artículo fue pensado para ti, ¡continúa leyendo!

Tipos de labiales que existen

La diversidad de labiales que hay en las tiendas de belleza es inmensa. Por una parte, esto es fabuloso porque tienes a la mano muchas opciones, pero por la otra, se convierte en un desafío a la hora de elegir.

¿Cuál llevarte? Es la pregunta del millón. La respuesta no es tan difícil como parece. La clave está en aprender más. ¡Toma nota!

1. Tintas para labios

En esta variedad, la textura es fina y muy fluida. Estos labiales tienen un resultado similar al de un tatuaje.

Al carecer de grasa, el pigmento se asienta en los labios y la duración es más larga, de hasta 8 horas. Esta característica atrae a la mayoría de las mujeres, quienes se liberan del retoque constante.

Las tintas son magníficas para conseguir el popular efecto de boca mordida. Si quieres probarlo, es recomendable echar un poco en el medio del labio y esparcirlo rápidamente. Por otro lado, si eres amante del brillo, pero odias que el color desaparezca en un abrir y cerrar de ojos, el camino a seguir es aplicar la tinta y después el gloss.



2. Labiales mates

También hay lápices labiales mates que dejan un acabado sedoso, suave y delicado. Los de mayor calidad no se resecan ni mucho menos se cuartean. No obstante, una de las desventajas es que estos productos sí ameritan retoques.

Para obtener un look más fresco y natural, basta con una sola capa. Mientras que si quieres un efecto más glamoroso, opta por dos capas. ¡Tú decides!

Variedad de labiales.
Los labiales están presentes en el mercado con distintas denominaciones y la elección requiere conocimiento.

3. Labiales satinados

Los satinados están en la lista de los clásicos que no pasan de moda. Su textura es cremosa y sedosa; el acabado es luminoso. Esta clase de labiales suele venir en colores intensos que, de seguro, resaltarán tus labios al máximo.

Para sacarle provecho, los maquilladores profesionales sugieren deshacerse del exceso de labial de la primera capa con la ayuda de una servilleta. De inmediato, pasar una segunda capa que servirá para garantizar la duración del color.

4. Labiales líquidos

Debido a que los labiales líquidos están fabricados con una elevada concentración de pigmentos, aportan colores intensos que se suman a una larga duración. Los venden con acabados metalizados o mates. Al utilizarlos, la técnica adecuada es iniciar con una capa delgada y agregar otra solo en el medio de cada labio.

5. Geles con color

El principal atractivo de los geles es que tienen varias funciones, puesto que no solo sirven para los labios, sino también para las mejillas. No son grasos, no se chorrean y son de larga duración. En cuanto a la textura, ¡es ultraligera!

Este producto versátil se puede utilizar como base de un labial satinado. La razón es que, si se llega a borrar el color de este último, el labio permanecerá pigmentado gracias al gel.

6. Bálsamos con color

Si tienes labios agrietados o simplemente te encanta cuidar de ellos, los bálsamos son una alternativa muy beneficiosa. La realidad es que brindan nutrición e hidratación, además de un ligero toque de color que los hará lucir muy sutiles.

El acabado final es un satinado natural. Por estas particularidades, son los más usados para alcanzar el efecto de boca mordida.

7. Bálsamos repulpantes

Puede que este nombre te suene raro. Quizás nunca habías escuchado sobre este tipo de labiales.

Se trata de un concepto nuevo, fabricado para reforzar la coloración natural del labio, al tiempo que agrega volumen y los hace notar más carnosos. Es ideal para las chicas que tienen labios muy finos.

8. Labiales semitransparentes

Estos se distinguen por ser traslúcidos. Crean una ligera capa con color, no tan intensa, pero con mucho brillo.

En otras palabras, son una especie de punto medio entre los bálsamos y los labiales satinados. Una de las ventajas de tenerlos en tu kit es que, en función de cuántas veces los apliques, la tonalidad será más o menos fuerte.

Los labiales semitransparentes pueden transformar un color base. Por ejemplo, si están encima de un rojo pasión podrías lograr un carmín.

9. Gloss

Tal vez no es el ejemplar que más dura, pero es innegable que es el protagonista del brillo. Probablemente ya conoces su consistencia gelatinosa, fácil de regar, aunque el mercado cuenta con fórmulas que no son para nada pegajosas. La clave está en usar una tinta previa, esperar a que seque y, por último, colocar el gloss.

Es interesante dar un pequeño toque solo en el centro de los labios para aportar un detalle de luminosidad. Inclusive, es válido echarlo sobre los labios sin maquillaje para resaltar su color natural.

Pasos generales para aplicar los labiales

Aunque existan muchos tipos de labiales, los pasos a seguir para la aplicación son relativamente iguales siempre. Vamos a ellos:

  1. Prepara el rostro: un buen limpiador facial te ayudará en esta tarea. El paso siguiente es cerrar los poros con un tónico. Muchas chicas optan por los exfoliantes para labios como parte de la preparación.
  2. Cubre los labios con corrector o base: tanto la base como el corrector crean una capa más uniforme sobre los labios que facilita la aplicación del labial.
  3. Haz el delineado: opta por un tono de delineador natural o de la tonalidad de tus labios, así quedarán bien definidos y podrás lograr que parezcan más finos o más gruesos, según tus necesidades.
  4. Aplica tu labial favorito: el secreto de los expertos en maquillaje es usar un pincel para aplicar la barra de labios. Ya verás cómo los bordes serán mucho más precisos, a diferencia de cuando lo haces directamente.
  5. Quita los excesos: una vez que hayas finalizado con todo el proceso, un punto primordial es eliminar los excesos de labial. Busca una servilleta o una toalla desechable y dale un beso. De esta forma tan amorosa, le dirás adiós al excedente.
Labial tipo bálsamo.
La colocación de los labiales sigue unos pasos comunes que son válidos para cualquier tipo.

Echa un vistazo a este artículo: 6 consejos para proteger tus labios frente al sol


¡Dale rienda suelta a tu creatividad al usar labiales!

Es imposible tener todos los colores de labiales, pero tienes a tu alcance la oportunidad de ampliar tu paleta de colores combinando un tono con otro. De esta manera, podrás crear matices increíbles para destacar tu rostro. ¡No olvides mantener tus labios hidratados!

Te podría interesar...
¿Los productos de maquillaje caducan?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Los productos de maquillaje caducan?

Los productos de maquillaje caducan. Debes tener esto en cuenta para saber cuándo renovar tus cosméticos. Mira cómo saberlo.



  • Arias A. Desarrollo de labiales líquidos y brillos labiales. Chile: Universidad de Chile; 2005.
  • Salvatierra K, Villa C. Desarrollo de un lápiz labial del extracto del fruto de Vaccinium floribundum Kunth para uso cosmético. Perú: Universidad Nacional de Trujillo; 2019.
  • Menacho P, Prado A. Simi & Lips: Bálsamo natural hidratante para labios artesanal. Perú: Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas; 2019.