¿Cómo lavar una peluca de pelo natural?

Las pelucas naturales llevan ventaja frente a las sintéticas por la apariencia normal que ofrecen. Sin embargo, requieren más cuidados. ¡Descúbrelos!
¿Cómo lavar una peluca de pelo natural?

Última actualización: 21 mayo, 2022

Lavar una peluca de pelo natural es parte de la higiene de quien la usa. Estas alternativas permiten cambiar de aspecto con solo probar diferentes estilos de postizos, sin recurrir a los tintes, los alisados o las tijeras. Los peluquines y las prótesis capilares sobrepasaron el fin estético, ya que también resultan idóneas para sobrellevar enfermedades o condiciones que afectan el cabello.

De acuerdo con una publicación de la Revista de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de México, las pelucas satisfacen necesidades físicas, estéticas y sociales; entendiendo que el pelo es parte del cuerpo y que refleja el estado de su portador. Veamos cómo mantenerlas en óptimas condiciones.

Tipos de pelucas

El motivo para usar una peluca es importante al decidir qué tipo llevar. Hay quienes buscan en el pelo un peinado que no amerite tantos arreglos o que disminuya las visitas a la peluquería; también están las personas que no quieren someter su pelo a las planchas, los secadores y las tenazas.

Por otra parte, algunas personas apelan a estos accesorios para ocultar la alopecia o la pérdida de cabello producto de quimioterapias o radioterapias. En estos casos, instituciones como la Asociación Americana Contra el Cáncer orientan sobre el proceso para adquirir la peluca adecuada. En general, existen las siguientes clases:

  • Sintéticas: las fabrican con pelo de fibra. No les pases el secador ni la plancha.
  • Confeccionadas a mano: esas en las que el pelo es insertado de modo manual en un tul; emplea hebras naturales o sintéticas.
  • Confeccionadas a máquina: el pelo va cosido a máquina sobre una malla, hasta crear varias cortinas. Lucen poco reales debido al volumen.
  • Mixtas: combina hebras naturales y sintéticas. La parte superior es hecha a mano y la inferior la confeccionan con máquina.
  • Naturales: emplean cabello humano. Duran mucho más tiempo, al ser de alta calidad. Las puedes secar, planchar o rizar y su mantenimiento es el que a continuación te enseñamos.
Tipos de pelucas
Las pelucas de pelo natural requieren cuidados especiales para conservarse en perfectas condiciones.


Guía para lavar una peluca de pelo natural

El cabello postizo requiere cuidados minuciosos para no dañarlo, ya que un factor de peso que influye en su adquisición es el precio; algunas pelucas son costosas.

La limpieza de tales piezas amerita productos especiales, como los clarificantes para pelucas de cabello humano. Otra alternativa son los champús suaves para pelo teñido. Cuando corresponda su limpieza, lleva a la práctica el siguiente tutorial.

Desenreda

La forma de preparar la peluca natural antes de sumergirla en agua es desenredando con un peine de dientes anchos. Desenlaza tramos desde las puntas hasta abarcar las raíces. Para mejores resultados, deshaz con los dedos los nudos difíciles.

Remoja

Vierte agua fría en un recipiente y añade un poco de champú clarificante. Por el revés, introduce la peluca en la vasija, sin restregar, durante 5 minutos.

Enjuaga

Saca la espuma dejando que escurra agua fría desde la base hasta las puntas. Cuando ya no queden rastros del champú, toma una toalla y seca con cuidado. La idea es que el peluquín siga húmedo, pero no empapado.

Acondiciona

El acondicionador también tiene que ser puntual para pelucas. Desde abajo, unta un poco del producto hasta cubrir la pieza sin que toque la base. Peina con los dedos por mechones. Aguarda 5 minutos o el tiempo que indiquen las instrucciones del cosmético. Nuevamente, moja con agua fría, hasta que no haya más acondicionador.

Hidrata

Tal y como si se tratara de una cabellera real, aplica unas gotas de aceite hidratante; puede ser de argán, de coco o de algodón.

Seca

Terminas el lavado al secar primero con una toalla, después aireando un rato y, finalmente, peinando con el secador si lo deseas. Para que no pierda la forma, es clave no cepillar o usar el secador si todavía no recibió aire natural.



Recomendaciones para extender la vida útil de una peluca de pelo natural

Aunque al lavar una peluca de pelo natural le restas tiempo de vida, la recomendación habitual es el aseo cada 2 semanas. No obstante, algunas personas lo adelantan a una vez por semana o al notar que el peluquín está muy seco o pegajoso. Utilizar debajo un gorro de peluca y quitarla antes de dormir, evita mojarla tan seguido.

Ten en cuenta que, en los peluquines naturales, el acondicionador y el aceite hidratante son importantes. Recuerda que estas hebras descamadas, procesadas e implantadas en una malla, no se nutren con la grasa propia del cuero cabelludo.

Otras maneras de hacer que duren más son las siguientes:

  • Manteniéndolas en un soporte para pelucas.
  • No mojarlas con agua caliente, de piscina o salada.
  • Evadir la gomina y el gel.
  • Si la secarás con el aparato, no olvides el protector térmico capilar.
  • Si quieres pintarla, deja que lo hagan en un centro especializado.
Recomendaciones para extender la vida útil de una peluca de pelo natural
Para que la peluca se mantenga brillante y estética es necesario peinarla, limpiarla e hidratarla.

Evita complicaciones dermatológicas por el uso de pelucas

Por tu salud, no pegues los peluquines a tu cabeza con cinta adhesiva, cola u otras sustancias, pues corres el riesgo de sufrir alteraciones como el «liquen plano folicular». Esta condición es capaz de desencadenar alopecias cicatriciales, explica un artículo de la revista Actas Dermo-Sifilográficas.

Da respiros a tu cuero cabelludo no usando la peluca tan seguido o alternando con sombreros, pañuelos y gorros cómodos.

Te podría interesar...
Mitos y verdades sobre la pérdida del cabello
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Mitos y verdades sobre la pérdida del cabello

La pérdida de cabello despierta mitos que creemos pero no siempre son reales. Aquí aclaramos algunos mitos y verdades sobre la caída del cabello.