¿Qué lesiones son más comunes en el fútbol femenino?

Rodillas y tobillos son dos zonas sensibles en el cuerpo de una mujer que se dedica al fútbol. Las estructuras que las componen están propensas a padecer problemas físicos al practicar esta disciplina.
¿Qué lesiones son más comunes en el fútbol femenino?
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto.

Escrito por Fernando Clementin

Última actualización: 28 junio, 2022

Aunque se trate del mismo deporte, el fútbol femenino presenta varias diferencias con respecto al masculino cuando de lesiones se habla. En este sentido, hay algunas dolencias físicas que aparecen con mayor frecuencia en las mujeres.

En el ámbito del fútbol femenino, las lesiones que comprometen a las extremidades inferiores predominan. Como veremos a continuación, son diversos los factores que contribuyen a que algunas de ellas se repitan con más frecuencia en comparación con lo que ocurre en los hombres.

3 lesiones que se registran con frecuencia en el fútbol femenino

Al ser un deporte de contacto y con una exigencia física bastante alta cuando se practica a nivel competitivo, el fútbol suele dar lugar a lesiones de diferentes tipos. En la siguiente enumeración detallaremos las que aparecen con más frecuencia en el ámbito del fútbol femenino.

1. Rotura de ligamentos

Según han comentado especialistas, la rotura de ligamentos se registra hasta 8 veces más seguido en el fútbol femenino que en el masculino. En primer lugar, esto tiene que ver con la composición del cuerpo y los requerimientos del fútbol como deporte.

Al jugarlo hace falta saltar, cambiar de dirección, chutar, entre otras acciones de intensidad variada. El cuerpo de la mujer no siempre está preparado como el del hombre a nivel muscular y esquelético.

Asimismo, ciertas fases del ciclo menstrual pueden generar mayor riesgo de lesión. De acuerdo con un estudio publicado por Frontiers in Sports and Active Living, esto es así en los momentos cercanos a la ovulación, entre los días 11 y 14 del ciclo.

Relacionado con esto, las mujeres más jóvenes o aquellas que atraviesan la pubertad tienen más posibilidades de padecer una lesión de este tipo, de acuerdo con lo expresado por la doctora Amy Arundale para FIFA Medical Network.

Otros factores, como el tiempo y la intensidad de juego, también influyen en que las rodillas compongan un 20 % de las lesiones en el fútbol femenino y un 12 % en el masculino.

¿Cómo influye el ciclo menstrual en el fútbol femenino?
La rodilla es una de las articulaciones más resentidas en el fútbol, ya sea este femenino o masculino.

2. Lesiones musculares

Un informe estadístico realizado por Datalys Center para la NCAA (siglas en inglés de la Asociación Nacional de Atletas Colegiados) entre 2004 y 2009, destaca que las lesiones musculares son la segunda clase de lesión más frecuente en el fútbol femenino.

El 21,5 % de las dolencias son de este tipo, mientras que las ligamentarias representan el 25 %. Entre las lesiones musculares, las más comunes son la rotura de fibras del cuádriceps y de los isquiotibiales. Es lo que se suele llamar «desgarro».

Un desgarro muscular se clasifica en los niveles 1, 2 o 3 de gravedad, según la cantidad de fibras que se rompan. Puede producirse por diversas causas. Estas tienen que ver con movimientos concretos del deportista, como contracciones súbitas del músculo, o con acciones repetidas en el tejido ya fatigado.

Por otro lado, también pueden generarse a partir de un calentamiento mal realizado —o nulo— o por no haber ingerido suficiente agua. Finalmente, los gestos técnicos inadecuados o los desbalances musculares también pueden conducir a una rotura muscular de este tipo.



3. Esguince de tobillo

El mismo estudio de la NCAA refleja que el esguince del ligamento lateral del tobillo es la lesión específica más frecuente en el fútbol femenino. El 12,8 % de los casos estudiados arrojó una lesión de este tipo.

Otra investigación publicada en 2005 por la revista British Journal of Sports Medicine también la destaca entre las más comunes, aunque por detrás del esguince de rodilla. En cualquier caso, se trata de dos problemas similares en distintas partes de las extremidades inferiores.

Un esguince se produce cuando un ligamento se estira de más o de manera muy brusca. Como consecuencia de ese movimiento indebido, hay distensión o se rompe las fibras de manera parcial o total. Esta dolencia puede llevar varias semanas de rehabilitación o incluso intervención quirúrgica en sus formas más severas.

Las lesiones en el fútbol femenino suelen darse en las extremidades inferiores.
Las hormonas del ciclo menstrual juegan un papel preponderante en la predisposición a lesionarse.


La importancia de prevenir las lesiones en el fútbol femenino

Está claro que el solo hecho de practicar un deporte es suficiente para que cualquier persona padezca una lesión. Incluso a los deportistas de más alto nivel en el mundo les pasa.

Ahora bien, ciertas medidas para fortalecer el cuerpo son esenciales. Por ejemplo, el trabajo de fuerza de los músculos que más se exigen al hacer deporte y la realización de entrenamientos cruzados que aporten otros estímulos al organismo.

Te podría interesar...
Lesiones en la espalda causadas por el deporte
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Lesiones en la espalda causadas por el deporte

Las lesiones en la espalda son frecuentes en la práctica deportiva. Posturas inadecuadas o utilizar demasiado peso son las principales causas.