Cómo liberarse de una obsesión

¿No encuentras la manera de superar una obsesión? Prueba con aplicar los consejos que hemos preparado para ti que, con un poco de esfuerzo y perseverancia, podrían ser de mucha ayuda.
Cómo liberarse de una obsesión
Elena Sanz

Revisado y aprobado por la psicóloga Elena Sanz.

Última actualización: 03 diciembre, 2021

La obsesión es una perturbación anímica que se genera por una idea que asalta la mente. Existen muchos tipos de obsesión, como por ejemplo el trastorno obsesivo compulsivo (TOC) y el trastorno de la personalidad obsesivo compulsivo (TPOC). Si crees que estás obsesionado con algo, hoy te apuntamos una serie de consejos para liberarte de esos pensamientos.

Con frecuencia se piensa en la obsesión desde el punto de vista amoroso o a través de fijación por la limpieza. Sin embargo, puedes obsesionarte por cualquier cosa; hasta el punto de depender solo de esos pensamientos obsesivos. La ortorexia, la blancorexia y la tanorexia son un buen ejemplo de ello. Nuestros pasos para liberarse de una obsesión te ayudarán para superar estos impulsos.

7 pasos para liberarse de una obsesión

De acuerdo con los expertos, las obsesiones se puede catalogar en autógenas y reactivas. Las obsesiones autógenas son aquellas que se desarrollan sin un estímulo exterior identificable; mientras que las obsesiones reactivas requieren de este estímulo para manifestarse.



A menudo se piensa que no es posible liberarse de una obsesión. Esto es una creencia errónea, ya que los estudios y las investigaciones dan cuenta que un tratamiento efectivo sí es posible. Algunos psicólogos incluso han sugerido sesiones en grupo para superar una obsesión, aunque en principio se debe optar por sesiones individuales.

Es muy importante que sepas que tu obsesión se puede tratar, y con ello también todos los síntomas que la acompañan (ansiedad, depresión, miedo y demás). Veamos 7 pasos que puedes seguir para liberarte de estos pensamientos.

1. Busca ayuda profesional

Para liberarse de una obsesión hay que acudir a un profesional
Los psicólogos están entrenados para recomendar y aplicar técnicas destinadas a reducir las consecuencias de las obsesiones, así como atenuar su aparición.

Sí, lo más inteligente que puedes hacer para superar una obsesión es buscar ayuda profesional. En general, la mayoría de ellas se tratan con psicoterapia o con medicamentos. Consultar con un profesional de la salud mental es el primer paso para liberarse de una obsesión.



Es muy probable que sientas recelo en buscar ayuda de este tipo, quizá por el estigma que pueda surgir de por medio. Si quieres superar estos episodios deberás eliminar esta idea de tu cabeza. Al igual que acudes a un cardiólogo cuando sientes molestias repetitivas en el corazón, debes recurrir a un psicólogo ante cualquier tipo de condición que este pueda tratar.

Los pronósticos son muy buenos, aunque es probable que debas probar con dos o tres alternativas antes de encontrar un modelo de terapia que se ajuste mejor a ti. Además, ten en cuenta que muchas de las obsesiones se deben a traumas de la infancia o la adolescencia. Descubrir qué hay detrás de ellas puede ser muy útil para superarlas.

2. Distráete de los pensamientos obsesivos

La segunda recomendación para liberarse de las obsesiones es distraerse de los pensamientos obsesivos. Recuerda la división que hemos dado acerca de las obsesiones autógenas, aquellas que se producen sin un estímulo externo. Es mucho más probable que surjan cuando estás solo con la mente en blanco, que cuando estás en compañía y entretenido.

Por esta razón, busca distraerte compartiendo con tus amigos o haciendo cosas que impidan que las ideas compulsivas se entretejan en tu cabeza. Lee un libro, sal a pasear, ve al cine o practica un deporte. En cuanto sientas que la idea toma forma en tu cabeza, intenta centrar tu atención en otros aspectos.

3. No te aísles de tu entorno

Siguiendo la idea anterior, lo que nunca debes hacer es aislarte de tu entorno. Es decir, cortar toda comunicación con tus amigos o familiares y optar en cambio por batallar esta guerra en solitario. Si haces esto te entregarás por completo a tu obsesión, sea cual fuere, y te hundirás más y más en su dependencia.

Una mano de apoyo siempre es de gran ayuda, en especial cuando proviene de alguien que te aprecia. Aislarte nunca es la solución, y de hecho puede incrementar los síntomas como la ansiedad o la depresión. Por supuesto es natural que sientas recelo de compartir tu obsesión, pero recuerda el ejemplo del cardiólogo que hemos dado en nuestro primer paso.

4. Aléjate de la fuente de tu obsesión

Al igual que para superar el alcoholismo debes alejarte del alcohol, para superar cualquier episodio de este tipo debes cortar la conexión que te une a la fuente de tu obsesión. Sí, sabemos que hacerlo no es nada fácil; pero empieza gradualmente.

Si cortas la conexión con tu obsesión de manera brusca es muy probable que sufras síntomas idénticos al síndrome de abstinencia. Lo ideal es que aprendas a vivir con el objeto de tu obsesión sin que este despierte en ti ideas compulsivas. Por ahora deberás alejarte él.

Por dar un ejemplo muy simple: si eres obsesionado con la limpieza, procura que alguien más haga la limpieza del hogar por ti. También procura disponer solo de la cantidad necesaria de detergentes. Requiere mucha fuerza de voluntad y compromiso, pero si has tenido en cuenta los tres pasos anteriores para liberarse de una obsesión podrás gestionarlo mucho mejor.

5. Incluye nuevos hábitos en tu vida

Muy importante para que concentres tus pensamientos en nuevos objetivos de vida. Puede ser cualquier cosa, lo importante es que no entre en conflicto con lo que ya te hemos comentado (es decir, que no te aísle o gire en torno a tu obsesión).

Tejer, practicar yoga, pintar, escribir, hacer voluntariado en organizaciones benéficas, hacer cursos de cocina, apuntarse a clases de baile, pescar, practicar jardinería, tomar cursos de fotografía y cantar son solo algunas ideas de pasatiempos. Estos te ayudarán a ver una nueva perspectiva de vida, así como hacer que tu obsesión pase a un segundo plano.

6. Practica meditación

Para liberarse de una obsesión puede ser de ayuda la meditación
Dedicar un poco de espacio a la reflexión y relajación a través de la meditación es importante para dejar atrás los pensamientos obsesivos.

Tal y como indican los expertos y los investigadores, la meditación es una herramienta sólida para tratar la obsesión. Además, se trata de una alternativa que permite hacer frente a la ansiedad, la depresión y la tensión que con frecuencia acompaña a estos episodios. Esto sin mencionar que, si la practicas en grupo, es una excelente estrategia para evitar aislarte.

La meditación es una técnica infravalorada para hacer frente a este tipo de trastornos. Nunca debes disminuir sus beneficios, así como tampoco abandonarla cuando has certificado que te ayuda a controlar tus impulsos. Si lo deseas puedes empezar a practicarla en casa y luego considerar asistir a sesiones grupales cuando te sientas cómodo.

7. Comprende que la obsesión no es prioridad en tu vida

Por último, otra de las cosas que se pueden hacer para liberarse de una obsesión es entender que esta no es una prioridad en tu vida. Piensa ahora mismo en tu obsesión. Sin importar cuál sea su naturaleza, se trata de algo que te hace más daño que bien. Además, es un comportamiento que, si lo reduces o eliminas por completo, no afecta en nada a tu integridad o tu salud.

Por supuesto que comprender esto por sí solo no hará que tu obsesión desaparezca, pero sí te dará más ánimo para seguir trabajando en ella. Saber que tus ideas obsesivas te hacen daño, que te perjudican y que su materialización no es necesaria en la vida te dará aliento para desear revertirlas.

Con esta última reflexión nos despedimos esperando que estos consejos para superar una obsesión te sean de gran ayuda. Aunque no tiene nada de malo intentar reducirla por tu cuenta, recuerda que la mediación de un profesional es fundamental. No te cierres a consultar uno si tu obsesión se te está saliendo de las manos.

Te podría interesar...
Cómo dejar de obsesionarse con un ex
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cómo dejar de obsesionarse con un ex

Obsesionarse con un ex es algo frecuente, pero no por ello menos dañino. Te damos algunas claves que te ayudarán a evitarlo.



  • Lee, H. J., & Kwon, S. M. Two different types of obsession: autogenous obsessions and reactive obsessions. Behaviour research and Therapy. 2003; 41(1): 11-29.
  • Krisanaprakornkit, T., Sriraj, W., Piyavhatkul, N., & Laopaiboon, M. Meditation therapy for anxiety disorders. Cochrane Database of Systematic Reviews. 2006; (1).
  • O'Connor, K., Freeston, M. H., Gareau, D., Careau, Y., Dufour, M. J., Aardema, F., & Todorov, C. Group versus individual treatment in obsessions without compulsions. Clinical Psychology & Psychotherapy. 2005; 12(2): 87-96.
  • Shannahoff-Khalsa, D. S., Ray, L. E., Levine, S., Gallen, C. C., Schwartz, B. J., & Sidorowich, J. J. Randomized controlled trial of yogic meditation techniques for patients with obsessive-compulsive disorder. CNS spectrums. 1999; 4(12): 34-47.
  • Woody, S. R., Whittal, M. L., & McLean, P. D. Mechanisms of symptom reduction in treatment for obsessions. Journal of consulting and clinical psychology. 2011; 79(5): 653.
  • Whittal, M. L., Woody, S. R., McLean, P. D., Rachman, S. J., & Robichaud, M. Treatment of obsessions: A randomized controlled trial. Behaviour research and therapy. 2010; 48(4): 295-303.