¿Sabes cómo limpiar los oídos de forma natural?

Para limpiar los oídos es fundamental no introducir ningún elemento extraño como bastoncillos o similares. Las soluciones líquidas nos ayudarán a desprender la cera sin dañarlos
¿Sabes cómo limpiar los oídos de forma natural?

Escrito por Yamila Papa Pintor, 31 octubre, 2017

Última actualización: 04 mayo, 2021

La acumulación excesiva de cerumen en los pabellones auditivos no solo es antiestética, sino que también puede provocar resonancias molestas y, en ocasiones, hasta dolores intensos. Por esto mismo, es importante realizar la higiene del oído adecuadamente y conocer cómo limpiar los oídos de forma natural.

Ante todo, debemos tener en cuenta que si bien no es necesario limpiar los oídos a diario, sí es conveniente hacerlo con cierta regularidad para evitar taponamientos, y sus respectivas consecuencias.

Hay que tener en cuenta que el oído acumula cera o cerumen para proteger el canal auditivo, así como también para humectar la zona. Esta secreción producida naturalmente contiene sustancias antibacterianas y antimicóticas para cumplir con su objetivo: no permitir el ingreso de microorganismos dañinos para la salud.

En condiciones normales, los oídos deberían producir cantidades mínimas de cera. Sin embargo, en ocasiones la fabrica en demasía y es cuando puede comenzarse a experimentar algunas molestias por oclusión.

Para saber cuál es el momento oportuno para realizar la limpieza podemos tener en cuenta estos síntomas:

  • Pérdida de audición parcial y progresiva de uno o ambos oídos al mismo tiempo.
  • Ruidos o zumbidos en el oído.
  • Dolor, sensación de bloqueo o de taponamiento.
  • Molestias, secreción y mal olor.

Consideraciones sobre los remedios para limpiar los oídos naturalmente

Para atender un taponamiento, lo más adecuado es acudir al médico. No es recomendable intentar eliminarlo por cuenta propia en primera instancia, ya que sin querer podríamos empeorar el problema.

Por otro lado, una vez que ya hayamos consultado con el especialista qué tipo de cuidados debemos cumplir en el día a día, podemos preguntarle sobre los remedios caseros que podrían resultarnos más convenientes. Veamos algunos de ellos a continuación.

Aceite de parafina

Aceite de oliva para regenerar y rehidratar la piel.

Si no encontramos aceite de parafina, podemos usar aceite de oliva extra virgen. Cualquiera de los dos puede ayudar a ablandar la cera y retirarla más fácilmente.

Elementos necesarios

  • 3 cucharadas de aceite de parafina o de oliva (48 g)
  • 1 vela
  • 1 gotero

Aplicación

  • Coloca el aceite en un recipiente pequeño y calienta sobre la vela, para que llegue a la temperatura corporal.
  • Echa en el gotero.
  • Recuéstate de lado en la cama o sofá.
  • Deja caer algunas gotas (no más de 4 o 5) en el oído.
  • Permanece quieto durante 15 minutos.
  • Levántate con cuidado e inclina la cabeza sobre el lavabo del baño, colocando un paño o toalla para evitar mancharte.

Nota: los expertos de Mayo Clinic exponen que hay que tener mucho cuidado con estos procedimientos, ya que “pueden ocasionar lesiones, como quemaduras, obstrucciones del conducto auditivo e, incluso, perforaciones”.

Agua oxigenada

El peróxido de hidrógeno es un elemento común en el hogar. Además de formar parte del botiquín de primeros auxilios, se considera que puede ser útil para limpiar la cera de los oídos a través de lavados.

Elementos necesarios

  • ½ taza de agua (125 ml)
  • ½ taza de agua oxigenada (125 ml)
  • 1 gotero

Aplicación

  • Pon el agua a aproximadamente 38 °C.
  • Mezcla con el agua oxigenada y echa en el gotero.
  • Ponte de costado, vierte la mezcla sobre el oído y deja que actúe durante 15 minutos.
  • Pasado ese tiempo, gira la cabeza y deja caer el líquido sobre una toalla o lavatorio.

Vinagre de manzana

Vinagre de manzana para la piel.
El uso dermatológico del vinagre de manzana está en discusión. Lo ideal es realizar una prueba antes de su empleo completo.

Aunque no existe evidencia científica que lo avale, se considera que el vinagre de manzana funciona de forma similar al agua oxigenada para limpiar los oídos. El modo de aplicación también es bastante parecido.

Elementos necesarios

  • 1 taza de agua (250 ml) y otra de vinagre de manzana.
  • 1 gotero

Aplicación

  • Calienta el agua hasta que llegue a los 38 °C.
  • Mezcla con el vinagre de manzana.
  • Vuelca en el gotero.
  • Acuéstate de lado y vierte sobre el oído.
  • Deja pasar 15 minutos y gira la cabeza para retirar esta solución.

Infusión de manzanilla

Té de manzanilla como plana medicinal.
La manzanilla se emplea como infusión en muchas situaciones patológicas para complementar tratamientos.

Esta receta sirve para limpiar los canales auditivos y eliminar la cera de manera natural. Combina las propiedades del aceite de oliva con el de las flores de manzanilla.

Elementos necesarios

  • 1 cucharada de aceite de oliva (16 g)
  • 2 cucharadas de flores de manzanilla (20 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • Jeringa o gotero
  • Vela

Aplicación

  • Calienta el agua y echa las flores de manzanilla.
  • Deja pasar 15 minutos (o hasta que alcance temperatura ambiente) y filtra.
  • Coloca en la jeringa o gotero y reserva.
  • A continuación, calienta el aceite de oliva sobre una vela y aplica 3 gotas en el oído afectado (para ello debes estar tumbado de lado).
  • Espera 5 minutos y echa en el oído.
  • Tras 15 minutos gira la cabeza y enjuaga el oído con la infusión de manzanilla.

Irrigación

Se puede comprar en una farmacia una jeringa especial para irrigar los oídos, la cual se llena con agua tibia o a temperatura corporal. Después de realizar el tratamiento es fundamental secar por completo la zona. Para ello, se puede recurrir a un secador de pelo a temperatura soportable y en modo “brisa”.

Otras técnicas que te pueden ser de mucha ayuda para limpiar los oídos porque ayudan a desprender la cera son:

  • Masaje (detrás y delante de las orejas)
  • Botella de agua caliente o almohadilla (para que la cera se haga más líquida)

¿Qué hay que recordar sobre el uso de estos remedios?

Los remedios caseros solo deben utilizarse si el profesional así lo autoriza y si no existe ningún tipo de lesión en los tímpanos.

A la par de ello, es fundamental ser muy cuidadosos con la periodicidad de la limpieza y con la suavidad con que se introducen elementos en los oídos, ya que son muy sensibles y un movimiento brusco o una herramienta inadecuada pueden perforar el canal auditivo.

Por otro lado, en el día a día, no se debe retirar el exceso de cerumen con bastoncillos de algodón, horquillas y mucho menos con los dedos o uñas. Estos reúnen la cera, la solidifican y la empujan hacia el interior del oído. Esto puede causar tapones que solo se pueden quitar a través de lavados intensivos realizados por un médico.

Te podría interesar...
Cómo eliminar el exceso de cera de los oídos de forma natural
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cómo eliminar el exceso de cera de los oídos de forma natural

El exceso de cera de los oídos puede tapar el canal auditivo y ocasionar varias molestias. Descubre cómo combatirlo de forma natural.