¿Cómo limpiar las manchas de humo en el techo?

Las manchas de humo en el techo no solo afean tus espacios, sino que ponen en riesgo tu salud. Descubre la importancia de limpiar los estragos del fuego. ¡No te pierdas el paso a paso!
¿Cómo limpiar las manchas de humo en el techo?
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 29 agosto, 2021.

Escrito por Andrea de los Angeles Salas Suarez, 29 agosto, 2021

Última actualización: 29 agosto, 2021

No solo el polvo y la grasa quedan pegados en distintas partes de la casa. En la cocina, sobre todo, al igual que en las áreas donde hay chimeneas, las manchas de humo en el techo son muy frecuentes.

Esos desagradables rastros grises, negruzcos o amarillos ocasionados por el fuego son antiestéticos porque afectan la pintura y la estructura del techo. Además, pueden generar daños en la salud, pues las minúsculas partículas sobrantes del humo (hollín) podrían entrar al cuerpo a través de la respiración.

Se trata de materiales inorgánicos que liberan compuestos perjudiciales luego de entrar en contacto con el fuego. Las consecuencias aparecerán de inmediato, al cabo de semanas, meses o años.

Por fortuna, con los materiales indicados y una preparación correcta recuperarás la apariencia original del techo, preservando tus espacios y tu salud en perfecto estado. Sigue leyendo este artículo que te enseñaremos cómo hacerlo.

Materiales necesarios

Estos son los productos e instrumentos que necesitarás al momento de limpiar las manchas de humo en el techo:

  • Escalera plegable.
  • Ventilador.
  • Protector para el piso de lona, plástico o papel periódico.
  • Aspiradora.
  • Un par de toallas y trapos de microfibra.
  • Esponja especial para limpiar las manchas de humo o cepillo de cerdas suaves no abrasivo.
  • Balde.
  • Agua.
  • Cuchillo o espátula.
  • Jabón lavaplatos desengrasante, limpiador multiusos, fosfato trisódico, amoníaco o vinagre.
  • Gasas.

Pasos para limpiar las manchas de humo

Veamos ahora el paso a paso para limpiar las manchas de humo en el techo con precisión. ¡Síguelos al pie de la letra!

1. Ventila el espacio

Por tratarse de espacios cerrados dentro de la casa, lo mejor es ventilar la zona para empezar el proceso de limpieza. Abre las puertas o ventanas y prende un ventilador a la máxima velocidad. De esta manera, el aire circulará y las sustancias que utilices no quedarán concentradas.

Ventilador para airear la habitación.
Utiliza un ventilador para airear bien la habitación y no exponerte a los tóxicos.

2. Protege el piso de los residuos que puedan caer

Cubre la superficie del piso con un material de lona, plástico o papel periódico de buena extensión, a fin de que los desechos de hollín no caigan sobre las baldosas. Usa cinta adhesiva para fijarlo. Este paso es importante si las manchas son muy profundas, puesto que la capa de hollín se desmoronará durante la limpieza.

3. Remueve el hollín

Pasa la aspiradora con suavidad, principalmente si el techo tiene un acabado con textura. Más adelante, te servirá un trapo para quitar el resto de hollín pegado.

Lo más recomendado es emplear una esponja especial fabricada para limpiar las manchas de humo. Encuéntrala en tu tienda favorita de bricolaje como esponja para limpieza en seco. Después, con un poco de agua, humedece un trapo limpio y frótalo sobre la superficie.

Ahora bien, en los casos de los rastros de humo a causa del tabaco, notarás manchas amarillas. Primero límpialas con un paño, pero si ves que están muy endurecidas, utiliza un cuchillo o espátula para rasparlas.

4. Aplica el limpiador en las manchas de humo en el techo

En función de la extensión de la mancha y de la profundidad, escoge el producto. Si es pequeña y tenue te vendrá bien un jabón lavaplatos desengrasante. En su defecto, un limpiador multiusos.

En cambio, si el daño es extenso, opta por un producto más potente. Una buena opción es el fosfato trisódico. Será suficiente con un galón para un espacio reducido.

Otro camino válido es agregar 250 mililitros de amoníaco en un balde con agua caliente. Echa un poco del producto sobre un cepillo suave humedecido, una esponja no abrasiva o trapo. ¡No olvides llevar tus equipos de protección personal y nunca lo mezcles con lejía o cloro!



5. ¡Restriega todo lo necesario!

Llegó la hora de restregar el área. Haz movimientos circulares con firmeza. Si notas muchos residuos, lava la esponja, cepillo o trapo en el grifo y continúa frotando con el limpiador.

Poco a poco verás cómo se remueven las manchas y el hollín que afean el techo. Para finalizar, pasa una bayeta mojada con agua tibia y deja secar de forma natural o con una toalla o trapo de microfibra.

6. Asea los acondicionadores de aire luego de limpiar las manchas de humo en el techo

Un paso que la mayoría suele ignorar es el aseo de los filtros de los acondicionadores de aire. Aunque tal vez nunca lo imaginaste, es precisamente en estos lugares donde se esconde una gran cantidad de hollín, por lo que se requiere una limpieza frecuente.

De la misma forma, puedes colocar gasas en las rejillas para ventilación, así atraparás las partículas que circulen en el aire y en la red de refrigeración o calefacción.

7. Aspira los muebles, accesorios, textiles, paredes y piso

Las cortinas, las persianas, las alfombras, los tapetes, los muebles, las sillas, los cuadros, los electrodomésticos, los bombillos, los mesones, las paredes y los pisos son receptores de parte de la suciedad que cae del techo. Por este motivo, es fundamental pasar la aspiradora sobre ellos.

Aspirar el piso tras limpiar manchas de humo en el techo.
El paso de la aspiradora permite terminar el proceso de limpieza, para que no quede hollín por el hogar.

Consejos a tener en cuenta

No solo basta con tener los materiales necesarios y seguir los pasos al pie de la letra. Cuando te dispongas a limpiar las manchas de humo en el techo, considera estas recomendaciones para tener el éxito garantizado en la tarea:

  • Usa equipos para protegerte mientras trabajas. Por ejemplo, un par de guantes gruesos, gafas, una mascarilla anti polvo y una franela con mangas.
  • Súbete en una escalera del tipo plegable para alcanzar el techo. Descarta las escaleras de uso exterior.
  • Evita asear el techo con productos de limpieza abrasivos. Estos pueden desprender residuos perjudiciales.
  • Antes de limpiar toda la superficie, haz una prueba en una zona pequeña para comprobar que el químico no decolorará el techo o tendrá un efecto no deseado.
  • Si decides utilizar químicos como el fosfato trisódico, toma en cuenta las instrucciones que aparecen en la etiqueta.
  • Si experimentas mareos o dolores de cabeza, lo mejor es que te detengas, salgas a un lugar ventilado (de preferencia al aire libre) y continúes cuando te sientas en perfectas condiciones.
  • Colocar pequeños envases con vinagre y agua funciona para absorber los olores desagradables.


¿Cuándo contratar a un profesional para limpiar las manchas de humo en el techo?

En muchos casos, es posible que tú mismo realices esta labor. Sin embargo, ten presente que cuando te enfrentas a manchas muy grandes o profundas, contratar a un equipo de trabajadores profesionales es el camino más acertado.

La razón es muy sencilla: exponerte de forma prolongada al humo y al hollín puede afectar tu aparato respiratorio. Además, puede haber daños estructurales en el techo que ameriten un servicio especializado.

En definitiva, limpiar las manchas de humo en el techo requiere de un buen proceso, pero la precaución restará este quehacer de tu lista de oficios. Supervisa siempre la comida que prepares, opta por hacer las parrilladas en áreas exteriores, no dejes las velas encendidas por mucho tiempo y evita fumar dentro de la casa.

Te podría interesar...
¿Manchas de humedad en las paredes y techos? ¡Descubre la solución!
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
¿Manchas de humedad en las paredes y techos? ¡Descubre la solución!

Descubre cómo eliminar las manchas de humedad en las paredes y los techos sin utilizar productos químicos agresivos.¡Inténtalo en casa!



  • Álvarez R, Álvarez R, Álvarez M, Vila H. Asociación entre manifestaciones respiratorias atópicas y contaminantes primarios de la atmósfera. Rev Cubana Med Gen Integr. 1997; 13 (3): 212-221.
  • Santos N. Limpieza, tratamiento y mantenimiento de suelos, paredes y techos en edificios y locales. Ed. 2019. Logroño: Editorial Tutor Formación; 2019.
  • Peralta H. Lesiones por inhalación de humo. Rev Hosp Ital B Aires. 2005; 25 (2): 43-49.