Los beneficios del deporte en la ansiedad y el pánico

La práctica regular de ejercicio físico podría ayudarte a reducir la ansiedad y el pánico. ¡Aprovéchalos!
Los beneficios del deporte en la ansiedad y el pánico
Marcelo R. Ceberio

Escrito y verificado por el psicólogo Marcelo R. Ceberio el 04 Mayo, 2021.

Última actualización: 04 Mayo, 2021

Aunque es cierto que los problemas de ansiedad son problemas cada vez más comunes en la población, cada vez salen a la luz más estudios que indican los múltiples beneficios que brinda el deporte en la ansiedad y el pánico.

Sí, además de la terapia cognitivo-conductual y la práctica de buenos hábitos de vida, el ejercicio físico puede contribuir en gran medida al alivio integral de las personas que sufren de trastornos de ansiedad y trastorno de pánico.

A continuación te contaremos con mayor detalle cuáles son esos beneficios y por qué es importante que los tengas en cuenta de ahora en adelante para no dejarlos pasar más.

Beneficios del deporte en la ansiedad y el pánico

El senderismo es un excelente ejercicio.

La práctica regular de ejercicio físico contribuye con la mejora del estado de ánimo y el aumento de la sensación de bienestar. Por lo tanto, es recomendable que las personas ansiosas practiquen actividades físicas.

Este estudio elaborado por el Dr. Canan acerca de la relación entre ejercicio físico y ansiedad concluye que la práctica puntual de deporte puede reducir el nivel de ansiedad estado, es decir, la reacción de ansiedad experimentada ante una situación concreta y limitada.

Asimismo, esta investigación realizada por un equipo de la Universidad de Oslo indica que la práctica regular de ejercicio puede reducir los niveles de ansiedad general vinculada a factores biológicos y de personalidad, propia de personas predispuestas a ser más ansiosas, impresionables, con tendencia a sobrevalorar los riesgos y mantener un elevado nivel de alerta.

En lo que respecta a los ataques de pánico, muchas personas que padecen este trastorno tienen miedo de los síntomas físicos que acompañan a un ataque y se muestran hipervigilantes con respecto a cualquier pequeña variación en su ritmo cardíaco, sudoración, respiración, etc.

Comer plátano antes de hacer ejercicio

Beneficios biológicos del deporte en la ansiedad y el pánico

Ya sabemos que el ejercicio físico mejora la regulación del sistema cardiovascular y respiratorio incidiendo sobre el sistema nervioso autónomo, tal y como sugiere esta investigación de la Universidad de Guayaquil (Ecuador). Esta mejora puede incrementar la habilidad del organismo para modular la reacción ante las demandas del medio.

Por otra parte, este estudio realizado por la Universidad de Costa Rica expone que la práctica de deporte promueve a largo plazo un aumento de los niveles de serotonina (el neurotransmisor del bienestar), la cual se ve implicada en la respuesta del organismo al estrés. El incremento de los niveles de serotonina a nivel cerebral puede contribuir a mejorar el estado de ánimo y a reducir la ansiedad.

Además, la actividad física contribuye a la estimulación de la glándula pituitaria que actúa en la producción de endorfinas. Estas morfinas internas son hormonas vinculadas a funciones de neurotransmisión, implicadas en la regulación del dolor y la sensación de bienestar.

Beneficios psicológicos del deporte en la ansiedad y el pánico

En lo que a mecanismos psicológicos se refiere, se observa que el ejercicio físico regular mejora el estado de ánimo. Además, podría ser beneficioso en pacientes que padezcan insomnio, según explica este estudio realizado por un equipo de la Universidad de São Paulo (Brasil).

Su práctica incrementa la sensación de fortaleza, de seguridad y de control sobre uno mismo y sobre el medio. En este sentido, contribuye con una mejor percepción del sentimiento de autoeficacia.

La práctica semanal de un deporte puede optimizar la autoestima, ya que los cambios en el cuerpo contribuyen a mejorar la imagen corporal y promover sentimientos de mayor dominio en habilidades y capacidad física. Es importante elegir actividades físicas que sean agradables y placenteras, de modo que se practiquen de forma habitual. 

La prescripción de realizar actividad física en pacientes con trastornos de pánico tiene varias aristas de beneficios. No solo por las virtudes tradicionales, sino porque estratégicamente a los pacientes panicosos tan comúnmente automarginados se les “obliga” a salir de su casa y se les sugiere el deporte como método para socializar con otras personas, ya sea en lugares abiertos o en gimnasios.

La idea es que el paciente movilice su parte social y salga de su reclusión, active sus endorfinas y pueda contactarse con su cuerpo de manera positiva.

Persona al aire libre haciendo ejercicio

Conectar con nosotros mismos a través del ejercicio

La persona debe tomarse el tiempo necesario para realizar ejercicio. No se trata de darle un rol secundario a la actividad sino de otorgarle un estatus de importancia, cosa que no sucede con frecuencia.

Muchos caminan hacia su trabajo porque les queda cerca; otros solo van a hacer la compra por lo mismo y, al final, no se están ejercitando realmente.

No es que sea una actividad equivocada, pero se trata de hacer un lugar en la vida para esa pausa deportiva: es un momento que dedico para mí, debe ser la premisa.

Es importante conectarse con la tierra, la música en los auriculares o el sonido de la naturaleza: todas imágenes tentadoras de ese espacio.

Hablar del deporte es hablar el lenguaje del cuerpo, tan utilizado en la ansiedad y el pánico. Esta práctica posibilita avanzar y desarrollar múltiples recursos personales, mejorando la estética, la salud, la autovaloración, y básicamente haciéndonos vivir una vida más tranquila, más conectada con nosotros mismos, detectando qué es lo que nos hace bien.

Te podría interesar...
6 prácticas saludables para evitar las crisis de ansiedad
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
6 prácticas saludables para evitar las crisis de ansiedad

En este artículo compartimos 6 prácticas saludables que te pueden ayudar a evitar las crisis de ansiedad. ¡Descúbrelas a continuación!