Los 5 grandes beneficios de desayunar fruta

El desayuno tiene fama de ser una de las comidas más importantes del día y si lo complementas con frutas, no solo tendrás más energía, sino que también disfrutarás de muchos otros beneficios para tu salud.
Los 5 grandes beneficios de desayunar fruta
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater.

Última actualización: 06 julio, 2023

¿Eres de las personas que ha optado por desayunar fruta? Cada vez es más relevante su presencia en la primera comida del día y casi sin lugar a dudas, una buena apuesta para la salud.

Todas ellas son alimentos saludables, sabrosos y capaces de aportar un sabor dulce natural y delicioso. Además son tantas y tan variadas que el abanico de posibilidades a la hora de incluirlas es casi interminable.

Si quieres conocer más sobre los beneficios de tomar fruta en el desayuno, cuáles son las mejores opciones y con qué alimentos combinarlas; te recomendamos seguir leyendo este artículo.

El debate sobre si el desayuno es la comida más importante del día, cómo debería ser la colación perfecta o si es perjudicial saltárselo; es uno de los más habituales en temas de alimentación y nutrición.

Como pasa a menudo, es difícil hacer generalizaciones ya que las pautas podrían cambiar según cada persona, su edad, actividad o situación personal. Esto sin olvidar que el desayuno no es la única comida del día y que lo importante es el balance final de todo lo que se ingiere a lo largo de la jornada.

Sin embargo, algo en lo que la mayoría de expertos coinciden es que desayunar fruta forma parte de una pauta alimentaria saludable. Es por este motivo por el siempre se encuentra entre las opciones a elegir para una primera comida del día sana y beneficiosa.

Desayunar fruta

Los grandes beneficios de desayunar fruta por las mañanas

Desayunar fruta por las mañanas es recomendable para todas las edades y en casi todas las situaciones vitales. 

Esto es debido a que las frutas son alimentos saludables y que su ingesta diaria presenta múltiples beneficios para la salud.

Comerlas en la primera hora del día tiene muchos puntos fuertes que veremos a continuación.

Pero conviene saber que por sí solas no forman un desayuno completo y que es necesario acompañarlas de otros alimentos nutritivos ya sea en el mismo momento o a lo largo de la mañana.



1. Aportan energía tras las horas de ayuno nocturno

La fruta contiene carbohidratos y azúcares de fácil asimilación. Estos se descomponen en glucosa, que es la principal fuente de energía del organismo.

Durante la noche, o los largos períodos de ayuno, el cuerpo utiliza la glucosa almacenada.  Esta es la razón por la que conviene reponer estas reservas y el desayuno es la primera oportunidad de hacerlo.

Hay que tener en cuenta que el cerebro, por ejemplo, depende casi en exclusiva de la glucosa para funcionar.

2. Sustituyen opciones habituales pero menos saludables

La bollería, las galletas o los cereales de desayuno azucarados siguen siendo una opción de desayuno para muchas personas. Todos ellos son productos fáciles de preparar, de ingerir y con un buen sabor y textura.

Sin embargo, recurrir a este tipo de dulces por las mañanas no es lo más beneficioso para nuestra salud, tal y como afirman algunos estudios.

Por un lado, la ingesta elevada de azúcar se asocia con la aparición de diversas patologías:

  • Obesidad y sobrepeso.
  • Alteraciones hepáticas.
  • Enfermedad cardiovascular.
  • Colesterol y triglicéridos elevados en sangre.
  • Caries dental.

Además los productos elaborados con azúcar añadido y harinas refinadas son de alto índice  glucémico, se digieren más rápido y elevan con mayor velocidad el azúcar en sangre. El resultado puede ser un aumento del hambre al cabo de poco tiempo.

3. Aumentan la calidad de la dieta y el aporte de nutrientes

El desayuno es una comida diaria más en la que introducir alimentos que ayuden a cubrir las necesidades diarias de energía y de nutrientes.

En este sentido la fruta aporta fibra, vitaminas, carbohidratos de absorción lenta y un gran número de otros fitoquímicos relevantes para la salud.

Algunos estudios con adolescentes muestran que la inclusión de fruta, lácteos y cereales integrales en esta primera comida; está ligado a una mejor calidad de la dieta en general.

4. Brindan dulzor natural

Algunas personas prefieren desayunos salados y otras son más amantes de lo dulce. Ninguno de los dos es mejor que el otro, aunque cuando se prefiere el dulzor, hay que controlar muy bien sus fuentes.

La fruta puede ser una gran aliada para endulzar unas tostadas, unos copos de avena o un yogur sin necesidad de añadir azúcar ni ningún otro tipo de edulcorante.

5. Son sabrosas y versátiles

Cada temporada ofrece un gran número de frutas distintas con las que se pueden preparar deliciosos desayunos rápidos, nutritivos y deliciosos. 

Lo más aconsejable es optar por la fruta fresca. Se puede comer entera, cortada y mezclada con otros ingredientes o en forma de batido.

¿Cuáles son las mejores frutas que puedo incluir en mi desayuno?

desayuno-1

Desayunar fruta es una de las mejores opciones para empezar el día. Cualquiera de ellas es indicada, todo depende de las preferencias personales. A modo de guía se puede probar por incluir alguna de las siguientes:

  • Naranja, pomelo y mandarina. Son frutas cítricas con un gran aporte de vitamina C. Esta es antioxidante, ayuda a controlar las infecciones y participa en la cicatrización de heridas. Del mismo modo, es necesaria para producir colágeno, una proteína indispensable para algunos tejidos como el pelo, las uñas, la piel o la sangre. De las tres raciones de fruta recomendadas al día, una debería ser alta en vitamina C.
  • Kiwi. Es la opción ideal para aquellas personas que sufren de estreñimiento. La ingesta de 3 unidades al día aumenta el número de deposiciones, el volumen y la facilidad de evacuación, según estudios en población mediterránea, neozelandesa y china.
  • Plátano. Es perfecto para los amantes de los batidos, ya que aporta una textura cremosa y un punto dulce. Asimismo, es una fruta que destaca por la presencia de potasio. Unos niveles insuficientes de este mineral son raros, pero están relacionados con un mayor riesgo de presión arterial elevada o de formación de cálculos renales.
  • Sandía y melón. Contienen mucha agua y contribuyen a mejorar la hidratación a lo largo del día. En verano pueden ser una alternativa para un desayuno refrescante.
  • Manzana, pera o melocotón. Al contrario de las anteriores, estas tres frutas podrían ser ideales para un desayuno templado y reconfortante ya que son perfectas para cocer.
  • Frutos rojos. Fresas, frambuesas, arándanos, moras… Todas ellas se han ganado un puesto entre los alimentos más saludables y se suelen incluir en porridges, batidos y otros platos aptos para el desayuno.


Formas saludables y originales de desayunar fruta

0417-desayuno-con-avena-y-frutas-xl-668x400x80xX

Si te falta inspiración o piensas que incluir frutas es aburrido, aquí te dejamos algunas ideas para que las lleves a cabo:

  • Un tazón de avena con yogur griego, junto con un pomelo a trocitos.
  • Plátano cortado a láminas con crema de cacahuete o almendras y un yogur de soja.
  • Una rebanada de pan de centeno con pechuga de pavo y dos rodajas de piña.
  • Batido de leche con fresas, arándanos y copos de avena.
  • Tortilla con espinacas y dos mandarinas.
  • Requesón con pera y nueces.
  • Tostadas con queso fresco y kiwi.
  • Naranja con miel, canela y nueces más un vaso de bebida de soja.
  • Tostada con láminas de manzana, cacao puro y avellanas troceadas.
  • Un puñado de uvas, queso y almendras.

La falta de tiempo para elaborar o comer el desayuno no tiene que ser un impedimento a la hora de incluir frutas en este momento del día.

Algunas frutas y recetas se pueden preparar la noche anterior y existen opciones congeladas o en conserva (sin azúcares añadidos) que pueden ayudar a ahorrar tiempo. Asimismo, muchas combinaciones son perfectas y cómodas para comer fuera de casa.

Incorpora el hábito de desayunar fruta de manera habitual

Como hemos comprobado, introducir estos alimentos en el desayuno es casi siempre una apuesta ganadora.

Lo mejor es optar por una variedad de frutas dentro de las preferencias personales. Esto ayuda a aumentar la calidad nutricional de la dieta pero también asegura la continuidad de este hábito a lo largo del tiempo.

No obstante hay que destacar que es preferible completar la presencia de frutas con otros alimentos frescos y perfectos para un desayuno saludable.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.


  • Organización Mundial de la Salud. Contabilizar el costo de las calorías. [Internet] (Consultado el 22/10/2018). Disponible en: http://www.who.int/bulletin/volumes/90/8/12-040812/es/
  •  Asociación Mexicana de Educación Deportiva. 5 beneficios de comer frutas y verduras. [Internet] (Consultado el 22/10/2018). Disponible en: https://amedweb.com/5-beneficios-comer-frutas-verduras/
  • Better Health Chanel. Breakfast. Victoria State Government. Marzo 2020.
  • Cabezas Zabala C. C, Hernández-Torres B. C, et al. Azúcares adicionados a los alimentos: efectos en la salud y regulación mundial. Revisión de la literatura. Revista de la Facultad de Medicina. 2016. 64 (2): 319-29.
  • Frank Suárez. El poder del metabolismo. Metabolic Press, 2008.
  • Harvard T- H. Chan. Obesity Prevention Source. Food and diet. Harvard School of Public Health.
  • Harvard T- H. Chan. The Nutrition Source.Vitamin C. Harvard School of Public Health.
  • Moreno-Aznar L. A, Vidal Carou C, et al. Role of breakfast and its quality in the health of children and adolescents in Spain. Nutrición Hospitalaria. Abril 2021. 38 (2): 396-409.
  • Rampersaud G. C, Pereira M. A, et al. Habits, nutritional status, body weight, and academic performance in children and adolescents. Journal of the American Dietetic Association. Mayo 2005. 105 (5): 743-60.
  • Uauy R. Importancia de las frutas y verduras en la prevención de enfermedades crónicas. Revista Chilena de Nutrición. Octubre 2006. 33 (1).

Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.