Los 9 mejores alimentos para evitar la caída del cabello

Además de aplicarte con regularidad mascarillas y baños de crema para mantener tu cabello sano, es importantes que cuides tu alimentación e hidratación, ya que ambos influyen considerablemente en el aspecto de tu cabello, piel y uñas.
Los 9 mejores alimentos para evitar la caída del cabello
Elisa Morales Lupayante

Escrito y verificado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante.

Última actualización: 04 mayo, 2022

Suele decirse que en el físico se refleja la salud de cada uno, por tanto resulta primordial mantener hábitos de vida saludables. Ahora bien, en lo que respecta a la salud y la caída del cabello, la alimentación y la hidratación vienen a tener un papel clave. 

Sí, más allá de los productos de aseo y belleza que utilicemos para cuidar la melena, es importante elegir bien lo que comemos y la cantidad de agua que ingerimos a lo largo del día, ya que esto también influye en el buen aspecto y, además, ayuda a evitar la caída del cabello.

Evitar la caída del cabello: una cuestión aún por investigar

A pesar de que se han promovido diversas soluciones para evitar y frenar la caída del cabello (e incluso “curar” la calvicie), no se ha hallado evidencia científica suficiente que las valide. Por lo tanto, es conveniente tener en cuenta que las dietas y los productos enfocados a evitar la caída del cabello son de dudoso rigor.

¿Y qué podrías hacer entonces? Una vez más, la respuesta está en mantener buenos hábitos de vida. Si tu organismo recibe todos los nutrientes que necesita a través de la alimentación, lo más probable es que luzcas una melena sana. Sin embargo, si algo no está bien a nivel orgánico, es posible que debas consultar al médico y mejorar algunos hábitos.

Utilizar los productos adecuados (champú, acondicionador, etcétera) resulta muy positivo para el cabello, así como evitar el uso de aparatos como la plancha, el secador, las rizadoras, etc., pero la alimentación también tiene un papel importante en su aspecto.

La alimentación y los suplementos para evitar la caída del cabello

La dieta juega un papel importante en el desarrollo normal del cabello. Se sabe que ciertos déficits nutricionales afectan tanto la estructura del pelo como su crecimiento.

Entre los aspectos más destacados que lo pueden afectar se encuentran un aporte suficiente de calorías y la presencia de proteína en la dieta (ya que el cabello está formado en gran parte por queratina, una proteína). Asimismo otros micronutrientes son clave, como el hierro, el zinc o los ácidos grasos esenciales. 

La falta de alguno de estos nutrientes en la dieta puede traducirse en los aspectos siguientes:

  • Pérdida del cabello del cuero cabelludo y las cejas.
  • Aclaramiento del cabello.
  • Pelo quebradizo.
  • Crecimiento escaso.

La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha evaluado de forma reciente los estudios relativos a la relación entre ingestas de nutrientes y estados de salud. Entre las declaraciones autorizadas relativas al cabello se encuentran las siguientes: la biotina, el cobre, el selenio y el zinc.

Alimentos ricos en zinc y otros nutrientes.

Es decir, tres minerales y una vitamina se pueden considerar ligados al mantenimiento de un cabello en condiciones normales. Así, es importante entender que las declaraciones del estilo de “revitalizante”, “ayuda al crecimiento capilar”, “incrementa la densidad” o “previene la caída” en otros productos no han sido probadas a nivel científico, y por lo tanto, no se puede decir que tengan un verdadero efecto sobre el pelo.

Por lo tanto mantener una dieta saludable y basada en alimentos reales siempre será fundamental para mantener en buen estado el cabello. Tal como expresa la EFSA, es recomendable la ingesta de los micronutrientes mencionados, dentro de una dieta equilibrada.

Los mejores alimentos para evitar la caída del cabello

1. Huevos

Entre los mejores alimentos para evitar la caída del cabello se suele citar el huevo. Este contiene cantidades interesantes, tanto de proteína como de biotina. No hay que olvidar que su uso se recomienda, incluso, como producto de aplicación tópica.

Además también contienen zinc, selenio y ácidos grasos. Todos ellos son nutrientes ideales para mantener una buena salud en general.

2. Espinacas

Esta verdura se destaca como positiva por su contenido en vitamina A o retinol. Una taza de espinacas frescas (unos 30 gramos) aportan el 56 % de las necesidades diarias de esta. Además también contiene hierro y folatos.

El retinol y sus derivados, juegan un papel clave en el desarrollo y mantenimiento de los tejidos corporales, entre ellos el cabello (también las uñas y la piel).

3. Aguacates

La vitamina E presente en esta fruta ejerce un importante papel antioxidante. Por esto protege la piel del cuero cabelludo del daño producido por el estrés oxidativo. Si el cuero se encuentra debilitado puede afectar la calidad del cabello y la cantidad de los folículos pilosos.

4. Pescado azul

El pescado azul pequeño es una de las mejores fuentes de ácidos grasos omega-3 para el organismo. Conocidos sobre todo por ser protectores del sistema cardiovascular, también se relacionan con el crecimiento del cabello. Sin embargo los estudios sobre su suplementación para prevenir la caída son escasos.

Ahora bien, estos no deben faltar en cualquier dieta que busque proteger el cabello y lucir una melena saludable. No solo aportan este tipo de lípidos sino que también se encuentran entre los mejores proveedores de proteína, selenio y vitamina D.

5. Semillas y aceite de lino

Este alimento se destaca por aportar grasas saludables, en este caso de origen vegetal. Si bien no son una fuente directa de ácidos grasos omega-3, aportan un precursor que el cuerpo puede aprovechar para sintetizarlos.

En este caso se recomienda una cucharada de aceite de lino o de semillas molidas al día. También se puede combinar con la ingesta de nueces y semillas de chía.

6. Carne roja

La carne roja se puede incluir en la dieta de forma moderada, sobre todo cuando se eligen productos con menos grasa y se evitan las carnes procesadas (como embutidos o frankfurts).

La pérdida de cabello puede estar asociada, en muchas ocasiones, a un déficit de hierro. En la carne roja se encuentran buenas cantidades de este mineral. Aunque se aconseja no abusar de ella y buscar el hierro en otras fuentes como las verduras de hoja verde, piñones, anacardos o alubias.

7. Frutos rojos

3 raciones de frutas son las que todos los expertos recomiendan tomar al día. Entre ellas, vale la pena introducir frutos rojos y bayas variadas a menudo: arándanos, moras, fresas, frambuesas, etc. Son interesantes ya que contienen antioxidantes y vitamina C, un nutriente importante para favorecer al absorción del hierro.

8. Semillas de sésamo

En 1 cucharada de pasta de sésamo (o tahin) se encuentra el 34 % de los aportes diarios recomendados de cobre. Como se ha comentado es uno de los nutrientes reconocidos para la salud del cabello.

La pasta de semillas de sésamo se puede extender sobre rebanadas de pan, de frutas o diluir con un líquido para hacer todo tipo de salsas. Además el cobre también se encuentra en el chocolate negro, las ostras, las setas shiitake y las verduras de hoja verde.

9. Gambas

Este popular marisco aporta varios de los elementos clave para prevenir la caída del cabello. Se trata de una fuente de proteína, vitaminas del grupo B, zinc y hierro.

Introduce estos alimentos para evitar la caída del cabello en una dieta saludable

Aunque no existe una dieta tipo para mejorar la salud del cabello y promover su crecimiento, el aporte de determinados nutrientes resulta clave para prevenir este problema.

Ahora bien, no olvides que una de las primeras cosas que debes hacer cuando sufres de pérdida de cabello, daño excesivo o crecimiento lento, es comentar el problema con tu médico. La caída de cabello en exceso podría ser síntoma de alguna deficiencia importante de ciertos nutrientes en tu cuerpo o de otro problema de salud importante.

Del mismo modo, mejorar algunos hábitos de vida a otros más saludables puede ser otra muy buena iniciativa. Recuerda también beber suficiente agua a lo largo del día, puesto que la hidratación es importante para tu piel, pelo y digestión. 

Si el problema se agrava, no olvides visitar a un médico especialista. Los remedios naturales en ningún caso pueden reemplazar el tratamiento médico adecuado para aquellos casos complejos.

Te podría interesar...
¿Cómo conseguir un cabello sano y con volumen?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo conseguir un cabello sano y con volumen?

Si quieres conseguir un cabello sano y con volumen te acercamos todos los secretos para que te resulte más fácil y sencillo



  • Cleveland Clinic. Does iron deficiency cause hair loss? Abril 2022.
  • EFSA, http://www.efsa.europa.eu/.
  • Everts H. B. Endogenous retinoids in the hair follicle and sebaceous gland. Biochimica and Biophysica Acta. Enero 2012. 1821 (1): 222-9.
  • Finner, A. M. (2013). Nutrition and Hair. Deficiencies and Supplements. Dermatologic Clinics, 31(1), 167–172. https://doi.org/10.1016/j.det.2012.08.015.
  • Guo E. L, Katta R. Diet and hari loss: effects of nutrient deficiency and supplement use. Dermatology Practical and Conceptual. Enero 2017. 7 (1): 1-10.
  • Lizárraga Dallo, M. A. (2004). Activos nutricionales y su efecto sobre el cabello. Medicina Cutanea Ibero-Latino-Americana, 32(5), 223–224.
  • Nutrition Data. Spinach, raw. Nutrition, facts and calories.
  • Nutrition Data. Seeds, sesame butter, paste. Nutrition, facts and calories.
  • Schwartz J. R, Henry J. P, et al. The role of oxidative damage in poor scalp health: ramifications to causality and associated hair growth. International Journal of Cosmetical Science. Diciembre 2015. 3 (Suppl 2): 9-15.
  • Symbiosis, S. G., & Rajput, R. (2018). A Scientific Hypothesis on the Role of Nutritional Supplements for Effective Management of Hair Loss and Promoting Hair Regrowth. https://doi.org/10.15226/jnhfs.2018.001132
  • Trüeb R, M. Let food be thy medicine: value of nutritional treatment for hair loss. International Journal of Trichology. Noviembre-Diciembre 2021. 13 (6): 1-3.