El maní y sus diferentes formas de consumo

A pesar de su mala fama, el cacahuete podría ayudarnos a reducir los niveles de colesterol malo. No obstante es importante regular su consumo para evitar una ingesta excesiva de calorías y obtener el efecto contrario.
El maní y sus diferentes formas de consumo
Elisa Morales Lupayante

Escrito y verificado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 25 Abril, 2021.

Última actualización: 25 Abril, 2021

El maní o cacahuate posee nutrientes que se consideran beneficiosos para el organismo humano. No obstante, es muy probable que no conozcas en forma detallada cuáles son las bondades que porta a la salud y te hayas abstenido de comerlo, debido a algunas creencias en cuanto a su aporte calórico.

Aunque esa es una de las razones por las que este alimento debe consumirse con moderación, los especialistas sugieren incorporarlo a la dieta cotidiana. ¿Quieres saber por qué? A continuación, te contamos todo lo que debes saber sobre el maní y sus formas de consumo. ¡No te lo pierdas!

Beneficios del maní

Esta legumbre, proveniente de la familia de las fabáceas, resulta interesante por su aporte de grasas monoinsaturadas (saludables) y proteínas. Según datos de la Fundación Española de Nutrición, por cada 100 gramos de maní, se obtienen 23,4 gramos de este tipo de grasas y 27 gramos de proteína.

Por otro lado, las mujeres embarazadas, y también las que desean embarazarse, deben saber que el maní, al igual que las demás nueces, aporta una interesante cantidad de ácido fólico. Este nutriente favorece la ovulación antes del embarazo y ayuda al desarrollo normal del bebé; con su ingesta, se pueden prevenir malformaciones y problemas de gestación.

Adicional a esto, aunque no hay suficiente evidencia científica al respecto, se cree que el consumo de maní ayudaría al hígado a equilibrar su funcionamiento y al páncreas a procesar más fácilmente el azúcar. Se suele pensar lo opuesto porque se sabe que cuenta con grandes cantidades de grasa; sin embargo, lo que muchos omiten es que estas son ‘grasas buenas’, favorables para la salud.

Asimismo, un estudio publicado en Journal of Food Science and Technology señala que el maní contiene resveratrol, ácidos fenólicos, flavonoides y fitoesteroles, elementos que ayudan a bloquear la absorción del colesterol. Además, su compuesto de coenzima Q10 y demás aminoácidos, prevendrían diferentes enfermedades crónicas.

Por último, una publicación de The Journal of Ntutrition del año 2009, ha asociado un consumo moderado de nueces, entre ellas el maní, a un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares en mujeres con diabetes mellitus de tipo 2.

Las diferentes formas de consumir maní

El maní presenta diversas formas de consumo.

Además de su agradable sabor, otra de las virtudes de este ingrediente natural es que es posible agregarlo a la dieta cotidiana de diversas maneras. A continuación, enumeramos las más habituales:

  • Crudo, directo de la cáscara. Esta es la manera más común de consumirlo. Además, de esta manera resulta más fácil llevarlo a todos lados. Es aconsejable saber que, al tostarlo, proyecta sus antioxidantes y mejora su sabor.
  • En crema. Es la famosa mantequilla de maní o crema de cacahuate. Esta es, probablemente, la más conocida de sus formas y una de las más usadas en algunos países; es ideal para sándwiches y bocadillos. No obstante, para evitar un consumo excesivo de azúcar es ideal adquirir su presentación más pura; elaborada únicamente con maní.
  • Aceite. Esta presentación tiene muy buen sabor; una opción perfecta para cocinar o preparar ensaladas saludables.

Cabe mencionar que el maní también tiene otras formas de consumo no del todo saludables. Por ejemplo, en Sudamérica se acostumbra comerlo envuelto con azúcar tostado, en la denominada ‘garrapiñada’. En Brasil, en tanto, la paçoquinha es un postre que lleva crema de maní, almidón de mandioca y azúcar.

Alergia al maní

A pesar de sus beneficios, una de las principales causas por las que el maní no goza de una buena reputación se debe a que el número de personas alérgicas a esta legumbre es mayor que en otros alimentos. Por eso, si nunca lo has probado, es recomendable evitar consumirlo en grandes cantidades la primera vez. De esta manera, evitarás consecuencias graves.

Por lo general, la alergia a los alimentos se presenta pasados tan solo unos minutos de su ingesta. De acuerdo con una publicación de la Clínica Mayo, estos son los signos y síntomas más frecuentes:

  • Enrojecimiento o hinchazón de la piel.
  • Picazón o sensación de hormigueo en la boca y la garganta.
  • Diarrea, dolor de estómago, náuseas o vómitos.
  • Sensación de rigidez en la garganta.
  • Dificultad para respirar.
  • Nariz que moquea.

Por otro lado, durante el embarazo, algunas mujeres podrían llegar a desarrollar una intolerancia a este fruto seco, incluso aunque no la hayan tenido previamente. Por tal razón, si existe un historial de alergias en tu familia, sería prudente que no lo consumieras sin verificar si es tu caso.

El maní, ¿una buena opción en la dieta?

Como ya mencionamos, el maní, también llamado cacahuete, es un alimento saludable que aporta nutrientes importantes como las vitaminas, minerales, ácidos grasos, proteínas, entre otros. Su consumo podría ayudar a promover el bienestar físico y mental.

En general, fortalecería la salud cardiovascular, controlaría el colesterol y aumentaría la energía. Por todas estas razones, sí representa una opción saludable para incluir en la dieta. Sin embargo, se debe comer de forma moderada, ya que es un alimento alto en calorías.

Ahora que ya sabes todo lo relativo a este fruto seco, no esperes y pon estos consejos en práctica para que puedas cuidar tu salud y la de tu familia de manera sana y natural. No olvides que si notas alguna reacción extraña después consumirlo, lo mejor s consultar con el médico.

Te podría interesar...
Galletas de mantequilla de cacahuete: sanas y ligeras
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Galletas de mantequilla de cacahuete: sanas y ligeras

Para acompañar a un café en la merienda, en el desayuno o como bocado a cualquier hora, estas galletas de mantequilla de cacahuete son deliciosas.