Minimalismo digital: ¿en qué consiste y cómo practicarlo?

El minimalismo digital es una tendencia en la que se promueve un uso más sano y menos dependiente de las nuevas tecnologías. Sigue leyendo y conoce cómo practicarlo.
Minimalismo digital: ¿en qué consiste y cómo practicarlo?
Elena Sanz

Revisado y aprobado por la psicóloga Elena Sanz.

Última actualización: 09 abril, 2022

El minimalismo digital es un movimiento mundial, no muy sensacionalista, pero sí cada vez más extendido. A través del mismo se fomenta un uso responsable y sostenible de las tecnologías, reduciendo o evitando la dependencia.

En general, la tecnología nos ha traído grandes oportunidades, así como comodidad. Compramos más cosas, más rápido, sin tener que ir a varios lugares; conseguimos mejores precios por bienes y servicios; trabajamos sin salir de casa; tenemos una amplia oferta de distracción.

Pero al parecer, ha sido demasiada comodidad. No hemos aprendido a manejar nuestras propias creaciones, de modo tal que terminan ellas por manejarnos a nosotros. En parte porque así lo hemos permitido. Poco a poco nos convertimos en autómatas adictos, incapaces de apreciar el mundo a nuestro alrededor y a las personas que nos quieren.

¿Recuerdas cuándo fue la última vez hablaste con alguien sin ver cada rato la pantalla de tu teléfono? Si no puedes responder, posiblemente ha llegado el momento de desconectarte de todos los aparatos. Sigue leyendo y conoce qué significa el minimalismo digital.

¿Por qué surge el minimalismo digital?

Según las estimaciones del portal Internet World Stats, para marzo de 2021 el total mundial de personas con conexión era de 5168 millones. Casi las dos terceras partes del planeta. Adicionalmente, se estima que 75 % de los mayores de 5 años tienen teléfonos celulares.

Si bien no en todos los casos se tienen cifras precisas, las anteriores estadísticas vienen aparejadas con otras más, entre las que cabe destacar lo siguiente:

  • Cerca de 5 horas es la media de tiempo dedicada al día a interactuar con dispositivos.
  • La mayoría reconoce que revisar el teléfono es lo primero en la mañana y lo último en la noche.
  • Cerca de un 10 % no puede pasar más de una hora sin ver el celular.
  • Según un artículo publicado en 2019, más de 8 millones de españoles confiesan ser adictos al móvil.

Podríamos preguntarnos si la tecnología se está apoderando de nuestras vidas. Pero antes de responder esto, es mejor comenzar por revisarnos a nosotros mismos.


Sigue leyendo sobre el tema en Adicción al móvil: ¿qué dice la ciencia?


¿En qué consiste el minimalismo digital?

El minimalismo digital surge como un movimiento no en contra de los dispositivos electrónicos, sino para lograr un uso sano de los mismos. en procura de un bienestar digital y para evitar que las nuevas tecnologías afecten nuestra salud.

Con esta tendencia ocurre lo mismo que con el estilo de vida minimalista en otros ámbitos (vestimenta, decoración), que plantea la necesidad de desprendernos de todo lo que no nos hace falta para concentrarnos en lo importante o esencial.

El minimalismo digital aplica tales principios al ámbito de lo tecnológico. De esta manera, nos invita a reflexionar sobre cuál es el lugar que le damos a las tecnologías, cuánto tiempo dedicamos a ellas y si tenemos un uso racional y responsable.

El minimalismo digital es una filosofía de vida, en la que hacemos un uso sano de las tecnologías, disminuyendo el tiempo de interacción con los dispositivos electrónicos. La meta no está solo en reducir las horas que pasamos ante una pantalla, sino que se aboga por dedicar tiempo de calidad a nuestra vida personal, familiar y social.

Minimalismo digita con los móviles.
Más que eliminar la tecnología, el movimiento propone una mejora en la calidad de vida haciendo un uso racional.

También te puede interesar Insomnio tecnológico: ¿de qué se trata?


¿Cómo podemos empezar a practicar el minimalismo digital?

Antes de hablar de cualquier estrategia o acción específica para comenzar a practicar el minimalismo digital, debemos reenfocarnos. Es decir, si no asumimos que esto es algo que parte desde nuestra visión y desde la relación que tenemos con las tecnologías, cualquier estrategia será estéril.

Los tres filtros

La parábola de los tres filtros, atribuida a Sócrates, nos llama a reflexionar acerca de las informaciones que llegan a nosotros. Si no son reales, si no son buenas o dañan a alguien, o si no reportan un beneficio o utilidad, las podemos descartar.

En este sentido, tenemos que admitir unas cuantas cosas con respecto a la información que se difunde a través de las redes:

  • No necesitamos saber que una determinada celebridad llevó a su perrito al salón de belleza y cuánto costó el corte de pelo.
  • Inmiscuirnos en la ruptura de la relación entre dos personas no es bueno.
  • Muchos contenidos que nos llegan por las redes, e incluso retransmitimos, son inciertos.

La mayoría de las informaciones que recibimos a diario en nuestros dispositivos electrónicos no pasarían por los tres filtros de Sócrates.

Miedo a perderse de algo

Muchas personas han llegado al extremo de revisar el teléfono a cada rato por el miedo de estar perdiéndose algo importante. Esta práctica o tendencia es lo que se describe como FOMO: fear of missing out.

Hay que desechar tales miedos y, en consecuencia, resistir la tentación de revisar el móvil en cada ocasión. A cada segundo no se generan noticias importantes.

Usa la tecnología, pero no dejes que te use

No, no tienes que deshacerte de tu móvil. Mientras esperas en la sala del odontólogo puedes leer un libro que hayas descargado. Pero si mientras lo lees estás pendiente de todas las notificaciones que llegan, entonces la tecnología se apoderó de ti.

Hay vida más allá de las redes

Si no publicas todas las fotos de tu última reunión o evento social, ¿acaso eso significa que no disfrutaste? Muchas personas no tienen cuentas de redes sociales y siguen viviendo. Es posible.

Lo que importa es lo que sientes en el momento, aquí y ahora. La experiencia es lo que vale, tal como se preconiza en la filosofía del mindfulness.

Vivimos muchos años sin tecnologías

¿Recuerdas cómo era todo antes? Íbamos a la universidad, a la escuela, sin revisar el móvil a cada rato, sin publicar historias. De hecho, no teníamos smartphones. Y sobrevivimos.

Valora tu realidad

Los mejores momentos con las personas y los lugares son cara a cara, ante las cosas y en el instante mismo de ocurrir. Piensa y pregúntate si es más agradable estar en esa playa o ver simplemente la foto.

Consejos para aplicar el minimalismo digital

Ahora sí, veamos algunas estrategias más particulares para aplicar el minimalismo digital y superar la dependencia tecnológica.

1. Darte de baja

Lo primero es esto: date de baja de redes sociales. Pregúntate si realmente conoces a todas esas personas que tienes entre los contactos. ¿Necesitas su aprobación para lo que haces en tu vida?

No nos desgastemos en una competencia estéril acerca de quién tiene más seguidores o recibe más likes. Haz el ego a un lado y no dejes que te controle.

2. Usuarios y seguidores

Si bien puedes conservar alguna de tus cuentas de redes sociales, lo siguiente que debes hacer es revisar qué tan necesario es interactuar con todas esas personas que están entre tus contactos. En tal sentido, considera dejar de seguir cuentas o grupos que no te aportan.

3. Desinstala aplicaciones

Desinstala aplicaciones que no necesitas, ni para tu vida ni para tu trabajo. Revisa, analiza y decide. Hasta el teléfono te lo puede decir: tienes varios meses sin usar esta aplicación.

4. Elimina suscripciones

Boletines, newsletter y similares que llegan al correo y que casi nunca leemos nos ocupan espacio en la bandeja de entrada y tiempo en la vida. Pero tenemos una opción, que viene al final de cada boletín: dejar de recibir esta publicación.

5. Ten un horario

Puede sonar a medida extrema, pero toma nota de en qué momento te conectas, cuándo necesitas hacerlo, cuánto tiempo pasas. Considera ponerle un horario a tu teléfono.

6. Atiende solo lo urgente

Cuando algo de verdad sea urgente, llama. Y si alguien te necesita de verdad, te llamará a su vez.

Así que reduce o limita las conversaciones a través de diversos tipos de mensajería. Reconoce que muchas de estas son comunicaciones innecesarias.

7. Prefiere el cara a cara

Si de verdad quieres hablar con esa persona, invítala a un café o a comer. ¿Es tu pareja y está lejos? Programen una videollamada y entonces hablen con comodidad.

Amigas con el móvil no se hablan.
Encuéntrate con tus amigos sin teléfono de por medio. Así podrás interactuar en el presente y conectado 100 % con el otro.

8. Aplica en todos los dispositivos

Las medidas relacionadas con el minimalismo digital aplican por igual para todos los dispositivos, desde las computadoras hasta tabletas y teléfonos:

  • En el ordenador elimina programas que no uses, archivos inútiles y limpia el escritorio de tantos íconos.
  • En el teléfono desinstala aplicaciones y deshabilita las notificaciones.

9. Busca una distracción en el mundo real

¿Te gusta la música o la pintura? Bueno, piensa en cuánto tiempo del que malgastas con el teléfono podrías reinvertir en aprender a tocar la guitarra o en hacer deportes. Eso sí, cuando salgas a caminar o en la bicicleta, deja el teléfono en casa.

Beneficios de practicar el minimalismo digital

Son grandes las ventajas que nos aportan las nuevas tecnologías. Pero estamos viendo que también traen muchas consecuencias negativas: cansancio, fatiga ocular, insomnio, estrés. Incluso las redes sociales afectan nuestras emociones. Debido a ello, algunas personas tienen que recurrir al médico, a terapia y a programas de apoyo para superar adicciones.

Ya que es una tendencia relativamente nueva, aún no hay mucha investigación sobre el impacto del minimalismo digital. Sin embargo, sí se conocen los beneficios de reducir la relación o dependencia de las nuevas tecnologías:

  • Reduce el sedentarismo.
  • Aumenta las actividades al aire libre.
  • Minimiza el esfuerzo de la vista ante una pantalla.
  • Reduce el estrés y la ansiedad.
  • Hay un incremento de la atención a las tareas.

Por último, si tienes hijos y no quieres que pasen tanto tiempo con los dispositivos electrónicos, da tú el ejemplo. En tal sentido, lo mejor que puedes hacer es promover el minimalismo digital como forma de vida dentro de tu hogar.

Te podría interesar...
¿En realidad nos beneficia la tecnología?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿En realidad nos beneficia la tecnología?

Algunas personas pueden ignorar qué efectos tiene la tecnología en la salud. Asimismo, otras llegan incluso a dudar si en realidad nos beneficia.



  • Arana Ramírez M, Chávez Tocas E. Adicción al móvil y relaciones interpersonales en estudiantes de una Universidad privada de Cajamarca – 2020. Cajamarca, Perú: Universidad Privada Antonio Guillermo Urrelo, 2021.
  • Araújo M. Adoção do minimalismo digital por profissionais de comunicação: alternativas para minimizar os impactos na saúde mental. Ceará: Universidad Federal, 2021.
  • Hernández Salinas K, Mendoza R, Gandur-Manzano A. El minimalismo, un estilo de vida. 2020; 7(14): 20-23.
  • Isidro A; Moreno Martín T. Redes sociales y aplicaciones de móvil: uso, abuso y adicción. International Journal of Developmental and Educational Psychology. 2018; 4(1): 4-14.
  • López-Fernández O. Adicción a Internet. Escritos de Psicología. 2019; 12(2), 36-42.
  • Ramírez Salado E. Movimientos sociales en la era digital: el caso realfooding y su impacto en supermercados. Jerez de la Frontera: Universidad de Cádiz, 2020.
  • Sola Gutiérrez J. El uso problemático del teléfono móvil: desde el abuso a su consideración como adicción comportamental. Madrid: Universidad Complutense, 2018.
  • Sola Gutiérrez J. El uso problemático del teléfono móvil: desde el abuso a su consideración como adicción comportamental. Madrid: Universidad Complutense, 2018.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.