Obturación o empaste dental: tipos y todo lo que debes saber

Para tratar las caries es común que el dentista realice una obturación o empaste dental. Descubre los distintos tipos, cómo se realiza y en qué casos están indicados.
Obturación o empaste dental: tipos y todo lo que debes saber
Vanesa Evangelina Buffa

Escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa.

Última actualización: 21 octubre, 2022

La obturación o empaste dental es uno de los tratamientos odontológicos más comunes. Se trata del procedimiento que se realiza para restaurar la pérdida de tejido duro de los dientes cuando se han destruido por caries u otras afecciones.

La presencia de huecos y cavidades sobre las estructuras dentarias ocasiona problemas estéticos y funcionales en la boca. Además, estos recovecos difíciles de limpiar favorecen el acúmulo de bacterias que continúan con la destrucción de los dientes.

Para frenar la pérdida de los tejidos dentarios, eliminar la enfermedad y devolver a las piezas dentarias su anatomía, su función y su apariencia es necesario realizar un empaste dental. Te contamos en detalle de qué se trata este procedimiento, cuándo se ejecuta y qué materiales se utilizan.

¿Qué es una obturación o empaste dental?

Una obturación dental es lo que también conocemos como «empaste». Se trata del tratamiento que se aplica a las piezas dentarias cuando están afectadas por caries u otras enfermedades que generan la pérdida de tejidos duros.

Al ocurrir esto, se produce un hueco. A través de la obturación se rellena dicha cavidad con un material específico que recompone la pieza dañada. Sin embargo, antes de esto, el elemento dentario se limpia a profundidad y se eliminan las zonas enfermas. 

El objetivo del empaste es restaurar la anatomía del diente. Así, es posible que recupere su forma, su aspecto y sus funciones perdidas. Como te contaremos más adelante, existen diferentes tipos de materiales de relleno que se utilizan en distintas situaciones. El odontólogo elegirá el más adecuado para cada caso.

El procedimiento para realizar una obturación o empaste dental es bastante simple y rápido. En general, no toma más de 20 o 30 minutos.

¿Qué es una obturación o empaste dental?
El empaste dental se emplea para corregir huecos que se forman debido a las caries u otras afecciones dentales.

¿Cuándo es necesario realizar una obturación o empaste dental?

La causa más habitual que lleva a que las personas requieran un empaste dental es la caries. Esta patología es una de las más frecuentes en todo el mundo y en todos los grupos etarios.

Se produce porque las bacterias de la boca metabolizan los hidratos de carbono de la dieta y producen ácidos. Esto genera la desmineralización y destrucción de los tejidos duros de los dientes.

La caries en dientes permanentes es el trastorno más frecuente; se calcula que lo padecen 2000 millones de personas. Además, alrededor de 520 millones de niños sufren de caries en los dientes de leche.

Organización Mundial de la Salud

Si la caries no es tratada de manera oportuna, el proceso destructivo avanza y se profundiza, lo que puede afectar la pulpa. En estos casos, una simple obturación o empaste dental ya no serán suficiente, sino que será necesario realizar una endodoncia.

Ahora bien, hay otras situaciones que también pueden requerir una obturación dental. Por ejemplo, las siguientes:

  • Fracturas dentarias.
  • Viejos empastes en mal estado. Si tienen filtraciones o caries por debajo está indicado su recambio.
  • Fisuras, abrasiones o desgastes dentarios, sin presencia de caries, que necesitan ser reparados.
  • Alteraciones estéticas de forma, color o posición en piezas dentarias anteriores o posteriores. Un empaste puede corregir estos defectos y mejorar el aspecto.

Tipos de obturaciones dentales

A la hora de realizar un empaste dental hay distintos factores que el odontólogo debe considerar para realizar un tipo u otro. Las consideraciones son las siguientes:

  • El elemento dentario afectado.
  • La extensión y el tamaño de la reparación.
  • La ubicación de la cavidad.
  • Los materiales a utilizar.
  • Las preferencias del paciente.
  • El precio.

En función de estos aspectos, el profesional elige el tipo de procedimiento más conveniente para cada caso. Para recuperar la estructura dentaria es posible emplear diferentes técnicas y materiales.

Según el tamaño de la restauración, la obturación o el empaste dental, pueden ser directos o indirectos.

  • Obturación directa: se realiza en lesiones simples en las que el desgaste dentario es pequeño y se conserva la mayor parte de la anatomía de la pieza. Para su realización basta una sola visita al consultorio en la que el odontólogo realiza todo el tratamiento.
  • Obturación indirecta: es el procedimiento de elección para tratar lesiones más grandes, en el que hay una gran pérdida de tejido dentario. En este caso, son necesarias más de una consulta, ya que se toman impresiones y parte de la restauración se realiza en el laboratorio dental.

Los empastes también pueden diferenciarse en distintos tipos, según el material que se emplee para rellenar la cavidad. A continuación, te contamos los productos más utilizados.



Empastes de resinas compuestas o «composites»

Las resinas compuestas son uno de los materiales más utilizados en la actualidad para realizar empastes. Este producto logra un aspecto muy similar al diente y tiene una resistencia, durabilidad y adhesión adecuadas.

Los composites se utilizan sobre todo cuando hay que realizar una obturación en el sector anterior, sobre las piezas frontales que son más visibles. De todos modos, también es posible usar este material sobre las muelas, ya que es capaz de resistir muy bien las fuerzas masticatorias.

Los empastes de resina se adhieren químicamente a la estructura del diente, otorgándoles un buen soporte. Además, a la hora de desgastar los dientes, no es necesario quitar tejido de más para su colocación, como sucede con las amalgamas.

Este material es muy fácil de manipular y el odontólogo no suele tardar más de 20 minutos en terminar el procedimiento. Se coloca en pequeñas capas que se endurecen con una luz especial hasta completar el relleno.

Las resinas pueden usarse tanto de manera directa —como te contamos— o para hacer arreglos indirectos. Además, no solo se utilizan para obturaciones de caries, sino que también son de utilidad para reparar dientes desgastados, astillados o fracturados.

Una desventaja de los empastes de resina es que son menos duraderos que los de amalgama. Tampoco cuentan con la misma resistencia que este material y pueden mancharse y pigmentarse con el paso del tiempo. En la actualidad, se utilizan con mucha frecuencia y los resultados son muy satisfactorios.

Obturaciones con cementos

Los cementos dentales tienen un amplio uso en la odontología. Muchas veces estos compuestos se emplean para rellenar cavidades y actuar como empastes provisorios o definitivos.

  • Cemento de obturación provisoria: se usan para rellenar cavidades de manera temporaria. Es decir, permanecen en el diente por algunos días o meses. Se caracterizan por tener un endurecimiento rápido y por ser fáciles de remover en el momento de sustituirlos por el definitivo.
  • Cementos definitivos: son obturaciones similares a las temporarias, pero mucho más duraderas. Los ionómeros vítreos se usan para rellenar algunas cavidades, sobre todo en las muelas temporarias de los niños.

Empastes directos de amalgama de plata

Un empaste dental de amalgama se caracteriza por ser una obturación duradera, resistente y económica. Este material soporta muy bien las fuerzas de masticación, por lo que se utiliza en la parte posterior de la boca.

Debido a su coloración oscura, no es un material que se utilice en zonas visibles, como los dientes anteriores.  Además, con el tiempo, el material puede teñir las superficies dentarias.

Como mencionamos, para la colocación de amalgamas es necesario realizar un mayor desgaste de las piezas. Por este motivo, y por las ventajas estéticas, en la actualidad está siendo reemplazada por las resinas.

La amalgama es una aleación de plata y mercurio. El uso de este último componente ha llevado a que su uso en odontología descienda.

De todos modos, debes saber que para su elaboración se utilizan muy bajas dosis de mercurio. Por lo tanto, este material dental no es peligroso ni para el paciente ni para el odontólogo que lo manipula.



Empastes indirectos de oro

El oro es un antiguo material de obturación dental que, en algunos casos, todavía se sigue utilizando. Su durabilidad y resistencia es muy alta, pero su costo también.

El oro en los dientes no se corroe y puede soportar las fuerzas de masticación. Además, algunos pacientes consideran que las restauraciones doradas son estéticas o denotan prestigio.

Para confeccionar este tipo de empaste dental es necesario realizar varias visitas al consultorio. Luego de desgastar los dientes, será necesario tomar un molde y enviar a fabricar la obturación en un laboratorio dental.

Un problema común que provocan es que si la persona tiene arreglos de amalgama en la boca, se produce un choque galvánico. Se trata de un fenómeno físico en el que interaccionan los dos metales distintos y la saliva, lo que deriva una corriente eléctrica que provoca dolor.

Empastes indirectos de porcelana

Las incrustaciones de porcelana son una excelente opción para rellenar las piezas. Este tipo de empaste se confecciona en un laboratorio dental, mediante las medidas de la dentadura de cada paciente. La pieza obtenida se cementa luego en el diente tallado.

Su ventaja es que son muy estéticos, resistentes a las manchas y tienen una gran durabilidad. No obstante, tienen en contra su alto costo.

Características de los materiales de obturación dental

Te hemos comentado los principales materiales usados para rellenar los dientes. Para que estos productos puedan restaurar los daños en las piezas dentarias deben cumplir ciertas características:

  • Resistencia a la abrasión: el material del empaste debe ser capaz de soportar la fricción y el choque constante de los dientes entre sí y con los alimentos, sobre todo en la zona de los molares. Si esto no es así, la obturación se desgasta.
  • Resistencia a los fluidos bucales: el relleno de las obturaciones debe ser capaz de resistir la humedad, las enzimas y los demás componentes de la saliva.
  • Baja conductividad térmica: las piezas dentarias están constantemente expuestas a alimentos fríos y calientes. Los materiales de las obturaciones deben ser capaces de soportar los cambios térmicos para no provocar sensibilidad.
  • Correcto sellado de las cavidades: con ello se evita que queden espacios por los que puedan filtrarse residuos y bacterias.
  • Fácil de manipular: el dentista debe poder manejar con facilidad el material de obturación. De esta manera, es posible rellenar toda la cavidad y lograr reconstrucciones estéticas y similares a los dientes naturales.

Si el material de obturación cumple los requisitos que mencionamos, se puede considerar un buen producto para realizar el empaste dental.

Características de los materiales de obturación dental
Los empastes dentales se emplean en el tratamiento de las caries dentales. Pueden hacerse a partir de diversos materiales.

¿Cómo se realiza una obturación o empaste dental?

A la hora de realizar una obturación dental, el procedimiento varía dependiendo si se trata de un empaste directo o una restauración indirecta.

Empaste directo

Los empastes directos son los más rápidos y fáciles de hacer. El odontólogo completa la totalidad del procedimiento en el consultorio dental y en una sola consulta.

  • El primer paso consiste en aplicar la anestesia local para insensibilizar la zona y que el paciente no sienta dolor. Luego, se eliminan las caries y se limpia el diente, usando piedras y fresas con la turbina.
  • Una vez que el elemento esté limpio, se sella la cavidad con el material de relleno elegido. En algunos casos, es necesario colocar sistemas adhesivos que unan el producto con la superficie dental.
  • Los empastes de resina deben ser endurecidos utilizando una luz especial. Las obturaciones de amalgama, en cambio, se presionan contra la superficie dental con instrumentos especiales.
  • Terminado el relleno, es necesario probar la mordida del paciente y desgastar el material excedente. Por último, se realiza el pulido de la obturación para que quede lisa y brillante.

Proceso para realizar un empaste indirecto

Para realizar los empastes indirectos son necesarias al menos dos visitas al consultorio dental. La confección de la obturación se realiza en un laboratorio protésico.

  • En la primera visita, el odontólogo anestesia la boca, elimina la caries y limpia el diente al igual que en un empaste directo. Luego toma una impresión de la dentadura para registrar la forma del diente que se está tratando y de los elementos vecinos.
  • Esta impresión se envía a un laboratorio protético que realizará el empaste con el material elegido. Antes de que el paciente se retire, se le coloca una obturación provisoria para proteger la pieza dentaria hasta que el arreglo definitivo esté listo.
  • En la segunda visita, se retira la obturación temporal y se coloca el empaste que envió el laboratorio. Se verifica su correcto ajuste y adaptación y se cementa de manera permanente sobre el diente.

Evitar los empastes dentales

Realizar una obturación o un empaste dental es un procedimiento sencillo y cómodo. De todos modos, la mejor opción es siempre evitar las enfermedades que llevan a este tipo de tratamientos.

Para ello, debes mantener algunos hábitos sencillos que reducirán el riesgo de que tus dientes se rompan. El cepillado dental al menos 2 veces al día con una pasta de dientes que contenga flúor y el uso del hilo dental te ayudarán a controlar la placa bacteriana.

Cuidar tu dieta y visitar al dentista cada 6 meses para controlar y realizar limpiezas también es importante. Con estos cuidados podrás evitar los empastes dentales y mantener en buenas condiciones los que ya tengas en tu boca.

Te podría interesar...
¿Qué es el sellado de dientes y para qué se realiza?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Qué es el sellado de dientes y para qué se realiza?

El sellado de dientes es una medida sanitaria muy efectiva a la hora de prevenir las caries. Sigue leyendo y entérate de qué se trata.



  • Valdiviezo Falcones, R. A. (2022). Restauraciones estéticas en sector anterior con sistemas resinosos (Bachelor's thesis, Universidad de Guayaquil. Facultad Piloto de Odontología).
  • Perdigão, J., Araujo, E., Ramos, R. Q., Gomes, G., & Pizzolotto, L. (2021). Adhesive dentistry: Current concepts and clinical considerations. Journal of Esthetic and Restorative Dentistry33(1), 51-68.
  • MERINO, G. J. L. (2019). Fundamentos para elegir una resina dental. Odontología Activa Revista Científica4(Esp), 57-64.
  • Mourelle, P. M., Hernándezº, P. S., Vallejo, M. Z., & Meneses, D. R. (2016). Materiales y técnicas para incrustaciones dentales. Revista internacional de prótesis estomatológica18(1), 15-23.
  • Raúl, C. R., Lina, M. R., & Andrés, G. B. (2020, October). INCRUSTACIONES METÁLICAS, UNA ALTERNATIVA PARA DIENTES CON GRAN PÉRDIDA CORONARIA. A PROPÓSITO DE 3 PACIENTES. In Estomatologia2020.
  • Villamar Coello, E. J. (2018). Incrustaciones a base de resina compuesta como solución práctica a la escasa estética de una restauración de amalgama (Bachelor's thesis, Universidad de Guayaquil. Facultad Piloto de Odontología).
  • García Garcés, J. E. (2020). Amalgama dental uso y seguridad (Bachelor's thesis, Universidad de Guayaquil. Facultad Piloto de Odontología).
  • Lozano Diaz, C. I. (2021). Estudio de la microfiltración coronal utilizando tres materiales de obturación temporal. Revisión sistemática.
  • Torres Yupanqui, J. C. (2022). Incrustación Inlay en paciente adulto con tratamiento de conductos.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.