Pan de melón: receta paso a paso

¿Alguna vez has probado el pan de melón? Esta receta oriental se puede consumir como postre, combinado con ingredientes dulces y salados. Te enseñamos cómo prepararlo.
Pan de melón: receta paso a paso
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias el 23 junio, 2021.

Última actualización: 23 junio, 2021

Esta receta de pan de melón, de origen oriental, cuenta con unas increíbles características organolépticas que seguro que te sorprenden. Se utiliza fundamentalmente como postre, a pesar de no ser demasiado dulce.

Cabe destacar que obtiene su nombre por el parecido con la fruta, no porque la incluya entre sus ingredientes. Eso sí, es preciso moderar su consumo, ya que se trata de un alimento con azúcares añadidos que podría no ser apto para diabéticos.

Ingredientes para el pan de melón

Los ingredientes necesarios para la elaboración del pan de melón se dividen en dos grupos. En primer lugar, están aquellos necesarios para la masa:

  • 1 huevo.
  • 2 gramos de sal.
  • 50 mililitros de agua.
  • 25 gramos de maicena.
  • 30 gramos de mantequilla.
  • 50 mililitros de leche entera.
  • 40 gramos de azúcar blanco.
  • 10 gramos de levadura fresca.
  • 250 gramos de harina de trigo.

Por otra parte, hay que preparar también los ingredientes para la masa de galleta que se encuentra en la parte exterior del bollo:

  • 1 huevo.
  • 60 gramos de azúcar en polvo.
  • 60 gramos de mantequilla sin sal.
  • 50 gramos de azúcar para la cobertura.
  • 1/2 cucharadita de polvo para hornear.
  • 200 gramos de harina especial para repostería.
Panes de melón.
El nombre de este pan responde a su forma, no porque entre sus ingredientes esté la fruta.

Paso a paso del pan de melón

Hay que comenzar preparando la masa del bollo. Para ello se mezclan en un bol la harina, la sal, el azúcar y la maicena, es decir, los ingredientes secos. Se remueve todo hasta conseguir que los elementos se hayan integrado correctamente.

En paralelo, se bate el huevo, añadiendo la leche cuando está listo, junto con la levadura disuelta en agua tibia. Se vuelve a batir todo para que los ingredientes se integren.

Ha llegado el momento de mezclar los ingredientes secos con los líquidos, utilizando el bol para trabajar la masa. Se remueve con la ayuda de una cuchara hasta que se obtiene la consistencia necesaria para trabajar la masa con las manos.

En este punto se espolvorea harina sobre una superficie de trabajo y se sigue amasando, incorporando algo más de harina durante el proceso si fuera necesario. El objetivo es conseguir un resultado elástico, pero no pegajoso.

Una vez llegados a este punto se realiza un hueco en el centro de la masa y se introduce la mantequilla sin sal a temperatura ambiente. Se vuelve a trabajar con las manos para conseguir que este elemento se integre correctamente, alcanzando una textura homogénea.

Por último, se deja reposar toda la masa en el interior de un bol tapado con papel film o con un trapo. Es importante que se encuentre en un lugar seco y cálido, para que así consiga doblar su tamaño. Necesitará al menos un par de horas para ello.

Preparación de la masa de galleta

Cuando la masa del bollo haya reposado una hora y media, se puede proceder a la elaboración de la galleta que se encontrará en la parte superficial del mismo. Para ello es necesario introducir los ingredientes en un bol, mezclándolos con una cuchara hasta alcanzar una textura homogénea.

Una vez que esté lista la masa se divide en unas 10 porciones iguales, elaborando una bola pequeña con cada una y aplastándolas para otorgarles forma de galleta. Se colocan las 10 sobre una bandeja que se cubre con papel film para que reposen unos minutos.

Montaje

Ha llegado el momento de montar el pan de melón. Para ello se divide la masa principal en 10 partes iguales. Se hacen bolas que se envolverán con la masa de galleta previamente estirada. Cada una de estas bolas se pasará por un plato con azúcar, haciendo un corte en la parte superior para dejar marcas de cuadrados.

Se colocan las bolas en una bandeja apta para horno y se introducen en el aparato ya precalentado, a 190 grados centígrados. Con una cocción de 15 minutos bastará para que la superficie quede crujiente. Una vez que los panes salen del horno se dejan enfriar, cubiertos con un paño. Y ya estarán listos.

Consejos extra para hacer pan de melón

Ten en cuenta que el pan de melón puede aguantar hasta una semana si se introduce en un recipiente cerrado herméticamente. Asimismo, es preferible que se consuma frío para conseguir un mejor sabor final.

No te olvides que, como en todas las recetas de repostería, tamizar la harina mejora el resultado final. Sé paciente durante el amasado, ya que trabajar bien la masa hasta lograr una textura adecuada será clave.

Por último, prueba a combinar este pan de melón con ingredientes dulces o salados para explotar todas sus posibilidades. Queda magnífico con nata, con helado, con chocolate e incluso con algunos embutidos o carnes.

Embutidos.
Combinar el pan de melón con embutidos es una excelente idea. Recuerda no excederte para cuidar tu salud.

Consideraciones de salud

No te olvides que el pan de melón es un alimento dulce con azúcares añadidos, por lo que podría no ser apto para todo el mundo. La ingesta de este ingrediente resulta perjudicial para los pacientes con diabetes de tipo 2, según un estudio publicado en la revista British Medical Bulletin.

Incluso en personas sanas es necesario moderar la ingesta de azúcar. Existen ciertas evidencias conforme el producto se relaciona con un mayor riesgo de desarrollar obesidad, por lo que no se debe abusar del mismo.

Hay que tener en cuenta que el pan de melón cuenta con grasas saturadas procedentes de la mantequilla. Estas no tienen por qué ser negativas, siempre y cuando no se sometan a tratamientos térmicos agresivos, lo que las convertiría en tipo trans.

El horneado, de todos modos, puede favorecer un cambio en la configuración espacial de algunos ácidos grasos del pan de melón. Esto genera que un cierto porcentaje de los lípidos que contiene se transformen en trans. La ingesta regular en grandes cantidades de dichos elementos resulta nociva, tal y como afirma una investigación publicada en la revista Diabetes & Metabolic Syndrome.

Prepara pan de melón

El pan de melón es un alimento exquisito. Aunque no se debe abusar de él, cuenta con unas características organolépticas que lo convierten en un postre excelente.

Además, se puede combinar tanto con ingredientes dulces como salados. Te recomendamos que experimentes al respecto, para encontrar así tu acompañamiento favorito.

Te podría interesar...
¿Cómo hacer pan de quinoa?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo hacer pan de quinoa?

¿Alguna vez has probado hacer pan de quinoa? Sin duda, esta es una receta que te sorprenderá, es una variante deliciosa sin gluten.



  • Lean ME, Te Morenga L. Sugar and Type 2 diabetes. Br Med Bull. 2016 Dec;120(1):43-53. doi: 10.1093/bmb/ldw037. Epub 2016 Oct 5. PMID: 27707695.
  • Freeman CR, Zehra A, Ramirez V, Wiers CE, Volkow ND, Wang GJ. Impact of sugar on the body, brain, and behavior. Front Biosci (Landmark Ed). 2018 Jun 1;23:2255-2266. PMID: 29772560.
  • Islam MA, Amin MN, Siddiqui SA, Hossain MP, Sultana F, Kabir MR. Trans fatty acids and lipid profile: A serious risk factor to cardiovascular disease, cancer and diabetes. Diabetes Metab Syndr. 2019 Mar-Apr;13(2):1643-1647. doi: 10.1016/j.dsx.2019.03.033. Epub 2019 Mar 16. PMID: 31336535.