Pargo rojo: valor nutricional, beneficios y consumo

Te vamos a mostrar los beneficios del pargo rojo, un pescado que se puede consumir de forma habitual y que aporta nutrientes de muy alta calidad.
Pargo rojo: valor nutricional, beneficios y consumo
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 18 octubre, 2022

El pargo rojo es un pescado no muy conocido, pero que puede resultar excelente para incluir en la dieta y para mejorar el estado de salud. Se trata de un alimento con nutrientes de muy alta calidad en su interior, necesarios para conseguir que el organismo funcione de manera eficiente. Te vamos a contar todo lo que aporta y las mejores maneras de disfrutarlo, para que comiences a consumirlo con regularidad.

Antes de comenzar, es clave destacar que sustituir parte de la carne de la dieta por pescado es realmente positivo en el ámbito de la salud. Los peces cuentan con un perfil lipídico mucho más beneficioso que la carne. Además, concentran menos calorías, lo que puede ayudar a consolidar una pérdida de peso en el caso de ser necesario. Deberían aparecer 2 o 3 veces cada semana en la pauta.

Valor nutricional del pargo rojo

Pargo rojo: valor nutricional, beneficios y consumo
El pargo rojo contiene omega-3 y otros elementos esenciales para el buen funcionamiento del organismo.

En primer lugar, el pargo rojo es fuente de ácidos grasos omega-3, necesarios para el organismo y esenciales. También, aporta proteínas de alto valor biológico y es de los pocos alimentos que contiene en su interior vitamina D e, incluso, vitamina E, otro elemento que actúa como un poderoso antioxidante. Todo ello bajo el marco de un contenido energético reducido, con apenas 130 calorías por cada 100 gramos de producto.

El pargo rojo es fuente de selenio y de magnesio. El primero actúa como un poderoso antioxidante, mientras que el segundo participa de manera determinante en la fisiología del sueño y del descanso. Todo ello con 26 gramos de proteína por cada 100 de alimento, siendo esta una cantidad significativa que ayudará a cubrir los requerimientos diarios.



Beneficios del pargo rojo

La inclusión del pargo rojo en la dieta puede generar una serie de beneficios sobre la salud que vale la pena mencionar. En primer lugar, controla la inflamación. Esto se debe a los ácidos de la serie omega-3 que aporta.

Estos elementos que han demostrado ayudar a reducir el riesgo cardiovascular, por lo que será determinante asegurar su consumo diario y cubrir los requerimientos. En este sentido, hay que fijarse sobre todo en el ratio omega-6/omega-3, tratando de equilibrarlo lo máximo posible.

Por otra parte, el aporte de vitamina D puede resultar muy favorable para disminuir la incidencia de muchas patologías crónicas y complejas, tal y como afirma una investigación publicada en la revista Reviews in Endocrine & Metabolic Disorders.

Este nutriente resulta deficitario en más de la mitad de la población, lo que puede traer consecuencias graves para la salud. Pocos alimentos lo contienen, por lo que la exposición a la luz solar será el mecanismo principal de obtención.

Para terminar, el selenio actúa como un poderoso antioxidante en el organismo. Consigue neutralizar la formación de los radicales libres y su posterior acumulación en los tejidos del organismo, según un estudio publicado en la revista Advances in Clinical and Experimental Medicine. Gracias a ello, se mantendrá el equilibrio redox en el medio interno, lo que ayudará a retrasar el envejecimiento.



¿Cómo consumir el pargo rojo?

Pargo rojo: valor nutricional, beneficios y consumo
Prepara el pargo rojo a la plancha o al horno, relleno o con salsa. ¡Es delicioso!

El pargo rojo es un pescado muy preciado en algunas zonas de Estados Unidos. Sin embargo, no resulta tan frecuente en el territorio europeo. Esto no quiere decir que no se pueda obtener aquí. Se trata de un alimento que destaca por presentar una carne firme, blanca y muy sabrosa que se puede emplear en multitud de platos distintos. 

Como norma general, se trata de un alimento que se sirve frito o a la plancha, aunque también queda delicioso a la parrilla o al horno. Existen varias recetas de pargo rojo relleno, tanto de salsas como de vegetales. Funciona genial con una guarnición con alto contenido en hidratos de carbono, como son los tubérculos. Hasta existe la oportunidad de servirlo gratinado con queso para los amantes de los lácteos.

Pargo rojo, un pescado beneficioso para la salud

Según has podido comprobar, el pargo rojo es un pescado que cuenta con varios beneficios para la salud derivados de su aporte de nutrientes esenciales. Es también muy versátil a nivel culinario, por lo que agradará a todos los miembros de la familia.

Además, concentra en su interior omega-3 y vitamina D, dos elementos que se relacionan con una menor incidencia de patologías crónicas y complejas con el paso de los años. Es clave maximizar su aporte.

Para terminar, hay que destacar que uno de los pilares de la dieta saludable es la variedad. Conviene asegurar la presencia de alimentos diferentes para evitar déficits nutricionales que puedan condicionar negativamente la eficiencia de los procesos fisiológicos que tienen lugar en el medio interno. Asimismo, será fundamental lograr que la dieta sea equilibrada desde el punto de vista energético, evitando cambios desfavorables en el estado de composición corporal.



  • Elagizi A, Lavie CJ, O'Keefe E, Marshall K, O'Keefe JH, Milani RV. An Update on Omega-3 Polyunsaturated Fatty Acids and Cardiovascular Health. Nutrients. 2021;13(1):204. Published 2021 Jan 12. doi:10.3390/nu13010204
  • Holick MF. The vitamin D deficiency pandemic: Approaches for diagnosis, treatment and prevention. Rev Endocr Metab Disord. 2017;18(2):153-165. doi:10.1007/s11154-017-9424-1
  • Kiełczykowska M, Kocot J, Paździor M, Musik I. Selenium - a fascinating antioxidant of protective properties. Adv Clin Exp Med. 2018;27(2):245-255. doi:10.17219/acem/67222

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.