Las personas con ceguera mental no se asustan fácilmente, según estudio

Un reducido grupo de personas viven sin tener imágenes mentales. Esto implica no poder evocar rostros conocidos u objetos cotidianos. ¡En este espacio te mostramos los resultados de un estudio revelador!
Las personas con ceguera mental no se asustan fácilmente, según estudio
Andrés Carrillo

Escrito y verificado por el psicólogo Andrés Carrillo el 31 julio, 2021.

Última actualización: 31 julio, 2021

La ceguera mental se caracteriza por la incapacidad de visualizar objetos o personas. Quienes padecen esta patología no son capaces de recrear ninguna imagen en su mente. Incluso, aunque se trate de familiares o amigos cercanos, ellos no pueden verlos.

Un estudio ha comprobado que las personas con afantasia (como también se le conoce a esta condición) resultan más difíciles de asustar que el resto. Al no poder crear imágenes en su mente, los pacientes son incapaces de darle forma a un relato aterrador.

¿Cómo se desarrolló el estudio?

El estudio mencionado fue publicado en Proceedings of The Royal Society B. Para la investigación fueron reclutadas 46 personas. Lo siguiente fue reunirlas en una habitación oscura. Más de la mitad del grupo presentaba ceguera mental.

Después de unos minutos se les mostraría a los colaboradores una historia de terror en forma de texto, en una pantalla. El objetivo de esta fase experimental era observar las reacciones de los participantes durante la lectura.

Para realizar mediciones más exactas, los investigadores colocaron electrodos en la piel de los colaboradores. La función del electrodo es registrar los cambios fisiológicos durante el estudio. Como era de esperarse, las personas sin afantasia registraron mayor nivel de conductividad.

Cuando alguien presenta un nivel de estrés elevado, la piel presenta cambios. Entre ellos, un aumento en la conductividad. Contrariamente al grupo que pudo ver las imágenes en su mente, los colaboradores con afantasia no presentaron ninguna alteración.

La parte final del estudio fue mostrar las mismas historias en formato de video. Durante la transmisión se pudo evidenciar que todos los participantes experimentaron sensaciones físicas. Con este experimento se comprueba que las personas con ceguera mental no se asustan fácilmente.

Hombre con miedo.
El miedo tiene manifestaciones físicas, por lo que es posible medir reacciones en la piel, los ojos y hasta en la conductividad neuronal.


¿Cuáles fueron los resultados?

A través de un comunicado a la prensa, Joel Pearson (uno de los investigadores) afirmó que los estímulos visuales tienen una mayor relevancia para las emociones de lo que se suponía antes. El estudio fue publicado el 10 de marzo de 2021. Hasta la fecha, es la investigación más concluyente sobre la ceguera mental y el miedo.

En resumidas cuentas, lograron demostrar que cuando no se pueden generar imágenes mentales, los estímulos visuales son indispensables para provocar temor. Cabe destacar que las personas con afantasia pueden sentir preocupación al escuchar o leer un relato inquietante. Sin embargo, el miedo llega solo con imágenes.

La diferencia entre la preocupación y el miedo es que la primera es leve. El miedo, por otra parte, es una respuesta intensa que incluye reacciones fisiológicas. Esto quiere decir que, para llegar al miedo, las personas deben ser capaces de visualizar sus preocupaciones.

¿Qué sabemos sobre la ceguera mental?

En primer lugar, está claro que la afantasia se trata de una condición extremadamente rara. Se estima que del 2 al 5 % de la población no puede generar imágenes con su mente.

Se supone que la incapacidad para producir imágenes mentales está relacionada a un déficit general de los procesos cognitivos. Esto quiere decir que las personas con ceguera mental también presentan dificultades para recordar, experimentar sueños o planificar.

En vistas de lo anterior, es lógico pensar que cuando esta condición está presente, es difícil disfrutar de la lectura. Sin embargo, existen testimonios de personas con ceguera mental que afirman ser fanáticos de leer historias de ficción.

Las personas que viven con afantasia pueden tener una vida plena. Una recomendación para quienes no pueden ver imágenes en su mente sería estimular la creatividad, por medio de la escritura terapéutica o arte terapia.



Detalles sobre el estudio

El estudio resulta revelador a gran escala. De los resultados de la investigación se pueden extraer detalles interesantes. Por ejemplo, ahora sabemos que una función de las imágenes mentales es hacer que los pensamientos resulten más evocadores.

Pero también se puede obtener información valiosa respecto a los trastornos de ansiedad. En este sentido, queda claro que las personas con un mayor nivel de ansiedad presentan una tendencia a evocar imágenes mentales con facilidad y las representaciones son de carácter catastrófico.

Mujer con ansiedad que genera imágenes mentales.
La generación de imágenes mentales catastróficas es habitual en pacientes con ansiedad.

¿Las imágenes mentales siempre provocan ansiedad?

No todas las representaciones mentales generan ansiedad. De hecho, en los deportes se emplea la visualización positiva para potenciar el rendimiento de los atletas. La simulación sensorial de la realidad resulta útil para planear eventos futuros. De la misma forma, cuando buscamos recordar alguna situación del pasado, las imágenes mentales contribuyen.

En resumen, tener la capacidad de crear imágenes en la mente resulta un arma de doble filo. Sin embargo, cuando aprendemos a gestionarlas de manera correcta, resultan más beneficiosas que perjudiciales.

Te podría interesar...
Miedo a lo sobrenatural o bogifobia
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Miedo a lo sobrenatural o bogifobia

La bogifobia se define como el miedo irracional a lo sobrenatural. ¡Entra y descubre cómo se manifiesta y sus posibles causas!



  • Wicken Marcus, Keogh Rebecca and Pearson Joel. 2021 The critical role of mental imagery in human emotion: insights from fear-based imagery and aphantasiaProc. R. Soc. B.2882021026720210267. http://doi.org/10.1098/rspb.2021.0267
  • Pearson J, Naselaris T, Holmes EA, Kosslyn SM. 2015Mental imagery: functional mechanisms and clinical applications. Trends Cogn. Sci. 19, 590-602. (doi:10.1016/j.tics.2015.08.003) Crossref, PubMed, ISI, Google Scholar
  • Schacter DL, Addis DR, Buckner RL. 2007Remembering the past to imagine the future: the prospective brain. Nat. Rev. Neurosci. 8, 657-661. (doi:10.1038/nrn2213) Crossref, PubMed, ISI, Google Scholar
  • Ji JL, Heyes SB, MacLeod C, Holmes EA. 2016Emotional mental imagery as simulation of reality: fear and beyond—a tribute to Peter Lang. Behav. Ther. 47, 702-719. (doi:10.1016/j.beth.2015.11.004) Crossref, PubMed, ISI, Google Scholar
  • Holmes EA, Grey N, Young KA. 2005Intrusive images and ‘hotspots’ of trauma memories in posttraumatic stress disorder: an exploratory investigation of emotions and cognitive themes. J. Behav. Ther. Exp. Psychiatry 36, 3-17. (doi:10.1016/j.jbtep.2004.11.002) Crossref, PubMed, ISI, Google Scholar