10 posibles causas de sangrado en el oído

El sangrado en el oído no es un síntoma que se deba pasar por alto. Al contrario, debe consultarse con el médico siempre que se presente. Si se acompaña de fiebre, confusión, secreciones y otros síntomas, se trata de una emergencia.
10 posibles causas de sangrado en el oído
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 13 julio, 2022

El sangrado en el oído es más común de lo que parece. Aunque se trata de un síntoma alarmante, no siempre obedece a un motivo grave. Por lo tanto, si ocurre, lo mejor es conservar la calma y examinar con más detalle la situación.

Lo indicado, en todo caso, es consultar con el médico si se presenta sangrado en el oído. Esto podría obviarse si se detecta que hay algún grano o costra que se ha rascado con vigor y esto ha llevado a que salga sangre.

El oído es una zona muy sensible que puede sufrir lesiones o tener problemas con mucha facilidad. Por lo tanto, el sangrado en el oído es un síntoma que nunca debe pasarse por alto. Debe abordarse como una señal de alarma. ¿Cuáles son las razones para que se presente? Lo veremos enseguida.

10 posibles causas de sangrado en el oído

Infecciones de oídos: qué deberíamos saber
Si tienes sangrado de oído, consulta con tu médico.

Hay diversos motivos por los cuales se presenta el sangrado en el oído. En la mayoría de los casos, hace referencia a un trauma o una enfermedad. Las principales causas de esta condición son las siguientes.

1. Infección en el oído

Una infección en el oído es una de las causas más frecuentes del sangrado en esa zona. Es más habitual en los niños, pero puede aparecer a cualquier edad. La más común es la otitis media, que provoca sensación de presión o dolor, secreción de líquido y pérdida del equilibrio. También, es posible que haya fiebre, dolor de cabeza y alteraciones en la escucha.


También podría interesarte: ¿Cómo eliminar la mucosidad de los oídos?


2. Perforación del tímpano

La perforación del tímpano provoca sangrado en el oído. El tímpano es una membrana delgada que separa el oído medio del oído externo. Puede rasgarse o romperse, casi siempre por infección aunque, también, por un traumatismo o un ruido fuerte. Provoca dolor repentino, pérdida de audición, mareo, zumbidos y náuseas.

3. Barotrauma

El barotrauma es una lesión que provoca sensación de estallido en los oídos, a medida que se cambia de altitud. Ocurre cuando se viaja en avión o se bucea. Los síntomas aparecen de repente e incluyen sangrado en el oído, dolor, presión en la zona, zumbidos y mareo. Ocurre cuando hay una gran diferencia de presión entre el canal auditivo y la zona interna.

4. Objeto atascado

Esta situación es más común en los niños, ya que ellos acostumbran a insertarse objetos en el oído, tales como semillas, dulces, juguetes, etc. A veces, se trata de un insecto que penetró en la zona. Esto provoca dolor, hemorragia y, en algunas ocasiones, infección. Suele resolverse cuando se retira el objeto.

5. Lesión en la cabeza

Una lesión en la cabeza también puede provocar sangrado en el oído. Algunas veces, esto es señal de sangrado alrededor del cerebro o conmoción cerebral. El trauma se produce por caída, golpe o algún accidente. Suele acompañarse de diversos síntomas como mareo, vómito, confusión, pérdida de la conciencia, irritabilidad, insomnio, etc.

6. Fiebre hemorrágica

Las fiebres hemorrágicas son enfermedades virales que causan sangrado en los orificios del cuerpo como oídos, boca, nariz y ano. Comprenden el ébola, Marbug, fiebre de Lassa y fiebre amarilla. Son trastornos graves y muchas veces mortales. Como el nombre lo indica, implican fiebre y, además, fatiga, mareos y dolores musculares.



7. Pólipo ótico

El pólipo ótico, o pólipo aural, es un crecimiento benigno que se desarrolla en el conducto auditivo externo o en el oído medio. Casi siempre es causado por irritaciones repetitivas y suele estar asociado a infecciones. El principal síntoma es el sangrado en el oído, pero también puede haber pérdida auditiva.

8. Coagulación intravascular diseminada

La coagulación intravascular diseminada es un trastorno grave. Ocurre cuando la sangre se coagula excesivamente, consumiendo los factores de coagulación, y esto provoca una profusa hemorragia, incluso en lesiones leves. También, lleva a que se formen coágulos dentro de los vasos sanguíneos. El sangrado en el oído puede ser una de sus manifestaciones.

9. Cáncer de oído

El cáncer de oído es poco común y puede tener lugar en cualquier parte de este órgano. Las personas con infecciones de oído crónicas, que superan los 10 años, son más propensas a desarrollarlo. Asimismo, es posible que sea un resultado del cáncer de piel en la zona. Provoca sangrado en el oído, dolor, ganglios inflamados, dolor de cabeza y pérdida de la audición.

10. Otros

Otras posibles causas del sangrado en el oído son las siguientes:

  • Uso incorrecto de hisopos.
  • Granos en el oído que se rascan y sangran.
  • Costras que provocan picor. Se rascan y sangran.

Tratamiento

El tratamiento del sangrado en el oído dependerá de la causa que lo provoque. Lo común es que el médico haga una inspección de la zona y evalúe los síntomas que acompañan la hemorragia. A veces, resulta necesario hacer pruebas de imagen para confirmar el diagnóstico.

Si hay un tímpano roto, es posible que el problema remita por sí solo. De no ser así, es necesario llevar a cabo una cirugía. Si hay alguna lesión o un objeto atascado, el médico limpiará la zona o retirará el objeto extraño. Esto suele acompañarse con un tratamiento de analgésicos y antiinflamatorios.

En caso de infección, se recetarán antibióticos. Si hay lesión cerebral, lo más probable es que el paciente deba hospitalizarse y permanecer en observación. En los demás casos, el médico señalará el tratamiento a seguir.

¿Cuándo acudir al médico?

Cómo tratar las infecciones de oídos
El sangrado de oído puede ser síntoma de una enfermedad de gravedad. Por lo tanto, no debes desestimarlo.

Siempre que haya sangrado en el oído se debe acudir al médico. Muchas veces, la hemorragia es escasa y se detecta por los restos de sangre que quedan en la almohada. A veces, también se ven pequeñas huellas del sangrado en la oreja.

Si hay mareo, náuseas o vómitos, pérdida de la audición o secreción de color blanco o amarillo, estamos ante una urgencia médica. En estos casos, se debe acudir al médico a la mayor brevedad.

Lo anterior también aplica para los casos en los que el sangrado en el oído se produce después de una lesión en la cabeza, o hay una fiebre intensa y persistente. Asimismo, cuando el sangrado es escaso, pero permanece por más de cinco días.

El sangrado de oído puede ser tratado en la mayoría de los casos

En la mayoría de los casos de sangrado en el oído, se logra identificar el trastorno que lo produce y tratarlo con éxito. Lo importante es consultar con el médico cuando se detecte la hemorragia y no esperar a que haya síntomas más graves.

La falta de tratamiento puede derivar en problemas más serios como la pérdida definitiva de la audición, el vértigo crónico, los cambios en el procesamiento del lenguaje, los zumbidos continuos, un agujero permanente en el tímpano o problemas de equilibrio.

Te podría interesar...
La higiene del oído en el verano
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
La higiene del oído en el verano

De cara al verano conviene repasar algunos hábitos importantes que van desde el cuidado de la piel hasta la higiene del oído. Te comentamos más al ...



  • Aguado, D. L., Campos, D. L., Piñero, B. P., & Bañales, M. E. C. (2003). El pólipo aural en la patología inflamatoria crónica del oído medio. Acta Otorrinolaringológica Española, 54(3), 161-164.
  • Hernández-Martínez, A., & Martínez-Sánchez, L. M. (2018). Coagulación intravascular diseminada: Una revisión de tema. Universidad y Salud, 20(3), 283-291.
  • Bullido Gómez de las Heras, E., Santillán Sánchez, M., Villoria López, A., & Muñoz Sánchez, M. (2014). Otorragia en una paciente pediátrica atendida de urgencias. Sanidad Militar, 70(4), 307-308.