Puericultura: ¿de qué se trata?

¿Sabes por qué es importante que lleves a tu hijo a la consulta del puericultor con frecuencia? Te explicamos por qué y te damos algunas recomendaciones.
Puericultura: ¿de qué se trata?
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 29 Abril, 2021.

Escrito por Ana Luzardo, 23 Mayo, 2021

Última actualización: 23 Mayo, 2021

La puericultura puede verse como un complemento de la pediatría, aunque no es la pediatría en sí. Desde la revolución industrial apareció en el mundo como un intento por disminuir la muerte de infantes antes de cumplir el primer año. No obstante, no fue hasta 1865 que el concepto fue introducido en la medicina.

En la actualidad, la orientación de un puericultor es vital para las madres, ya que actúan como guías hacia las sanas prácticas de crianza que contribuyen a la prevención de las enfermedades.

De hecho, se diferencia de la pediatría porque los pediatras son los que dan el tratamiento a las enfermedades y el puericultor es el que previene que ocurran. Aquí te contamos todo lo que debes saber respecto a esta ciencia médica.

¿Qué es la puericultura?

¿Es cierto que existe el instinto maternal?
La puericultura es una rama de la ciencia médica que guía a los padres hacia prácticas saludables para la crianza de los niños.

El término «puericultura» procede del latín pueros, puer, pueris que significa «niños» y cultura que significa cultivo o cuidado. Así, la puericultura es la rama de la ciencia médica que se dedica a aplicar y estudiar aquellas prácticas que protegen la salud y promueven el crecimiento y el desarrollo acorde a las capacidades y potencialidades genéticas de los niños.

De modo que los objetivos que persigue la puericultura son promover un desarrollo óptimo y sano de la población entre los 0 y los 19 años. También identificar, diagnosticar y manejar los problemas de salud y prevenir o disminuir enfermedades futuras.  Esto lo persigue a través de la orientación de los padres y los hijos respecto a los cuidados que deben tener.

Tipos de puericultura

Existen dos tipos de puericultura importantes para el desarrollo del niño y su desenvolvimiento sano en el mundo. Te explicamos con más detalle cuáles son.

Puericultura prenatal

Como su nombre lo indica, son las consultas que deben tomarse entre las 26 y las 38 semanas de embarazo para preparar a la futura madre para el correcto cuidado del niño.

En tales consultas se orienta sobre la importancia de la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses y complementaria hasta los dos años, la vacunación, la posición en la que debe dormir el bebé y la diarrea transicional del recién nacido.

Puericultura postnatal

Esta se clasifica por edades. La puericultura del recién nacido va desde los 0 hasta los 28 días; la puericultura del lactante va desde el mes hasta los once meses y la transicional, desde el año hasta los 2 años de vida.

La de niños preescolares engloba desde los 2 hasta los 4 años y la de los niños escolares, de los 5 a los 9. A partir de los 10 años y hasta los 19 se habla de puericultura de la adolescencia.

Serán entonces los puericultores quienes atiendan al niño sano con consultas mensuales. También en los casos de riesgo, donde es más importante la atención por haber mayor riesgo de mortalidad.

Los casos de riesgo se refieren al bajo peso al nacer, los niños prematuros, embarazos múltiples, la enfermedad congénita grave y los hijos de madre adolescente, entre otros.

Importancia de la puericultura

Al tener claros los objetivos de la puericultura como los métodos para asegurar un sano y saludable desarrollo en la población infantil, desde la perspectiva fisiológica, psicológica y social, la importancia queda reflejada.

Los cuidados durante los primeros años de vida son fundamentales para que el niño adopte actitudes y hábitos sanos que garanticen un buen estado de salud durante el resto de su vida.

Es durante el periodo infantil donde se establecen las bases para la salud en la vida adulta, por lo que una atención temprana puede evitar secuelas o alteraciones permanentes.

Consejos básicos de puericultura

Trastorno de rumiación: todo lo que debes saber
El puericultor brinda una guía desde el nacimiento hasta los 19 años en diferentes ámbitos del desarrollo.

En la actualidad, la puericultura aporta los consejos necesarios para darle a los niños una forma de vida sana, entre los que destacan las siguientes recomendaciones.

Aseo general

Se recomienda asearlo al menos una vez al día. Hacerlo con bolas de algodón mojadas con agua tibia, limpiando las orejas por fuera sin usar cotonetes y los ojos sin obstruir el lagrimal. La nariz, con soluciones fisiológicas para ablandar las secreciones y que sean más fáciles de sacar.

En el caso del cordón umbilical, el aseo debe ser con alcohol a 70 % y el procedimiento debe iniciarse por la base del cordón. Hay que poner el pañal del recién nacido con el cordón fuera para evitar que se contamine. Respecto al pañal hay que cambiarlo como mínimo 6 veces al día para evitar que se irrite la piel.

Baño del bebé

Debe bañarse a diario con una temperatura de entre 35 y 37 grados Celsius, sin jabón con perfume durante los primeros meses de vida. Se puede incluir el uso de champú o jabón de forma regular después de los 6 meses.

Higiene bucal

La higiene bucal comienza desde el nacimiento. Debe limpiarse la boca del recién nacido después de amamantarlo con énfasis en la lengua, las encías y las mejillas. Lo ideal es hacerlo con una gasa o paño de tela limpio.

A partir de la salida del primer diente debe usarse cepillo dental de cerdas suaves pequeño y lavar con él al menos dos veces al día o después de cada comida y antes de dormir. La pasta dental debe usarse una vez que el niño entienda que no debe tragarla. Eso suele ocurrir a partir de los tres años.

Vestimenta recomendada

La vestimenta debe ser de preferencia de algodón, sin etiquetas ni broches metálicos y sin adornos como collares o pulseras. El lavado, además, debe realizarse con un detergente hipoalergénico y jabón en barra para evitar irritaciones. Se recomienda usar una capa extra de ropa hasta los seis meses. 

La puericultura: una guía para los padres

Los puericultores son especialistas en el desarrollo saludable de los niños desde el nacimiento hasta los 19 años de vida. Por lo tanto, se convierten en una guía para los padres al ofrecerles consejos para prevenir enfermedades y crear hábitos sanos.

A lo largo del artículo, se han citado algunas de las recomendaciones básicas para mantener a un niño con buena salud y evitar que contraiga enfermedades, aunque su pediatra y puericultor es quien debe orientarlo mejor en el tema.

Te podría interesar...
Cuidados en los primeros meses del bebé
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Cuidados en los primeros meses del bebé

Los cuidados en los primeros meses del bebé son vitales para preservar la salud del pequeño. Con el tiempo, dichas pautas serán menos exigentes.