¿Qué es la entesitis y cómo se puede tratar?

La entesitis es un síntoma frecuente de múltiples enfermedades que genera un dolor intenso en quien la padece. Por fortuna, el tratamiento de la misma es sencillo y el riesgo de complicaciones es bajo si se hace un diagnóstico precoz.
¿Qué es la entesitis y cómo se puede tratar?
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira el 19 Mayo, 2021.

Escrito por Luis Rodolfo Rojas Gonzalez, 18 Mayo, 2021

Última actualización: 21 Mayo, 2021

Todos los músculos del cuerpo cuentan con una inserción ósea, lo que les permite generar un movimiento específico al contraer sus fibras. La zona de inserción de un tendón, ligamento o fascia muscular a una superficie ósea se conoce como entesis.

La entesitis es un término que hace referencia a la inflamación de una o varias entesis del cuerpo, lo cual puede ocurrir por múltiples patologías. Algunos estudios demuestran que esta inflamación es un signo cardinal de la espondiloartritis, aunque puede deberse a otras situaciones como el consumo de alguno fármacos.

Cuando la inflamación no se trata de forma oportuna, puede ocurrir una calcificación en la zona y dañar la entesis de forma permanente.

La inflamación aparece posterior a la liberación de sustancias proinflamatorias de regiones próximas a la entesis. Dicha liberación ocurre por diversos estímulos como el sobreesfuerzo de la articulación o los movimientos repetitivos.

Síntomas relacionados

El principal síntoma referido por los pacientes con entesitis es el dolor en la zona afectada y que puede extenderse a lo largo de todo el hueso. La inflamación es más frecuente en la rodilla, el codo, el talón, la cadera y los dedos, por lo que el dolor suele aparecer en estas zonas.

Dicho dolor se caracteriza por su aparición aguda, con una intensidad muy variable, el cual aumenta con el movimiento de la articulación más cercana. No obstante, los pacientes con esta patología pueden presentar otros síntomas entre los cuales destacan los siguientes:

  • Rigidez articular.
  • Inflamación de la articulación.
  • Enrojecimiento y aumento de la temperatura en la zona.
  • Sensibilidad a la palpación.

Cuando la inflamación persiste durante mucho tiempo, puede acumularse calcio en el tendón afectado. Dicha acumulación generará la aparición de espinas o malformaciones óseas, las cuales pueden resultar dolorosas. Las malformaciones en cuestión pueden llegar a interferir con el movimiento normal de la articulación.

¿Qué puede causar la entesitis?

Causas de la entesitis
La entesitis puede desencadenarse después de un traumatismo local.

La entesitis aparece por la liberación de citocinas y otras sustancias proinflamatorias cerca de la entesis. La liberación de este tipo de sustancias puede tener diversos orígenes, desde un traumatismo directo en la región, hasta la realización de un movimiento repetitivo o lesiones deportivas.

Las personas con ciertas enfermedades reumáticas (como la artritis) pueden padecer con frecuencia entesitis. No obstante, esta no es la única causa, ya que el consumo de ciertos fármacos puede generar la aparición del problema.

Enfermedades relacionadas

La entesitis es uno de los principales síntomas presentados por las personas con espondiloartritis. Este es un término empleado para agrupar diversos tipos de artritis con características comunes. Las mismas afectan con frecuencia a las personas jóvenes y obesas, pudiendo haber compromiso de la región lumbar, las piernas y los brazos.

Un estudio publicado en la Revista Colombiana de Reumatología establece que hasta el 35 % de los pacientes con estas enfermedades presenta entesitis. También establece que las zonas más afectadas en estos casos suele ser la planta del piel, el lado externo del tobillo y el tendón de Aquiles.

Dentro de las diferentes patologías que conforman al conjunto de espondiloartritis destacan las siguientes:

  • Espondilitis anquilosante.
  • Síndrome de Reiter o artritis reactiva.
  • Artritis idiopática juvenil.
  • Artritis psoriásica.
  • Espondiloartritis periférica.
  • Espondiloartritis asociada a la enfermedad inflamatoria intestinal.

Diagnóstico y tratamiento

Diagnóstico de la entesitis con ecografía
La ecografía es una técnica barata, segura, no invasiva y muy efectiva.

Los traumatólogos o reumatólogos son los especialistas más indicados para diagnosticar esta condición. El mismo se basará en la clínica presentada y en la evaluación física correspondiente, aunque en la mayoría de los casos es necesaria la realización de estudios imagenológicos para confirmar el diagnóstico.

El médico deberá indagar acerca de la aparición de los síntomas y la intensidad de los mismos. También preguntará sobre los antecedentes personales y si el paciente padece alguna de las enfermedades enmarcadas en la espondiloartritis. Además, es importante evaluar la zona afectada para verificar la sensibilidad y buscar de signos inflamatorios.

La Asociación Española de Pediatría establece que la ecografía es de utilidad a la hora de detectar la inflamación aguda de la entesis, por lo que es el estudio imagenológico de elección. No obstante, se pueden realizar otros estudios como una radiografía y una resonancia magnética.

El tratamiento de la entesitis dependerá de la gravedad de la situación. En la mayoría de los casos, el reposo en combinación con el consumo de antiinflamatorio no esteroideos como el naproxeno suele ser suficiente para aliviar la dolencia.

La realización de ejercicios fisioterapéuticos ayuda a los pacientes con enfermedades de larga data a mejorar la movilidad articular. En los casos más severos de la enfermedad puede ser necesaria la realización de una cirugía, sobre todo si existe calcificación del tejido.

Prevención de la entesitis y recomendaciones

En la mayoría de los casos, no es posible prevenir la aparición de la entesitis, ya que la misma se encuentra asociada a enfermedades genéticas. En estos casos, solo es posible aprender a vivir con la enfermedad, por lo que medidas sencillas como cumplir el tratamiento a cabalidad y tener un adecuado control médico son fundamentales para reducir el dolor.

Esta lesión es muy frecuente en deportistas de alto rendimiento, en los que está relacionada con malos movimientos o traumatismos. En este sentido, los deportistas pueden seguir las siguientes recomendaciones para disminuir el riesgo de sufrir una entesitis:

  • Realizar un buen calentamiento y estirar todas las articulaciones.
  • Utilizar calzado adecuado para la práctica deportiva.
  • Emplear todos los instrumentos de protección como rodilleras y coderas.
  • Realizar los movimientos de forma precisa, cuidando de tener un técnica correcta.
  • No someter al cuerpo a fuerzas excesivas.

Una afección que puede limitar la vida de los más jóvenes

La entesitis no es más que la inflamación de un área denominada entesis, la cual genera un gran dolor. Una de las principales causas de esta afección es la espondiloartritis, un conjunto de enfermedades de diversa índole que afecta a las personas más jóvenes.

Todas las patologías que se engloban en la espondiloartritis tienen un carácter cíclico, por lo que se alternas periodos con y sin dolor. Cuando la enfermedad está activa, el dolor puede ser tan intenso que limita los movimientos normales, por lo que afecta de forma significativa la vida diaria.

El diagnóstico y el tratamiento oportuno de la enfermedad son aspectos muy importantes si se desea reducir la limitación funcional y evitar complicaciones. En este sentido, las personas deben acudir con el especialista ante las primeras señales que indiquen la presencia de la afección.

Te podría interesar...
Día Mundial de la Espondilitis Anquilosante: bienestar emocional
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Día Mundial de la Espondilitis Anquilosante: bienestar emocional

Celebra el Día Mundial de la Espondilitis Anquilosante conociendo la enfermedad, síntomas, objetivos de su día y formas de apoyar. ¡Únete!



  • Mata Arnaiz M, de Miguel Mendieta E. Utilidad de la ecografía en la evaluación de las entesis periféricas en las espondiloartritis. Reumatología Clínica. 2014;10(2):113-119.
  • Fernández-Sueiro J. La entesis como elemento diana en las espondiloartritis. Reumatología Clínica. 2006;2(1):31-35.
  • Jáuregui E. Entesitis, una manifestación clínica con muchas incógnitas. Revista Colombiana de Reumatología. 2018;25(4):221-223.
  • García Ruiz-Santa Quiteria MI, Camacho Lovillo M. Artritis relacionada con entesitis. Artritis psoriásica. Protoc diagn ter pediatr. 2020;2:77-88.
  • Schett G, Lories RJ, D'Agostino MA, Elewaut D et al. Enthesitis: from pathophysiology to treatment. Nat Rev Rheumatol. 2017;13(12):731-741.
  • Kaeley GS, Eder L, Aydin SZ, Gutierrez M, Bakewell C. Enthesitis: A hallmark of psoriatic arthritis. Semin Arthritis Rheum. 2018;48(1):35-43.