¿Qué es el síndrome de la vibración fantasma y cómo evitarlo?

Si alguna vez has creído sentir que el teléfono recibió una notificación, pero al revisarlo no había nada, tal vez se trató de una vibración fantasma. Sigue leyendo y descubre de qué se trata.
¿Qué es el síndrome de la vibración fantasma y cómo evitarlo?
Elena Sanz

Revisado y aprobado por la psicóloga Elena Sanz.

Última actualización: 13 diciembre, 2022

El síndrome de la vibración fantasma puede considerarse una consecuencia más del uso excesivo de las tecnologías, en este caso de la telefonía celular. Tal vez, alguna vez lo has sentido: vibra el móvil en tu bolsillo o en el bolso, pero revisas y compruebas que nadie te ha llamado ni escrito.

Esto tiene que ver con la forma en que el cerebro reacciona ante los estímulos que percibimos, o creemos percibir. No obstante, también se piensa que podría estar relacionado con algunos trastornos. A continuación, conoceremos más sobre la vibración fantasma y por qué ocurre.

Predisposiciones perceptivas

La nomofobia es la adicción el uso de los teléfonos móviles
La mente puede creer que existe un estímulo, como la vibración del móvil, aunque no sea así.

Ante cualquier situación, ya sea que haya o no un estímulo, existen varias posibilidades:

  • Se presenta el estímulo, los sentidos lo perciben, el cerebro lo procesa.
  • Hay un estímulo, pero no lo percibimos.
  • No hay estímulo, no hay percepción.
  • No hay estímulo, pero el cerebro cree que sí.

Esto último guarda relación con las llamadas «predisposiciones perceptivas», un concepto que se ha usado para comprender cómo es el proceso de adquisición y desarrollo del lenguaje en los niños.

Al respecto, en los estudios sobre el tema se señala que los humanos nacemos con capacidad para distinguir los posibles sonidos de la lengua, que luego se aprenden o no, en función de si ese sonido es usado en el idioma que se habla en el entorno.

Y así como tenemos habilidad para esto, no la tenemos para reconocer por el aroma, si una planta es comestible, por ejemplo. En general, se piensa que mientras más predispuestos estamos para un estímulo, más posibilidades hay de que lo percibamos.

Incluso, puede ocurrir cuando dicho estímulo no se presenta, ya que aún en su ausencia se activan los respectivos receptores sensoriales. Es oportuno recordar que, en buena medida, la percepción no tiene lugar en los sentidos, sino en el cerebro.

Todo esto explicaría lo que sucede también en el síndrome de la vibración fantasma. De igual modo, nos permitiría entender por qué antes de que hubiera teléfonos móviles, las personas no experimentaban el fenómeno del que hablamos.

¿Qué es el síndrome de la vibración fantasma?

Se llama síndrome de la vibración fantasma al fenómeno que tiene lugar cuando sentimos que el móvil se ha activado, al recibir una notificación, sin que esto se corresponda con la realidad, como comprobamos luego de revisarlo.

Por supuesto, nos ocurre porque somos usuarios de la telefonía celular, porque tenemos un teléfono con nosotros y el mismo está en contacto con nuestro cuerpo. Entonces, hemos percibido el estímulo (vibración) muchas veces, hasta el punto que nuestro cerebro ya lo asocia con alguna notificación.

Ahora bien, la vibración fantasma puede ocurrir en cualquier momento, pero las posibilidades se incrementan cuando estamos esperando una llamada o un mensaje importante, y estamos atentos, revisando el teléfono a cada instante.

Según las investigaciones, esto es algo que experimenta una gran mayoría de usuarios. Casi el 90 % ha manifestado que percibe una vibración fantasma con una frecuencia promedio de dos semanas, incluso menos.

Este es otro signo o manifestación de la adicción a la tecnología. Y aunque no se le considera propiamente una patología ni un trastorno de la conducta, bien puede estar relacionado con rasgos obsesivos o ansiedad, como veremos luego.



Causas del síndrome de vibración fantasma

Puede haber varias causas que explican la aparición del síndrome de vibración fantasma. Ya hemos mencionado, implícitamente, una de ellas: el excesivo contacto o la adicción a la tecnología, que nos hiperestimula y nos predispone.

En segundo lugar, este fenómeno puede estar relacionado con un componente emocional en el usuario. Por ejemplo, en situaciones de estrés, angustia o ansiedad anticipatoria, cuando esperamos una llamada importante, tal como se mencionó.

Dichas situaciones nos pueden poner en un estado de hipervigilancia, similar al de un soldado que está de guardia y que cree percibir señales del enemigo en todo momento, o al de una persona que ha sido víctima de un delito y se sobresalta cuando cree escuchar el sonido de una puerta que se abre.

También, nos puede pasar cuando estamos atravesando un momento difícil y experimentamos sensación de vulnerabilidad, por ejemplo, frente a una ruptura en la relación de pareja. Es posible, entonces, que busquemos evadirnos o refugiarnos de manera constante en el teléfono.

Por otra parte, hay estudios en los que se ha observado que las notificaciones emitidas por aplicaciones del teléfono pueden activar neurotransmisores como la dopamina, por lo que guardan relación con una dinámica de placer o displacer. Entonces, el síndrome de la vibración fantasma funcionaría como una forma de anticipación frente a un deseo.

Posibles complicaciones

Nunca es tarde para darte cuenta de que mereces algo mejor
Una dependencia del móvil puede hacer aparecer el síndrome de la vibración fantasma.

Si bien se señaló que el síndrome de la vibración fantasma no es una patología, sí puede estar asociado con algunos problemas, tales como una mayor dependencia hacia el uso del teléfono móvil y una baja estabilidad emocional, según se encontró en un estudio.

Asimismo, una investigación realizada en Taiwán reveló que este fenómeno se presenta con más frecuencia en trabajadores con niveles elevados de fatiga personal y laboral, por lo que se piensa pudiera ser un signo de estrés o síndrome de agotamiento (burnout).

Por otra parte, un estudio realizado en la India en 2017 sugiere que el síndrome de vibración fantasma, además de síntoma de una adicción al teléfono móvil, podría evidenciar cambios psicológicos o neurológicos, que posiblemente deriven en ansiedad, depresión y otros trastornos afectivos

En otras investigaciones, se señala que incluso afecta la calidad del sueño. De hecho, entre los sujetos participantes, más de la mitad afirmó haberse despertado en la noche creyendo que el teléfono vibraba.

En general, estas falsas alertas no constituyen una complicación para la mayoría; pero no deja de ser preocupante el hecho de que se manifiesta más a menudo en personas con rasgos de ansiedad de apego y con dependencia emocional.

Cómo evitar el síndrome de vibración fantasma

Dado que se trata de un fenómeno emergente, el cual está bastante asociado con el estilo de vida de la persona, algunos cambios de hábitos pueden ayudar a manejar el problema y evitar males mayores.

En tal sentido, se pueden tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Mantener el teléfono con el sonido activado, en lugar de usar solo la vibración.
  • Silenciar las notificaciones de redes sociales, dejando solo las de llamadas.
  • Disminuir el tiempo de uso del celular.
  • Activar el modo no molestar al momento de dormir o comer.


¿Cuándo buscar ayuda?

En principio, puede ser que se tome el síndrome de vibración fantasma como una percepción errónea y hasta resulte gracioso, sin darle mayor importancia. Sin embargo, esto puede volverse recurrente, causando reacciones de molestia en la persona, como decepción o ira.

Si este es tu caso, y si el uso del teléfono te causa ansiedad o estrés, o no puedes dejarlo ni por un momento, es importante tomar medidas, tales como acudir con un psicólogo y, como complemento, reunirte con grupos de apoyo.

Te podría interesar...
Minimalismo digital: ¿en qué consiste y cómo practicarlo?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Minimalismo digital: ¿en qué consiste y cómo practicarlo?

En este artículo se explica en qué consiste el minimalismo digital; asimismo, se describen algunas estrategias para llevarlo a la práctica.



  • Serniclaes W. On the Invariance of Speech Percepts. ZAS Papers in Linguistics. 2005; 40: 177-194. https://doi.org/10.21248/zaspil.40.2005.265.
  • Rollman G. Perspectives on hypervigilance. Pain. 2009; 141(3): 183-184. Doi: 10.1016/j.pain.2008.12.030
  • Rothberg M, Arora A, Hermann J, et al. Phantom vibration syndrome among medical staff: a cross sectional survey. BMJ, 2010; 341: c6914. Doi:10.1136/bmj.c6914
  • Rosenberg R. An experiential account of phantom vibration syndrome. Computers in Human Behavior. 2015; 52: 124-131.
  • Alam M, Qureshi M, Sarwat A. Prevalence of phantom vibration syndrome and phantom ringing syndrome (ringxiety): risk of sleep disorders and infertility among medical students. International Journal of Advanced Research. 2014; 2(12): 688-693.
  • Drouin M, Kaiser D, Miller D. Phantom vibrations among undergraduates: Prevalence and associated psychological characteristics. Computers in Human Behavior. 2012; 28(4): 1490-1496.
  • Kruger D, Djerf J. Bad vibrations? Cell phone dependency predicts phantom communication experiences. Computers in Human Behavior. 2017; 70: 360-364.
  • Pareek S. Phantom Vibration Syndrome: An Emerging Phenomenon. Asian Journal of Nursing Education and Research. 2017; 7(4):596. DOI:10.5958/2349-2996.2017.00116.1
  • Chen C, Wu C, Chang L, Lin Y. Possible association between phantom vibration syndrome and occupational burnout. Neuropsychiatric Disease and Treatment; 2014. DOI:10.2147/NDT.S73038

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.