Beso blanco: ¿qué es y cómo se hace?

Algunas personas se esfuerzan por cumplir todas las fantasías de su pareja, y el beso blanco es una muy buena opción para hacerlo. Sin embargo, hay que conocer todos sus detalles y evitar errores que se puedan transformar en problemas.
Beso blanco: ¿qué es y cómo se hace?
Isbelia Esther Farías López

Escrito y verificado por la filósofa Isbelia Esther Farías López.

Última actualización: 16 enero, 2021

El beso blanco es una práctica que forma parte del estilo de aquellos que son verdaderamente audaces en sus encuentros. Ahora, es posible que este término cause extrañeza en quienes todavía no se animan a probar cosas nuevas. Con lo cual, no sabían de su existencia hasta ahora.

Se trata de un acto erótico que muchos eligen para culminar su encuentro con mayor excitación. También es una forma de introducir variedad y explorar alternativas que haga vibrar a ambos con estímulos diferentes. Suena interesante, ¿verdad?. Sigue leyendo y descubre cómo se hace.

El beso blanco puede aumentar la satisfacción en tus relaciones sexuales

¿Qué es y cómo se hace?

En el sexo oral hay quienes están dispuestos a experimentar y salir de la rutina. Con la bola de nieve, como también se llama, van un paso más allá. Por lo que, verdaderamente, se necesita de mucho ímpetu y personalidad para hacerlo. Por otro lado, también es imprescindible el conocimiento y, sobre todo, la confianza en el otro.

El beso blanco consiste en recibir dentro de la boca el semen del hombre cuando eyacula. Después, sin tragarlo, elevarse y besar en los labios al eyaculador o a un tercero para pasarle el fluido. Un acto digno de la pornografía más atrevida en la que muchas personas se inspiran para sus propias relaciones.

Este tipo de práctica sexual se puede realizar tanto en una pareja heterosexual, como en los encuentros íntimos entre dos hombres. Los que participan de tríos sexuales suelen usar este beso para unir a todos los integrantes del juego en el final. La imaginación y las fantasías en este rubro llegan a niveles impensados para los más conservadores.

Riesgos del beso blanco

Para los que aún tienen dudas sobre la fertilidad, el embarazo es imposible con el sexo oral. Ninguna mujer tiene posibilidad de ser fecundada por la boca, como tampoco a través del sexo anal. Los espermatozoides no tienen una vía para llegar a unirse con los óvulos si ingresan de esta manera.

No obstante, de acuerdo a un artículo de Planned Parenthood, sí se considera una práctica de alto riesgo en el contagio de enfermedades de transmisión sexual. Con el semen viajando de una persona a otra también van ciertas bacterias infecciosas y virus.

Al no utilizar ningún método que oficie como barrera, afecciones como el herpes, la gonorrea, la clamidia, entre otras, se transmiten rápidamente. Sobre todo, si quien recibe el semen de su pareja sufre de lesiones internas en la boca.

¿Qué medidas de precaución se pueden tomar?

Cuándo no tener sexo

Cuando se logra visualizar alguna verruga o lesión en los genitales, lo mejor es retirarse. Ante la duda lo más recomendable es no ponerse en peligro y buscar otras formas de conectar. Existen varios casos en los que el hombre o la mujer desconocen que están infectados con algún virus. Y, si bien no tienen una mala intención, podrían ser transmisores.

Por este motivo, se aconseja hacer el beso blanco solo con personas muy cercanas de las cuales se conoce su historia sexual. La confianza y la seguridad en lo que respecta a su salud es fundamental. Por más excitante que pueda parecer, si la vida se pone en riesgo, los minutos de placer no valen la pena.

Hay mujeres y hombres que por tener baja autoestima, no se atreven a decir que no. O están tan enamorados de ese chico que el día que se les da, no se fijan en los detalles. Entonces se entregan a todo y las consecuencias pueden resultar fatales.

Para disfrutar plenamente del beso blanco es fundamental tomar las precauciones previas, cueste lo que cueste. Si esa persona tiene un interés real, seguramente estará de acuerdo. En situaciones como estas, la comunicación juega un papel vital.

¿Cómo cuidarse en el sexo oral?

Beso blanco.

Cuando se dan relaciones casuales o se sospecha de alguna infección, primero hay que pensar en uno mismo. Ser egoístas algunas veces, salva vidas. Existen métodos preventivos con diversas texturas o sabores para hacer más divertida la aventura. De esta manera se pueden satisfacer los deseos del sexo oral.

Según una publicación de Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, las barreras bucales son películas de látex o poliuretano que se usan entre la boca y la vagina o el ano durante el sexo oral. Se debe usar una nueva en cada encuentro.

Adicional a esto, como en cada situación en la que se intima con otra persona, la higiene personal es fundamental. De lo contrario, los malos olores se convierten en un enemigo clave para disfrutar. Además, la falta de limpieza puede hacer que aparezcan otros problemas de salud importantes.

En el sexo hay posturas y juegos para todos los gustos. El beso blanco puede resultar algo sumamente excitante para algunos, mientras que para otros es un acto en el que jamás estarían dispuestos a participar. Por eso, la comunicación previa es fundamental para evitar momentos desagradables. ¡Anímate a hablarlo con tu pareja!

Te podría interesar...
7 mitos sobre el sexo oral y consecuencias para la salud
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
7 mitos sobre el sexo oral y consecuencias para la salud

A continuación te comentamos más acerca de los principales mitos sobre el sexo oral y sus consecuencias para la salud. ¡No te los pierdas!