¿Qué son las galletas para lactancia y cómo se preparan?

¿Pueden las galletas para lactancia aumentar de forma eficaz la producción de leche materna? Los estudios científicos no las avalan, pero las experiencias personales de muchas mujeres sí. Descubrimos cómo funcionan.
¿Qué son las galletas para lactancia y cómo se preparan?
Anna Vilarrasa

Escrito y verificado por la nutricionista Anna Vilarrasa el 10 junio, 2021.

Última actualización: 10 junio, 2021

Una de las preocupaciones más habituales en muchas madres lactantes es la falta de leche suficiente. Por esto no es de extrañar que algunos remedios caseros, como las galletas para lactancia, sean tendencia en las redes sociales.

Aunque es ahora cuando su presencia resuena con más fuerza, antes eran pequeños obsequios que los familiares y amigos ofrecían a las nuevas madres. Nada mejor que un pequeño tentempié para intentar ayudarlas y facilitar un poco la vida durante estos días.

A nadie se le escapa que en los primeros meses de la vida de un bebé puede quedar poco tiempo para que la madre se ocupe de ella misma o de otras tareas. Así que tener un snack a punto puede ser de gran ayuda.

¿Cómo funcionan las galletas para lactancia?

A lo largo de la historia y en muchas culturas diversas, las mujeres en período de lactancia han usado alimentos y plantas para aumentar la producción de leche y poder alimentar a los hijos con éxito.

Sin embargo, existe muy poca evidencia científica sobre este tema y sobre la propiedad galactagoga de determinados alimentos o remedios herbales. Por esto, la eficacia de algunos, como las galletas para lactancia, suele ser evaluada en base a experiencias personales.

Estas últimas son todo un fenómeno en los blogs sobre maternidad y lactancia. La mayoría de las recetas incorporan los ingredientes habituales de las galletas (azúcar, mantequilla, huevos) junto con otros productos que se cree pueden aumentar o beneficiar la producción de leche.

En cualquier caso, se trata de alimentos naturales y saludables que pueden formar parte de la dieta de cualquier persona. Pero no se debe esperar de ellos un milagro ni un efecto inmediato. Y tampoco es obligatorio añadirlos.

Además, no hay que olvidar que, pese a tratarse de ingredientes saludables, las galletas vienen acompañadas de una buena cantidad de azúcar añadido. No conviene consumirlas a diario.

Lactancia materna.
La lactancia genera dudas y preguntas entre las madres, sobre todo si se considera que hay una baja producción de leche.

Fenogreco

De todos estos remedios para aumentar la producción de leche materna, el fenogreco es uno de los más usados y conocidos. Así lo demuestra una encuesta realizada entre mujeres norteamericanas. Actúa aumentando la secreción de oxitocina e insulina. En una revisión de estudios se ha mostrado efectivo frente al uso de placebo.

Copos de avena

A continuación encontramos la avena. Se trata de otro alimento que goza de una gran popularidad en los últimos años, si bien en este caso por los efectos positivos sobre la salud general. A las madres lactantes les interesa su contenido en proteínas, hierro y saponinas. 

Semillas de lino y levadura

Por otro lado, las semillas de lino son una excelente fuente de fibra y del ácido graso esencial alfa-linolénico, que el organismo puede convertir en EPA y DHA. A su vez, la levadura de cerveza aporta vitaminas del grupo B.

¿Cómo preparar las galletas para lactancia?

Como hemos comentado, son 3 o 4 los ingredientes interesantes a la hora de preparar galletas para lactancia. Así que las posibilidades para elaborarlas son numerosas. A continuación compartimos una de las recetas más populares.

Ingredientes necesarios para 12 unidades

  • 1 huevo.
  • 4 cucharadas de agua.
  • 1 taza de harina integral.
  • 2 cucharaditas de linaza.
  • 1/2 taza de mantequilla.
  • Un poco de esencia de vainilla.
  • 1 taza y 1/2 de copos de avena.
  • 1 cucharadita de polvo para hornear.
  • 4 cucharaditas de levadura de cerveza.
  • 1/2 taza de azúcar blanco y 1/2 de azúcar moreno.
  • Chispas de chocolate: 1/2 taza que se puede sustituir por chocolate con 70 % de cacao troceado.

Paso a paso en la elaboración de las galletas para lactancia

  1. Precalentar el horno a 180 grados centígrados.
  2. Para empezar, poner la linaza y la levadura de cerveza en remojo con el agua y dejar reposar durante 5 minutos.
  3. Por otro lado, batir la mantequilla junto con los dos tipos de azúcar (el blanco y el moreno) y el huevo. Se puede trabajar o mano o con la ayuda de una batidora. Una vez bien integrados, añadir la esencia de vainilla y la mezcla de lino y levadura.
  4. A continuación, seguir agregando el resto de ingredientes: los chips de chocolate, la harina, los copos de avena y el polvo de hornear. Mezclar todo para que quede bien integrado.
  5. Una vez conseguida la masa, formar bolitas del mismo tamaño. Colocarlas en una bandeja forrada con papel de horno.
  6. Cocer durante 12 minutos a 180 grados centígrados. Pasado este tiempo retirar del calor y dejar enfriar por completo antes de sacar de la bandeja.

Recomendaciones generales durante la lactancia

Avena en un tazón para galletas de lactancia.
La avena no solo se recomienda para la lactancia, sino que tiene aportes concretos para la salud general de todas las personas.

La alimentación y la hidratación son dos de los pilares para garantizar el éxito de la lactancia materna. Algunos trucos, como las galletas para lactancia, pueden ser una ayuda en momentos puntuales, pero no son en absoluto necesarios.

A grandes rasgos, estas son algunas consideraciones nutricionales importantes para las mujeres lactantes:

  • Durante este período la demanda energética crece de forma considerable. Por esto es necesario aumentar la ingesta y hacerlo a través de alimentos con una elevada densidad nutricional.
  • Los carbohidratos integrales y las fuentes de grasa saludables aportan energía y ácidos grasos esenciales. Por ello es recomendable introducir a diario alimentos como avena, arroz, quinoa, pan integral, patatas, frutos secos, huevos, aceite de oliva y pescado azul (en este caso, 2 veces a la semana).
  • También es necesario asegurar un aporte adecuado de proteínas. Estas se encuentran en las carnes magras, los huevos y el pescado, así como en el tofu y las legumbres. Combinar las fuentes de origen animal con las de origen vegetal es recomendable.
  • Las frutas y verduras son saludables y ayudan a cubrir los requerimientos de algunas vitaminas y minerales. Basta con respetar la recomendación de 5 al día, con gran variedad.
  • Los tentempiés más adecuados para satisfacer la demanda energética y de nutrientes se encuentran entre los frutos secos, las frutas deshidratadas (dátiles, orejones o ciruelas), los copos de avena, el pan integral y los yogures griegos.
  • Los lácteos (queso, yogur o batidos a base de leche y frutas) son también recomendables para el desayuno o entre horas. Estos ayudan a cubrir las necesidades de vitamina D, B12, calcio y fósforo.

Las galletas para lactancia pueden ser útiles, pero no necesarias

La realidad es que la gran mayoría de mujeres durante la lactancia pueden alimentar a sus hijos sin la necesidad de alimentos o complementos galactagogos. Si estás amamantando a tu bebé de forma exclusiva y este crece y se desarrolla con normalidad, en un principio no hay por qué preocuparse.

En aquellos casos en los que existen problemas de suministro de leche siempre es recomendable acudir a un asesor o un experto para obtener un consejo profesional.

Las madres lactantes pueden seguir con su dieta habitual, adaptada a las nuevas necesidades energéticas y nutritivas. Es interesante que abunden los alimentos frescos.

Algunos snacks, como las galletas para lactancia, pueden estar presentes de forma esporádica. Y si te resulta muy útil tenerlos siempre a mano, se puede experimentar y probar recetas de galletas o barritas a base de avena, frutos secos, semillas y frutas deshidratadas.

Si te gustan la levadura de cerveza, el lino, el fenogreco o los copos de avena, se pueden introducir en otros platos y aprovechar todas las propiedades que aportan. Ayuden o no en la producción de leche, sus nutrientes serán un buen complemento durante esta nueva etapa.

Te podría interesar...
¿Por qué es importante la lactancia materna?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Por qué es importante la lactancia materna?

¿Por qué es importante la lactancia materna? Por varias razones relacionadas con la protección de enfermedades o los vínculos afectivos.



  • Bazzano A.L, et al. Maternal experiences with and sources of information on galactagogues to support lactation: a cross-sectional study. International Journal of Woman's Health. Febrero 2017.
  • Foong S.C, et al. Potenciadores de la lactancia (galactagogos) para las madres lactantes de recién nacidos a término sanos. Cochrane Database of Systematic Reviews. Mayo 2020. 5.
  • Institute of Medicine.  (US) Comittee on Nutritional Status during Pregnancy and Lactation. Nutrition during Lactation. National Academy Press. 1991.
  • Mehmood Khan T, et al. Effectiveness of fenugreek as a galactagogue: a network meta-analaysis. Phytotherapy research. Marzo 2018. 32(3): 402-412.