Rábano negro: nutrientes, usos y posibles beneficios

Si quieres conocer los poderes a nivel nutricional del rábano negro, no te pierdas lo que te vamos a contar. Es un excelente vegetal para incluir en la dieta.
Rábano negro: nutrientes, usos y posibles beneficios
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 30 julio, 2022

El rábano negro es un alimento que puede tener varios beneficios a nivel de salud. Resulta especialmente positivo para aliviar los cálculos biliares, mejorando la función del aparato digestivo. Además, cuenta con bastantes antioxidantes en su interior, por lo que podría ayudar a prevenir el desarrollo de varias patologías crónicas y complejas. Es fácil de introducir en la dieta. Te contaremos todo lo que tienes que saber sobre él.

Antes de comenzar, hay que destacar la necesidad de incluir vegetales de forma frecuente en la dieta. Estos alimentos concentran en su interior una gran cantidad de vitaminas y de minerales, además de fitoquímicos importantes. Estos mantienen bajo control la inflamación y la oxidación en el medio interno, lo que permite que el organismo funcione de forma óptima con el paso de los años.

Rábano negro y sistema digestivo

El consumo del rábano negro está especialmente indicado para mejorar el funcionamiento del tubo digestivo. Lo ideal para conseguir buenos resultados es que aparezca en la pauta al menos 2 veces por semana.

Hasta podría utilizarse en de manera coadyuvante al tratamiento de patologías infecciosas de tipo respiratorio, ayudando también a aclarar la garganta y a reducir el dolor. De hecho, se considera un buen antimicrobiano y antiinflamatorio.

Daikon o rábano japonés: propiedades, usos y beneficios.
El rábánó negro tiene propiedades antimicrobianas; por este motivo, puede aliviar algunas molestias respiratorias.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Food Science & Nutrition, la inclusión en la dieta del rábano negro es eficiente de cara a mejorar el tratamiento del hígado graso no alcohólico.

Es cierto que el ensayo ha sido ejecutado en animales y no es 100 % extrapolable al ser humano, pero los indicios son positivos. Los efectos antiinflamatorios y antioxidantes permiten que los órganos funcionen de manera óptima, lo que contribuye a la resolución de problemas en el interior del cuerpo.

Asimismo, existen más evidencias de que el extracto de rábano negro resulta positivo para salvaguardar la salud hepática, sobre todo limitando el estrés oxidativo. En este sentido, ejerce un efecto parecido al del extracto de alcachofa, otro de los productos más empleados para proteger el tejido del hígado.



Rábano negro contra los cálculos biliares

Dentro de la medicina tradicional mexicana, el rábano negro se utiliza para depurar las piedras en la vesícula. Existen algunas investigaciones en animales y en modelos experimentales que afirman que este alimento podría resultar eficaz para mejorar el funcionamiento de dicho órgano, evitando así la génesis de cálculos que cursen con dolor.

De todos modos, cabe destacar que en los casos más graves lo recomendable es acudir al médico para valorar un tratamiento farmacológico. Cuando se desarrolla este tipo de problema, se puede poner en riesgo el proceso digestivo, con alteraciones en la absorción posterior de las grasas. Lo mejor es consultar con un profesional para plantear una solución eficiente que evite molestias o complicaciones posteriores.

Contraindicaciones del rábano
Si bien el rábano negro podría aliviar algunas molestias, se recomienda consultar siempre con un médico para recibir el tratamiento adecuado.


¿Cómo consumir rábano negro?

El rábano negro suele ser más grande que el convencional. Cuenta con un sabor picante y con un aroma profundo. Se cosecha entre los meses de mayo y julio. En la gastronomía española, no es demasiado frecuente, pero puede emplearse como guarnición junto a una tortilla de patatas. También, cabe la opción de cocinarlo hervido para consumirlo solo, aunque suele conseguirse un mejor sabor, si forma parte de sopas o guisos.

Otra opción es preparar ensaladas y añadir rábano negro para mejorar su sabor. Incluso, funciona muy bien en bocadillos y como acompañamiento de encurtidos. Eso sí, a pesar de que se puede encontrar bajo diferentes formas de presentación, lo mejor es consumirlo de manera natural. Sería posible también molerlo y tomarlo con agua en ayunas, aunque no tendrá especial beneficio respecto a su inclusión en la pauta de un modo más tradicional.

A nivel nutricional, resulta un producto muy interesante, ya que concentra en su interior vitaminas como la A, las del grupo B y ciertos minerales. Entre estos últimos, podemos destacar el potasio, el yodo, el cobre y el calcio.

El potasio, en particular, ha demostrado ejercer un efecto positivo en lo que a modulación de la presión arterial se refiere. Es antagonista del sodio en este aspecto, por lo que es clave que aparezca en la pauta en cantidades suficientes.

Rábano negro, un alimento positivo para la salud

El rábano negro es un alimento que cuenta con varias propiedades positivas para la salud, por lo que se puede incluir en la dieta de forma regular. Es fuente de vitaminas y de fitoquímicos que ayudarán a mantener bajo control los mecanismos inflamatorios y oxidativos que tienen lugar en el medio interno. Así, se reduce la incidencia de muchas patologías crónicas y complejas que comprometen el estado de salud.

Ahora bien, ten en cuenta que existen muchos comestibles que presentan beneficios sobre el funcionamiento del cuerpo humano. Lo realmente importante es asegurar que todos ellos se introducen en la pauta, confeccionando así una dieta lo suficientemente variada. El objetivo es evitar déficits nutricionales y satisfacer las necesidades energéticas para lograr la homeostasis en el medio interno.

Te podría interesar...
Ensalada de rábano: receta fácil y rápida
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Ensalada de rábano: receta fácil y rápida

La ensalada de rábano destacar por su contenido en antioxidantes y en micronutrientes esenciales para la salud.



  • Ahn, M., Kim, J., Choi, Y., Ekanayake, P., Chun, J. Y., Yang, D., Kim, G. O., & Shin, T. (2019). Fermented black radish (Raphanus sativus L. var. niger) attenuates methionine and choline deficient diet-induced nonalcoholic fatty liver disease in mice. Food science & nutrition7(10), 3327–3337. https://doi.org/10.1002/fsn3.1200
  • Ahn, M., Kim, J., Hong, S., Kim, J., Ko, H., Lee, N. H., Kim, G. O., & Shin, T. (2018). Black Radish (Raphanus sativus L. var. niger) Extract Mediates Its Hepatoprotective Effect on Carbon Tetrachloride-Induced Hepatic Injury by Attenuating Oxidative Stress. Journal of medicinal food21(9), 866–875. https://doi.org/10.1089/jmf.2017.4102
  • Filippini, T., Naska, A., Kasdagli, M. I., Torres, D., Lopes, C., Carvalho, C., Moreira, P., Malavolti, M., Orsini, N., Whelton, P. K., & Vinceti, M. (2020). Potassium Intake and Blood Pressure: A Dose-Response Meta-Analysis of Randomized Controlled Trials. Journal of the American Heart Association9(12), e015719. https://doi.org/10.1161/JAHA.119.015719