Daikon o rábano japonés: propiedades, usos y beneficios

El daikon es un rábano japonés con múltiples beneficios para tu salud. Mira cómo incluirlo a tu cocina y sacarle el máximo provecho.
Daikon o rábano japonés: propiedades, usos y beneficios
Maria Patricia Pinero Corredor

Escrito y verificado por la nutricionista Maria Patricia Pinero Corredor.

Última actualización: 19 abril, 2022

El daikon (Raphanus sativus L.) o rábano japonés, rábano blanco u oriental es una crucífera cultivada para el consumo de su raíz y de sus hojas. Su origen es algo controversial. Unos la defienden como nativa de Europa y del este de Asia, mientras que otros hablan de su origen japonés extendido por todo el mundo.

Aunque es una crucífera familiar del repollo, de la coliflor, de la rúcula y de las coles de Bruselas, el daikon se asemeja en su forma a una zanahoria. Tiene un sabor ligeramente picante y se usa como un producto procesado en encurtidos, deshidratado o congelado.

Además de sus bondades gastronómicas, tiene una variedad de beneficios para la salud que van desde el control de peso hasta el reforzamiento del sistema inmunitario. Quédate con este artículo para que conozcas más secretos de esta raíz oriental.

¿Qué es el daikon?

La planta del daikon es herbácea, perteneciente a las crucíferas, cuyo cultivo original es europeo y de Asia continental. Su principal parte comestible es la raíz, la cual es carnosa, gruesa y de formas y tamaños variables. Las hojas también se comen como sustituto de las espinacas. Se le llama daikon porque en japonés significa “raíz grande”.

La raíz tiene una piel muy delgada y blanca, similar a la de la zanahoria o a la del nabo. Su textura es crujiente, jugosa y con sabor más suave y menos picante que el rábano común.

Como raíz está disponible durante todo el año, pero en otoño e invierno es cuando adquiere las mejores características para su consumo. Su sabor picante se debe a la presencia de un compuesto azufrado conocido como MBTIC.

El daikon es muy usado en la cocina oriental y es un elemento básico de la gastronomía japonesa. Se puede comer en su forma cruda o cocida, formando parte de guisos, ensaladas, sopas, curri, en rebanadas, en platos de arroz y hasta avinagrada en una preparación conocida como takuan.



Tipos de rábano japonés

Existen otras variedades de rábano japonés con distintos colores y formas. Los más conocidos son el verde, el morado y el rojo, que pueden ser esféricos, cilíndricos u oblongos.

Entre estos tipos de daikon encontramos el rábano sandía, que tiene una piel verdosa con una pulpa rosa brillante, tiene un dulzor suave y es picante. El minowase japonés es de los más grandes, ya que su raíz puede medir hasta 61 centímetros; el color es blanco, de sabor dulce y textura crujiente.

Otros, como el shunkyo, tienen una piel roja y su pulpa es blanca. El sabor es ardiente y al mismo tiempo dulce, con hojas de color rosado.

El alpino es buscado para hacer una preparación conocida como kimchi, a base de vegetales fermentados. Es pequeño, pero mucho más dulce que otras variedades de daikon más grandes.

Daikon sandía.
La variedad de rábano sandía es picante y muy dulce.

Propiedades nutricionales

El Manual de producción de hortalizas asiáticas comenta las propiedades nutricionales de esta raíz por cada 100 gramos de parte comestible fresca:

  • Agua: 94 gramos.
  • Calorías: 18 kilocalorías.
  • Grasas: 0,1 gramos.
  • Proteínas: 0,6 – 0,86 gramos.
  • Carbohidratos: 4,1 gramos.
  • Fibra: 1,6 gramos.
  • Calcio: 27 miligramos.
  • Hierro: 0,4 – 1 miligramo.
  • Magnesio: 16 miligramos.
  • Vitamina A: 30 unidades internacionales (UI).
  • Yodo: 16 miligramos.
  • Vitamina B1: 30 microgramos.
  • Vitamina C: 24 miligramos.
  • Vitamina B2: 20 microgramos.

El rábano japonés es rico en humedad, con más de un 90 % de agua. Esto lo hace bajo en calorías, ya que el resto de los nutrientes calóricos apenas llegan a un 5 %. Por ejemplo, las proteínas y las grasas no completan el 1 %, mientras que de carbohidratos tiene un máximo de 4 gramos por cada 100 gramos de raíz.

Aunque existen otros vegetales con mayor aporte de vitamina C, para ser una raíz su valor es apreciable. Además, al comer unos 200 gramos crudos se cubren los valores recomendados para este antioxidante. Para aprovecharla mejor se aconseja comer el daikon crudo en ensaladas.

Quizás no es tan buena fuente de vitamina A como la zanahoria, pero tiene un valor aceptable de carotenoides con propiedades de provitamina A. Sus pigmentos de color blanco son leucoantocianinas, que tienen importantes efectos antioxidantes.



Beneficios del daikon

Son varios los beneficios para la salud que aporta el rábano japonés. Por esta razón, se debe incluir como ingrediente en una alimentación saludable.

En dietas para perder peso

El daikon es una raíz cuyo principal componente es agua, acompañada de pocos carbohidratos con baja carga de almidón. También aporta fibra que puede ayudar a mantener un peso saludable.

La inclusión de vegetales sin almidón en las dietas para perder peso reduce la grasa corporal y baja los niveles de insulina. Esta hormona está asociada al almacenamiento de grasa.

Por otro lado, expertos en metabolismo consideran que la fibra es un nutriente que puede bajar los niveles de hambre, ya que disminuye el vaciamiento gástrico y de esta manera aumenta la saciedad.

Fuente de compuestos bioactivos para la salud

El rábano japonés es una rica fuente de compuestos bioactivos con reconocidos beneficios para la salud. Por ejemplo, un extracto de esta raíz presenta elevados valores de polifenoles, como quercetina y ácido ferúlico. Estos compuestos actúan como antioxidantes, antiinflamatorios y son estimulantes del sistema inmunitario.

Por ejemplo, en la revista Molecules publicaron que el daikon y otras crucíferas contienen flavonoides que muestran correlaciones positivas con la actividad antioxidante. Por otra parte, a pesar de que se requieren más estudios, los ensayos in vitro y en modelos de animales han demostrado las propiedades antiinflamatorias, antivirales y antioxidantes de la quercetina.

También está confirmado que el daikon es buena fuente de glucosinolatos, que al descomponerse forman los isotiocianatos, como el MBTIC. Aunque las investigaciones no se han realizado en humanos, los estudios in vitro ofrecen buenas perspectivas de estos compuestos como agentes para enfrentar el cáncer.

Protectores contra enfermedades crónicas

Algunas revisiones han señalado que el rábano japonés resulta en una disminución en el riesgo de enfermedades, como la diabetes, las patologías cardíacas y los trastornos neurodegenerativos. Otros estudios observacionales han concluido que un mayor consumo de crucíferas se asocia con una buena salud cardiovascular y un retraso importante en el envejecimiento.

Efectos digestivos, circulatorios y analgésicos

El daikon mejora la digestión, ya que contiene la enzima diastasa, que ayuda a controlar la acidez estomacal. El jugo extraído de esta raíz alivia los dolores de cabeza y las migrañas.

Los isotiocianatos, que aportan la sensación picante típica de los rábanos, son capaces de mejorar la circulación sanguínea y prevenir la formación de coágulos.

Daikon mejora circulación sanguínea.
El daikon podría mejorar la circulación sanguínea gracias a sus compuestos denominados isotiocianatos.

Usos del daikon en la cocina

El daikon es una raíz tan versátil como cualquier otra crucífera. Se puede servir crudo o cocido, con o sin piel, en rodajas para decorar, en cubitos o rallado para preparar encurtidos. En ensaladas crudas siempre ponen la nota de picor y frescura.

Se cocina igual que una zanahoria o un nabo, formando parte de un estofado, asados al vapor o a la parrilla, en sopas y otros platos calientes. Como guarnición puede formar parte de un sándwich abierto o un delicioso wrap.

Algunas preparaciones rápidas y sencillas son las siguientes:

  • Daikon salteado con vegetales: corta el daikon en diagonal, en piezas de medio centímetro. Luego a cada pieza la cortas varias veces. Cortas una zanahoria de la misma manera. Salteas en aceite de oliva durante 10 minutos y sazonas con pimienta, cúrcuma y romero triturado.
  • Ensaladas crudas: el daikon rebanado de forma diagonal y luego en pedazos más pequeños lo puedes adicionar a una colorida ensalada con tomates, pimientos, naranjas y lechuga.
  • Combínalo con tu fruta preferida: al caqui o melocotón le adicionas 1/4 de jugo de zanahoria fresca y 1/4 de jugo de daikon. Colócalo en la batidora junto con unos cubos de hielo y a licuar.
  • Ensalada de coles: puedes añadirle 1/2 taza de daikon rallado para hacerla más picante.

¿Es conveniente incluir daikon como parte de un menú saludable?

El rábano japonés tiene una serie de componentes bioactivos que lo hacen saludable. Como alimento único no cubre todos los requerimientos nutricionales, a excepción de la vitamina C, pero al combinarlo ayuda a enriquecer cualquier preparación.

Es un ingrediente versátil en la gastronomía, ya que lo podemos comer en sopas, ensaladas, estofados, batidos de frutas y otras preparaciones. Así que te presentamos el daikon como una excelente opción para que lo incluyas en tu plan saludable.

Te podría interesar...
Ensalada de rábano: receta fácil y rápida
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Ensalada de rábano: receta fácil y rápida

La ensalada de rábano destacar por su contenido en antioxidantes y en micronutrientes esenciales para la salud.



  • Manual de Producción de Hortalizas Asiáticas. Editorial Universidad Nacional de Luján. 2016. Disponible en: https://ri.unlu.edu.ar/xmlui/bitstream/handle/rediunlu/598/Manual%20Hortalizas%20Asi%C3%A1ticas%20.pdf?sequence=1&isAllowed=y
  • Peñarrieta, J. Mauricio; Tejeda, Leslie; Mollinedo, Patricia; Vila, José L.; Bravo, José A. Compuestos fenólicos y su presencia en alimentos Revista Boliviana de Química, vol. 31, núm. 2, julio-diciembre, 2014, pp. 68-81 Universidad Mayor de San Andrés La Paz, Bolivia
  • Gutiérrez, R. M., & Perez, R. L. (2004). Raphanus sativus (Radish): their chemistry and biology. TheScientificWorldJournal4, 811–837. https://doi.org/10.1100/tsw.2004.131
  • David N Cavallo, Masako Horino, William J McCarthy. Adult Intake of Minimally Processed Fruits and Vegetables: Associations with Cardiometabolic Disease Risk Factors. J Acad Nutr Diet. 2016 Sep; 116(9):1387-1394. doi: 10.1016/j.jand.2016.03.019.
  • Hervik, A. K., & Svihus, B. (2019). The Role of Fiber in Energy Balance. Journal of nutrition and metabolism2019, 4983657. https://doi.org/10.1155/2019/4983657
  • Li, Z., Lee, H. W., Liang, X., Liang, D., Wang, Q., Huang, D., & Ong, C. N. (2018). Profiling of Phenolic Compounds and Antioxidant Activity of 12 Cruciferous Vegetables. Molecules (Basel, Switzerland)23(5), 1139. https://doi.org/10.3390/molecules23051139
  • Li, Y., Yao, J., Han, C., Yang, J., Chaudhry, M. T., Wang, S., Liu, H., & Yin, Y. (2016). Quercetin, Inflammation and Immunity. Nutrients8(3), 167. https://doi.org/10.3390/nu8030167
  • Xiujuan Jia , Lina Zhong , Yan Song , Yi Hu , Guimei Wang, Shuqin Sun. Consumption of citrus and cruciferous vegetables with incident type 2 diabetes mellitus based on a meta-analysis of prospective study. Prim Care Diabetes. 2016 Aug;10(4):272-80. doi: 10.1016/j.pcd.2015.12.004.
  • Xianglan Zhang , Xiao-Ou Shu, Yong-Bing Xiang, Gong Yang, Honglan Li, Jing Gao, Hui Cai, Yu-Tang Gao, Wei Zheng. Cruciferous vegetable consumption is associated with a reduced risk of total and cardiovascular disease mortality. Am J Clin Nutr. 2011 Jul. 94(1):240-6. doi: 10.3945/ajcn.110.009340.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.