Rambután: características, beneficios y propiedades

El consumo de rambután está poco extendido en los países occidentales. Cuenta con propiedades beneficiosas, pero también con ciertas partes que resultan tóxicas en grandes cantidades.
Rambután: características, beneficios y propiedades
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias el 30 enero, 2021.

Última actualización: 30 enero, 2021

El rambután es una fruta exótica con una forma muy característica, ya que se asemeja al lichi, pero tiene una mayor cantidad de “pelo” en su superficie. Procede de Indonesia y ha ganado fama debido a sus propiedades nutricionales. Cuenta con un color rojo intenso, lo que indica un importante contenido de antioxidantes en su interior.

La gran ventaja del rambután es que se puede encontrar durante todo el año, además de presentar una excelente capacidad de conservación. No obstante, es necesario acudir a tiendas especializadas para hacerse con él, ya que todavía no es habitual en los países occidentales. También se halla en conservas.

Propiedades nutricionales

Dentro de su valor nutricional, destacamos que el rambután cuenta con una concentración significativa de hidratos de carbono, sobre todo de tipo simple. Sin embargo, las proteínas y las grasas en su interior son prácticamente residuales.

Se trata de un alimento con buen contenido en micro y en fitonutrientes. También aporta fibra y su valor energético es escaso.

El rambután supone una buena fuente de vitamina C, de potasio, de fósforo y de vitamina B3. Por este motivo, su consumo resulta beneficioso para el organismo humano. No obstante, ha de ser introducido en el contexto de una dieta saludable y equilibrada para poder disfrutar de sus efectos positivos.

Beneficios del rambután

A continuación vamos a comentar los principales beneficios del rambután.

Rambután en una canasta.
Esta fruta exótica es difícil de conseguir en los mercados occidentales, pero es un producto con gran poder de conservación.

Mejora el funcionamiento del sistema inmune

Una de las características de la vitamina C es su capacidad para mejorar la respuesta inmune. Así lo indica un estudio publicado en la revista Nutrients.

El consumo habitual de dicho micronutriente consigue reducir el riesgo de contraer patologías infecciosas de tipo respiratorio. Además, mejora el manejo de las mismas, reduciendo la duración de la sintomatología.

Reducción del riesgo de desarrollar patologías crónicas

Además de los micronutrientes que se encuentran en su interior, el rambután destaca por su contenido en fitonutrientes con capacidad antioxidante. Estas sustancias han demostrado ser capaces de prevenir la aparición de patologías crónicas y complejas. Consiguen reducir la tensión arterial, neutralizar la formación de radicales libres y evitar mutaciones a nivel celular.

Lo óptimo resulta incluir un gran número de fitonutrientes distintos en la dieta. Para ello, es preciso consumir alimentos vegetales con colores llamativos o sabores amargos. Esto se debe a que la mayor parte de los antioxidantes no son más que pigmentos.

Tránsito intestinal más eficiente

Como comentamos, el rambután cuenta con cantidades significativas de fibra. Dicha sustancia es capaz de prevenir el estreñimiento crónico. Esta condición acarrea consecuencias que alteran la calidad de vida de las personas y que tienen vínculo con un riesgo aumentado de desarrollar cáncer colorrectal.

Existen evidencias conforme la fibra activa los mecanorreceptores intestinales a partir de un incremento del volumen del bolo fecal. La estimulación genera un incremento de la motilidad, lo que se traduce en un descenso más eficiente de las heces a través del tubo digestivo.

¿Cómo se consume y cómo se almacena el rambután?

Para comer el rambután, lo primero que hay que hacer es retirar la cáscara. Para ello se puede utilizar un cuchillo, aunque es importante no atravesar la pulpa.

Se corta por la mitad la propia cáscara y se aprieta el fruto para que salga la pulpa del interior. No obstante, antes de ingerir el alimento hay que retirar una semilla venenosa del mismo, en un proceso que resulta bastante sencillo.

Desde el punto de vista de la conservación, lo óptimo resulta introducir el rambután en una bolsa de plástico agujereada e introducirlo en la nevera. De este modo, se mantiene durante varios días en perfecto estado, sin sufrir alteraciones significativas en sus características organolépticas.

Precauciones con el rambután.
Se deben tomar algunos recaudos con el rambután, ya que las partes tóxicas deben quitarse antes de consumir.

Precauciones con el rambután

Las semillas y la cáscara del rambután puede resultar tóxicas si se consumen en cantidades elevadas. Por ello, solo se recomienda ingerir la pulpa como tal.

De lo contrario, se podrían experimentar problemas digestivos y estomacales de forma aguda. Incluso se generan convulsiones o alteraciones cognitivas cuando el consumo de las partes tóxicas es excesivo. De todos modos, no has de preocuparte si retiras la cáscara y la semilla.

Rambután: una fruta exótica

El rambután es una fruta poco frecuente en los países occidentales, aunque cuenta con nutrientes beneficiosos para el organismo. Se trata de un alimento parecido al lichi, con un sabor similar y un alto contenido en antioxidantes.

A pesar de ello, su consumo sin las precauciones adecuadas puede generar problemas de salud, debido a la toxicidad de algunas de sus partes no comestibles. No tengas miedo y anímate a experimentarla tomando los recaudos del caso, tal como lo explicamos.

Te podría interesar...
Batidos de frutas y yogur: ¿por qué prepararlos?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Batidos de frutas y yogur: ¿por qué prepararlos?

Los batidos de frutas y yogur son preparaciones que pueden aportar beneficios para la salud cuando se consumen de la forma indicada.



  • Carr AC, Maggini S. Vitamin C and Immune Function. Nutrients. 2017 Nov 3;9(11):1211
  • Hartman RE, Ross DM. Effects and mechanisms of actions of phytochemicals on Alzheimer's disease neuropathology. Front Biosci (Elite Ed). 2018 Jan 1;10:300-333.
  • Christodoulides S, Dimidi E, Fragkos KC, Farmer AD, Whelan K, Scott SM. Systematic review with meta-analysis: effect of fibre supplementation on chronic idiopathic constipation in adults. Aliment Pharmacol Ther. 2016 Jul;44(2):103-16.
  • Ndam, A. Ndjitoyap, C. Melchior, and P. Ducrotté. "Estreñimiento." EMC-Tratado de Medicina 22.3 (2018): 1-8.