Receta de tamales caseros

Los tamales se pueden rellenar con un gran número de ingredientes, pero el resultado siempre es un plato delicioso y nutritivo.
Receta de tamales caseros
Eliana Delgado Villanueva

Escrito y verificado por la nutricionista Eliana Delgado Villanueva.

Última actualización: 28 abril, 2023

Existen tantas recetas de tamales caseros como gastronomías regionales en los países del centro y el sur del continente americano. Incluso cada familia puede tener sus trucos y aderezos personales, que los convierten en platos únicos.

En cualquier caso, y para los que no conocen este manjar, se trata de una masa de maíz rellena con ingredientes tanto dulces como salados, que se cuece envuelta en una hoja de plátano.

Si te gusta la cocina y quieres pasar un buen rato, sigue leyendo y descubre paso a paso cómo hacerlos en casa. Te aseguramos que el resultado final merece la pena.

Qué son los tamales y cómo se preparan

Los tamales son un plato típico de América Central y del Sur. De acuerdo al diccionario Larousse de Gastronomía, su origen es muy antiguo y se encuentran referencias de su existencia desde la época precolombina.

En general, se puede definir como una masa de maíz rellena de diferentes ingredientes y envuelta en una hoja de plátano (o del mismo maíz), donde se acaba de cocer.

Al ser un plato típico de la alimentación regional de muchos países, las variables y las formas de prepararlo son múltiples. Así, dependiendo de la procedencia (Colombia, México, Honduras, Bolivia, Guatemala o Ecuador, entre otros) podemos encontrar diferentes rellenos, salsas, masas e, incluso, formas de envolverlo.

En el interior, la pasta de harina de maíz se puede acompañar de ingredientes dulces o salados. Entre los más habituales se pueden citar los siguientes:

  • Carne de pollo, de res, de cerdo o de gallina.
  • Cebollas, guisantes, tomates, patatas, ajos, zanahorias.
  • Huevos cocidos.
  • Hierbas y especias para condimentar.

Los tamales dulces se preparan con masa de maíz azucarada y rellena de frutas, miel, mermelada o membrillo. Algunos también pueden incluir pasas, cacahuetes o nueces.

Sin duda alguna, el atractivo de esta preparación reside en su presentación y en la delicia de los ingredientes del relleno. Una vez abiertos, se pueden servir en un plato o comerlos en la misma hoja que se ha usado para envolver.



Receta de tamales caseros

tamales caseros
Los tamales se acaban de cocer envueltos en hojas de plátano.

Para cocinar una receta de tamales caseros es necesario tener todos los ingredientes a mano y un poco de paciencia. Se trata de un plato elaborado que requiere de diferentes preparaciones (la masa, la salsa, el relleno y la cocción) pero todas son sencillas y muy fáciles de seguir con los pasos que detallamos a continuación.

Ingredientes

Para el caldo y el pollo

  • 500 gramos de carne de pollo (mejor las pechugas).
  • 1 cebolla mediana.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 hoja de laurel.
  • Agua.
  • Sal y pimienta al gusto.

Para la masa

  • 200 gramos de manteca de cerdo.
  • 500 gramos de harina de maíz.
  • 1 cucharadita de polvo para hornear.
  • Una pizca de sal.
  • 500 mililitros de caldo de pollo.
  • Hojas de plátano.
  • Hilo para cocinar.

Para la salsa del relleno

  • 1 cebolla.
  • 3 o 4 tomates.
  • 1 diente de ajo.
  • 3 chiles serranos.
  • Agua.
  • Una pizca de comino.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • 4 cucharadas de aceite de oliva.

Preparación

  • En primer lugar, es necesario preparar el caldo de pollo. Para ello coloca en una olla grande el pollo, la cebolla, los dos dientes de ajo y el laurel. Cubre con agua suficiente y salpimienta al gusto. Deja hervir a fuego bajo durante media hora.
  • Pasado este tiempo, cuela el líquido y resérvalo todo para usarlo después.
  • A continuación sigue preparando la salsa del relleno. Empieza por lavar y cortar el tomate en dados. Después pela y corta la cebolla y ponlos a sofreír en una cazuela con el aceite y el ajo. Añade el chile, cubre con un poco de agua y deja cocer durante unos 15 minutos a fuego medio.
  • Cuando ya esté guisado, sazona con sal, pimienta y comino. Luego mezcla bien los ingredientes e introdúcelo todo en un vaso de batidora. Tritura hasta que quede una salsa homogénea. Vuelve a meter en la cazuela y cocina junto con el pollo desmigado durante 5 minutos para que se integren todos los sabores. Apaga el fuego y reserva.
  • La última elaboración en esta receta de tamales caseros es la preparación de la masa. En este caso, calienta la manteca de cerdo en un cazo, para que quede más manejable. Acto seguido, ve agregando la mitad de la harina de maíz poco a poco y sin dejar de mezclar. Después, añade 250 mililitros del caldo de pollo que tenías reservado y sigue trabajando la masa. Tiene que quedar todo bien integrado.
  • Repite estos pasos con el resto de la harina y de caldo. Por último, añade la sal y la levadura o polvo de hornear. La consistencia final tiene que ser húmeda, pero que se pueda manejar. Si es necesario (porque está muy seca), añade un poco más de caldo.
Tamales
La masa de maíz rellena de carne y verduras es la parte comestible de los tamales. Se puede servir acompañada de salsa u otros condimentos.

Cocción final

En este momento ya están las tres elaboraciones a punto. Tan solo queda rellenar los tamales y dar la última cocción. 

  • Toma una hoja de plátano (bien lavada) y agrégale dos cucharadas de masa de maíz. Extiende y coloca encima otra cucharada de salsa con pollo.
  • Envuelve todo el contenido con la hoja (como si fuera un regalo) y cierra con el cordel de cocina. Repite esta operación hasta acabar con toda la masa.
  • Los tamales se pueden cocer al vapor o hervidos en una olla grande. Sea cual sea el método elegido, deben permanecer unos 50 minutos al fuego.

Pasado este tiempo, ya estarán a punto y listos para comer. Para ello, es necesario abrir el envoltorio. La parte comestible es la masa de maíz rellena. Esta se puede aderezar con un poco más de pollo con salsa o cualquier otro aderezo al gusto.



Otros consejos para preparar la receta de tamales caseros

Como has podido comprobar, los tamales son un plato elaborado, pero que no representa una gran dificultad. Tan solo hay que seguir cada paso con detalle y asegurarse que los «paquetes» quedan bien atados. De este modo, evitamos que la masa se escape o desparrame en el momento de la cocción.

Recuerda que esta versión que hemos ofrecido es tan solo una de las muchas opciones. En su lugar, puedes usar la carne, las verduras y las especias que más te gusten o que tengas a mano.

En sus países de origen, los tamales se comen en cualquier momento del día. No obstante, al tratarse de un plato un poco contundente, quizás es mejor evitarlos en la cena para prevenir posibles dificultades digestivas.

Además, debido al uso de la manteca de cerdo en una cantidad considerable, es preferible preparar este plato con moderación. Como señalan desde la Asociación Americana del Corazón, un consumo excesivo de grasas saturadas puede ser perjudicial para el corazón.

Más allá de este apunte, se trata de un plato completo que aporta tanto hidratos de carbono como proteínas. Se puede acompañar de una ensalada o de una macedonia de frutas de postre.

Disfruta con esta deliciosa receta de tamales caseros

Preparar platos típicos del propio país o de otras regiones es una actividad que puede resultar muy placentera y una forma de viajar a través de la gastronomía.

En esta ocasión, os hemos contado como preparar tamales, una receta típica del continente americano que ya se disfrutaba en la época prehispánica.

Esta cuenta con un buen número de pasos, aunque la mayoría son de fácil elaboración. Por este motivo, te animamos a cocinar junto a la familia o amigos y pasar, así, un buen rato entre fogones.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.