Receta de gazpacho de melón: fácil y rápida

05 Abril, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por Nutrición y Dietética Anna Vilarrasa
Gracias al melón, el gazpacho adquiere un tono dulce que combina muy bien con el resto de los ingredientes. Un sabor único y original que, sin dudas, sorprende a todos.

El melón es una fruta de verano muy ligera y refrescante. Pero aparte de comerlo como postre o como un tentempié saludable, también sirve para cocinar algunos platos, como por ejemplo un refrescante gazpacho de melón.

Conozcamos en este artículo la receta y los secretos de su preparación. Además, veremos los beneficios de esta fruta para la salud.

La receta de gazpacho de melón

Existen pocos platos tan sencillos de preparar como un gazpacho. Una de las sopas de verano por excelencia, ideal para refrescar y aprovechar todos los nutrientes de los vegetales.

Es típico de la zona sur de España y Portugal y en su versión original se prepara con tomate, pepino y pimiento como principales ingredientes. Aunque en cada región e incluso en cada casa existe una forma única y particular de hacerlo.

En los últimos años, el boom de esta receta tan rápida y fácil de preparar ha originado otras variantes con aguacate, cerezas, sandía y el mismo melón. Este último es el protagonista de la receta que presentamos aquí.

El gazpacho de melón es un plato ideal para hacer un entrante ligero o para refrescarse de forma nutritiva en pleno verano. Otra forma de aprovechar esta fruta tan saludable que, además, le aporta un sabor especial.

Lee más: Cómo preparar un buen gazpacho andaluz

Ingredientes necesarios para 2 raciones de gazpacho de melón

  • 1 diente de ajo.
  • 375 gramos de pulpa de melón.
  • 1 pimiento verde italiano pequeño. 
  • 1/2 rebanada de pan de molde (opcional).
  • 2 o 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • 1/2 cebolleta.
  • Una pizca de sal y otra de pimienta blanca molida.
  • 1 pepino.

Las cantidades de cada ingrediente se pueden ajustar al gusto de cada uno. También el punto de sal y pimienta o innovar con la incorporación de alguna otra especia o hierba fresca.

Melón para preparar gazpacho.
El melón es una fruta ligera y fresca para los climas calurosos, por lo que resulta refrescante en las preparaciones.

Paso a paso en la cocina

  1. En primer lugar, pelar el ajo y retirar el germen del interior para que su sabor sea un poco más suave. Si no gusta mucho el ajo, introducir la mitad y añadir el resto más tarde.
  2. A continuación, pelar la cebolleta y cortar en cuartos. Lavar y cortar el pimiento y hacer lo mismo con el pepino pelado.
  3. Cortar el melón en trozos grandes. Introducir todos los ingredientes en un vaso de batidora o bol. También es el momento de agregar el pan de molde si se desea una textura un poco más espesa. Salpimentar y triturar.
  4. Agregar el aceite de oliva y volver a batir para obtener una textura lo más homogénea posible. Para ello es preferible hacerlo a máxima potencia durante unos 2 minutos.
  5. Probar y ajustar la combinación de todos los ingredientes. En principio, no es necesario añadir agua a la preparación, pues el melón es una fruta que ya aporta suficiente cantidad.
  6. Reservar en la nevera por lo menos 2 horas para que se enfríe y servir fresco. Si se prepara de un día para otro se intensifican los sabores.

En el momento de servir el gazpacho de melón se puede decorar con unas lascas de jamón serrano crujientes, unos dados de pan tostado, huevo duro rallado o algunas verduras picadas finas (pepino, pimiento o cebolleta).

Es ideal para ofrecer como entrante o bien como un primer plato suave y fresco. Así, es otra forma original de llenar el menú con más frutas y vegetales.

Propiedades del melón

El melón (Cucumis melo) es una planta de la familia de las cucurbitáceas. Se cultiva en casi todas las regiones con veranos secos y calurosos y existen un gran número de variedades, como el cantaloup, el piel de sapo, el melón amarillo o el galia.

Aunque pueden variar en cuanto a sabor y dulzor, en general todos tienen una composición nutricional parecida, gracias a la que se pueden destacar algunos beneficios para la salud.

Aporte de nutrientes

El melón está compuesto en un 90 % de su peso por agua, lo que lo sitúa como una de las frutas con más cantidad. Destacan también la vitamina C y los folatos, algunos minerales como potasio y magnesio, así como carbohidratos en forma de azúcares, propios de la fruta.

Contribuye a la hidratación corporal

Debido a la cantidad de agua que aporta y también a la presencia de numerosos electrolitos. Por esto, es de especial interés en verano o después de hacer ejercicio intenso, cuando las pérdidas suelen ser más elevadas.

Regula la presión arterial

Las dietas con abundantes frutas y verduras son positivas para mantener estables los niveles de presión arterial. Como se apunta en un estudio publicado en el British Journal of Nutrition, esto podría deberse no solo a una reducción de la ingesta de sodio, sino al aumento de la presencia de otros minerales, como el calcio y el potasio.

Los datos son interesantes, pues la hipertensión arterial es una dolencia que afecta a un gran número de personas en el mundo. Y a día de hoy se reconoce como uno de los principales factores de riesgo para padecer enfermedad cardiovascular.

Antioxidante y protector de la vista

Los colores naranja y amarillo de algunas variedades de melón, como el cantaloup, indican la presencia de betacarotenos. Estos se encuentran en cantidades superiores a otras frutas, como los albaricoques, los melocotones, las naranjas o los mangos. 

Los carotenos son pigmentos que no solo dan color a los alimentos, sino que también tienen beneficios. Una vez ingeridos se convierten en vitamina A, que el cuerpo necesita para realizar varias funciones:

  • Antioxidante frente a los radicales libres que pueden dañar las células.
  • Correcto funcionamiento del sistema inmune.
  • Protección y mejora de la vista. Propiedad reforzada por la presencia de luteína y zeaxantina, dos antioxidantes reconocidos por su capacidad de prevenir la degeneración macular relacionada con la edad.
Hombre con problemas de vista.
Los betacarotenos son protectores visuales, evitando la aparición de algunas enfermedades oculares.

Mantenimiento de la estructura ósea

Además del calcio y de la vitamina D, otros nutrientes son necesarios para una óptima salud de los huesos. La pérdida de masa ósea se relaciona con problemas como la osteoporosis y una mayor prevalencia de fracturas y caídas.

Algunos estudios señalan la importancia de las vitaminas del grupo B como los folatos presentes en el melón. Bajos niveles de estos y de B12, junto con homocisteína elevada, se han relacionado con una baja densidad ósea y mayor riesgo de fracturas en personas mayores.

Descubre: Mitos y verdades sobre el melón

Preparar gazpacho de melón para disfrutar de un plato delicioso y saludable

Las frutas, en general, son alimentos saludables que aportan buenas dosis de vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes. Por esto, los expertos subrayan la importancia de añadirlas como postre o tentempié habitual.

Aunque también es interesante encontrar otras formas de introducirlas en las comidas. Una opción es el gazpacho de melón. Se conserva bien unos días en la nevera y se puede añadir la decoración justo antes de servir.

Así que si ya habéis tomado nota de la receta, llegó el momento de ampliar la variedad de sopas frías y disfrutar de este delicioso plato tan rico y nutritivo.

  • Fratoni V, Brandi ML. B vitamins, homocysteine and bone health. Nutrients. Marzo 2015. 7(4):2176-2192.
  • Hermansen K. Diet, blood pressure and hypertension. British Journal of Nutrition. Marzo 2000. 83 Suppl 1:S113-9.
  • Office of Dietary Supplements. Vitamina A. National Institutes of Health. U.S. Department of Health & Human Services.
  • Soomerburg O, et al. Fruits and vegetables that are sources for lutein and zeaxanthin: the macular pigment in human eyes. British Journal of Ophthalmology. 1998;82:907–910.
  • U.S. Department of Agriculture and U.S. Department of Health and Human Services. Dietary Guidelines for Americans, 2020-2025. 9a edición. Diciembre 2020.
  • Wang A, et al. Association of vitamin A and β-carotene with risk for age-related cataract: a meta-analysis. Nutrition. Octubre 2014. ;30(10):1113-21